Esto es lo que pasa cuando le preparas a tus amigos una cena con la maquinaria de tu empresa

Todo comenzó cuando Patxi Larumbe y Daniel Rico decidieron utilizar toda su mecatrónica (fresadoras de control numérico y sistemas de corte láser, entre otras máquinas) para ‘fabricar’ la cena para unos amigos que se sirvió en el casino principal de Pamplona.

“La sorpresa fue tan intensa entre los comensales que nos dimos cuenta que crear una herramienta para hacerlo, si tuviese un precio razonable, sería muy comercializable”, recuerda Larumbe, que ha gestionado varios restaurantes.
 A partir de esa experiencia gastronómica, comenzaron a diseñar una máquina “basada en nuestros conocimientos de diseño de máquinas de corte láser (que valen unos 80.000 euros) para conseguir
 una tecnología que, en el mercado costará mucho menos. En todo ese proceso creativo, nos hemos dado cuenta que una máquina como la nuestra será muy atractiva, no 
sólo por el tema culinario, sino porque permite, por ejemplo, a una familia 
con hijos hacer muchas cosas que hasta ahora no podían, como hacer bolsos, colgantes, herramientas de cocina, maquetas, trabajos escolares, de arquitectura, felicitaciones, adornos navideños, regalos para cumpleaños...”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Como señala Larumbe, aunque existen algunas impresoras que imprimen en chocolate y otras que lo hacen con viscosos, “nuestro equipo va mucho más allá, ya que es capaz de imprimir con chocolate y viscosos, además de imprimir en 3D con filamento, cortar, marcar y sinterizar con láser. Estas modalidades de trabajo la hacen extraordinariamente potente para conseguir los resultados finales que se pueden ver en nuestra web”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo