¡Buena idea! Agua mineral con valores

Es una empresa social que comercializa agua mineral embotellada y cuyos dividendos se destinan a la ejecución de proyectos de agua potable para países en vías de desarrollo.

Más de 700 millones de personas carecen de agua potable en su día a día, por eso el compromiso de esta empresa es destinar el 100% de los dividendos obtenidos a ejecutar proyectos de acceso a agua limpia en países en vías de desarrollo. El compromiso es también medioambiental dado que el plástico que utilizan en sus botellas es 100% reciclado. Ello les ha servido para convertirse en “la primera empresa española” que ha obtenido la certificación con el sello de empresas sociales Social Enterprise Mark.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Antonio Espinosa de los Monteros (arquitecto), Luis de Sande (ingeniero de minas y MBA IESE) y Pilar Urbano (ingeniero industrial) son los fundadores de la marca Auara, vocablo extraído del idioma etíope Amárico que significa tormenta de arena en el desierto. Aprovecharon también la similitud fonética con la palabra agua en castellano. Antes de lanzar el producto, llevaron a cabo un estudio de mercado donde contemplaron no sólo la industria nacional del agua embotellada sino también la existencia de productos solidarios similares en otros países. Competencia había mucha y buena, pero no se amedrentaron. Para distinguirse del resto insistieron en la búsqueda de un diseño original, proceso que demoró 6 meses el lanzamiento de producto. El resultado es una botella de base cuadrada para optimizar el espacio en el transporte y el almacenamiento. Contribuyen así a reducir la huella de carbono. Destacar, también, que contaron con la colaboración de expertos de la talla de Borja Pascual y Javier Solano.

El reto ahora está en sobreponerse a la competencia y dar a entender en España el concepto de empresa social con un modelo de negocio diferente que explican así: “El modelo de negocio de Auara consiste en, a través de la venta de agua mineral, desarrollar una red de valor compartido entre clientes y colaboradores para un mismo fin: realizar proyectos de acceso a agua potable en países en vías de desarrollo, además de emplear un plástico 100% reciclado en la botella y concienciar sobre las crisis del agua que vivimos en el mundo. Convertimos un acto cotidiano como beber agua, en una buena acción. Tú bebes, otros beben”.

Renuncia a la internacionalización

Publicidad - Sigue leyendo debajo

En esta línea antes que hablar de clientes prefieren tratarlos de embajadores. “Para Auara son parte fundamental, no sólo porque es de donde vienen los ingresos sino también porque son la parte visible”. Para ampliar la base de clientes apelan también al compromiso de los distribuidores e intentan abrirse mercado en establecimientos de hostelería y en entornos corporativos con el foco puesto exclusivamente en el mercado español. El objeto de renunciar a la internacionalización es preservar el valor medioambiental que no podrían sostener en caso de acometer el transporte para las exportaciones.

Amparados por la Bolsa Social, Auara tiene abierta actualmente una campaña de recaudación de fondos al objeto de reunir la suma de entre 159.000 y 212.000€. Hasta el momento, la inversión ha sido de 315.000€ obtenidos a través de distintas vías. En cuanto a las previsiones de facturación esperan cerrar el año con un millón de euros apoyándose en las métricas obtenidas en 2016 (120.000€ en 4 meses). Destacar, finalmente, que aunque la marca empezó a comercializarse en agosto de 2016, atesoran ya numerosos hitos entre los que, por citar alguno, se encuentran el premio IPA Award al diseño de packaging sostenible y la finalización del primer proyecto social en Benín.

Publicidad - Sigue leyendo debajo