Neceseres de diseño para diabéticos

En España, según datos de la Fundación para la Diabetes, 1,4 millones de pacientes están diagnosticados con esta enfermedad, cifra que algunas estimaciones elevan hasta 2,1 millones de españoles, si se le suman los enfermos que también la padecen pero que aún no han sido diagnosticados. Cada día, la mayoría de estas personas tiene que utilizar un medidor de glucosa y manejar jeringuillas de insulina, que vienen de fábrica en unas fundas de plástico, por así decirlo, poco atractivas. A una emprendedora estadounidense, fundadora de la empresa Stick Me Designs, se le ha ocurrido, sobre todo pensando en los enfermos más jóvenes, crear una colección de fundas de diseño, con colores y formas divertidas para llevar los dispositivos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo