El final no farmacológico del estreñimiento crónico

Es una solución no farmacológica ni invasiva para el estreñimiento crónico, un problema que afecta al 15% de la población.

image
Integrantes del equipo fundador de Mowoot

Lo que acaba de lanzar al mercado Mowoot es un dispositivo wearable que reproduce en el abdomen del paciente el mismo masaje terapéutico que reciben enfermos con alguna lesión cerebral o medular en el centro hospitalario. Ellos fueron el objeto de estudio inicial y la diana actual en el mercado.

Lo cuenta Markus Wilhelms, doctor en microbiología y CEO de Mowoot. “Hicimos la investigación en el Instituto de Neurorehabilitación Guttmann , en Barcelona, donde atienden a personas con algún daño cerebral adquirido y con lesión medular. Detectamos muchos problemas, pero el principal era el de estreñimiento crónico que acaban desarrollando el 80% de este tipo de pacientes y que, con el tiempo, deriva en incontinencia fecal. Mientras están ingresados, las personas con estas patologías reciben un masaje terapéutico profesional para estimular la actividad. El problema lo tenían al regresar al domicilio, dado que ni saben ni pueden darse el masaje, por falta de movilidad o de recursos para contratar los servicios de un terapeuta”. Tras varios meses de investigación en el Instituto lo que consiguió este equipo fue reproducir ese tratamiento manual para ir al baño desarrollando un algoritmo con los movimientos que luego trasladaron al dispositivo.

Con una puesta diaria durante 10-15 minutos, el paciente obtiene idénticos resultados que con el masaje. Se trata de un cinturón masajeador ajustable de menos de 300 gramos de peso y una consola para controlar su funcionamiento. Antes de lanzarlo al mercado, testaron el producto con 500 pacientes con cuya opinión han ido implementando el producto, como agrandar los botones del dispositivo para personas mayores o con parkinson.

Un mercado de 150 millones de personas

Una vez solucionado un problema grave para la salud y calidad de vida de este tipo de pacientes, entienden también que el producto diseñado es de impacto social teniendo en cuanta que el 15% de la población padece de estreñimiento crónico. “Eso son 150 millones de personas entre Europa y Estados Unidos. El mercado es gigante -dice Wilhelms-. La respuesta de las pharmas a este problema es la más sencilla, la recomendación de laxantes, pero todos sabemos que eso está bien sólo como solución ocasional, tras una enfermedad que nos tiene varios días en cama o para un viaje, pero no sirve para corregir el estreñimiento crónico porque el cuerpo se acostumbra”.

Aunque no existe un único criterio médico, la mayoría hablan de estreñimiento crónico cuando se va menos de 3 veces al baño a la semana. Markus Wilhelms habla de varias patologías asociadas a este problema, algunas graves, como la impactación fecal. Sin embargo, y pese a la recurrencia del problema, sigue siendo un tema tabú que a la gente le cuesta comentar porque lo ven como algo íntimo.

Del B2C al B2B

El dispositivo wearable, que distribuyen sus propios creadores a través de e-commerce, sale al mercado al precio provisional de 499€. En principio, tan sólo hay disponibles 100 unidades, realizadas casi de manera artesanal a cambio de que los pacientes que lo adquieran mantengan el contacto con el equipo para recibir feedback y la validación definitiva del producto. “Con estas 100 unidades queremos averiguar tres cosas: cuál es el mejor canal de marketing o de distribución, tipos de clientes que demandan el producto y saber si el precio es acertado o no”.

Una vez despejadas las dudas, la idea es acudir a una ronda de financiación para producir el dispositivo ya con un molde, lo que permitirá aumentar y abaratar la fabricación que se lleva a cabo en Barcelona, ciudad donde tiene su origen esta startup. Aumentarán, asimismo, el margen de beneficio y las vías para la distribución para dar el salto a un modelo de negocio B2B. En cuanto a la internacionalización, no la contemplan hasta 2017 con la vista puesta, en 2018, en EE.UU “que se supone que será nuestro mercado principal”.

Elegida como startup con gran potencial de crecimiento en la rama Bio por La Caixa, la compañía ha recibido el apoyo financiero de organismos públicos como Enisa, Neotec u Horizonte 2020, además del impulso de algún inversor privado, vía a la que quieren recurrir en esta segunda ronda.

Publicidad - Sigue leyendo debajo