¿Te acuerdas de ‘Edu’, el niño de feliz Navidad? Ahora es un emprendedor

El impacto del anuncio de Airtel de “Hola, soy Edu, feliz Navidad”, condujo a su protagonista, Enrique Espinosa, a darse cuenta de que una buena publicidad puede marcar un antes y un después en la vida de una empresa. Hoy dirige su propia agencia: Ninja

image
Enrique Espinosa, en una imagen actual

El anuncio lo hizo Enrique Espinosa cuando tenía entre 6 y 7 años. De haberlo grabado hoy, con 27, se habría convertido en el anuncio más viral y veríamos a un ‘Edu’ que ha sustituido las gafas por las lentillas y habla por un smartphone plano, con la agenda de contactos incorporada, en lugar del armatoste que usaba entonces. Cuenta que al principio le hizo gracia, pero que acabó un poco harto de tanta broma y saludos por la calle. Para lo que sí le fue útil la experiencia es para darse cuenta de que una buena publicidad es capaz de marcar un antes y un después en la vida de una empresa así que, en 2016, fundó la suya propia, la Agencia Ninja, especializada en marketing digital y diseño web.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Enrique Espinosa es, además, CTO en Repara tu deuda a cuyos responsables conoció inicialmente como clientes. Esas son sus dos pasiones: el marketing y el mundo de la tecnología, por el impacto que ambas pueden producir en la gente. “No era mi primer anuncio, habría hecho otros 10 u 11, pero el de Airtel fue el de mayor impacto. Yo me preguntaba, cómo yo, siendo un niño normal, podía haber provocado ese lío, hasta que caí en la cuenta de que no era yo, sino el profesional creativo que había concebido la idea. El éxito era suyo”.

Desde entonces dice que su sueño ha sido ofrecer un buen servicio publicitario a los clientes conforme a sus necesidades, “ayudarles a crear una perspectiva de evolución y acompañarles en ese crecimiento”. Con sede en Barcelona, la Agencia Ninja ofrece también servicio de asesoría estratégica a empresas de todo el país habiendo conseguido, dice, que el 20% de los clientes que le llegan procedan de recomendación de otros.

Aunque no revela datos de facturación, asegura que la compañía es rentable. “Con eso ya es bastante porque vivir tu sueño y conseguir que sea rentable me parece suficiente”. No quiere decir con esto que no tenga ambición de expandir la empresa, sino que hay que ser cauteloso con los pasos que se dan. “No tanto por aversión al riesgo como por respeto a los clientes”. Dice que una de sus reglas antes de tomar una decisión es plantearse qué sucederá, si la toma, en los próximos 10 minutos, las próximas 10 horas y los próximos 10 años y la conclusión suele ser "que al lado del éxito está el miedo".

Además de emprendedor, Enrique Espinosa se ha convertido en un evangelizador de las criptomonedas o monedas virtuales de las que, está convencido, “han venido para quedarse”. Por ello es uno de los responsables de impartir los cursos de formación a los empleados de Repara tu deuda que optan por acogerse al pago de parte de la nómina en bitcoins.

Publicidad - Sigue leyendo debajo