Estas son las startups que se rifa la industria del coche autónomo

La carrera de fondo por estar en primera posición del mercado de coche autónomo en el que han entrado Tesla, Uber o Google (a través de Waymo) junto con las firmas de automoción de toda la vida, pone al alza cualquier startup capaz de innovar en ese terreno. ¿Qué oportunidades hay en este mercado?

Hardware y software integrados

Es la madre del cordero de este negocio. Empresas que aspiran a desarrollar el concepto completo del coche autónomo. Aquí están Cruise, que opera en San Francisco desde 2013 y trabaja asociada a General Motors desde 2016 (dicen que por este acuerdo GM pagó mil millones de dólares). Se apoyan en cámaras, sensores y simuladores de prueba para garantizar que sus vehículos puedan responder a cualquier imprevisto. Sus coches se están probando en California, Arizona y Michigan. Zoox, otra de las pioneras en el sector. Opera desde 2014 y acaba de recibir una inyección de 250 millones de dólares para seguir captando talento. Quizás su principal diferenciación sea su concepto de transformar el diseño de los coches para garantizar la seguridad de los tripulantes en caso de colisión. Pony.ai, la versión china del coche autónomo que acaba de recibir una ronda de 112 millones de dólares. O Argo AI, el proyecto de coche autónomo impulsado por Ford.

Pero nos interesan más las startups de nicho. Y estas son algunas de las que más están llamando la atención:

Aurora, la movilidad como servicio

Una startup que apenas tiene dos años y que despierta pasiones. Desarrolla hardware, software y sensores para coches autónomos y ya ha firmado sus primeras colaboraciones con Volkswagen y Hyundai para ir más rápido en el desarrollo de sus productos. La gran ventaja de Aurora es que puede utilizar sus productos tanto en coches eléctricos como en los autónomos. De hecho, estarán en los Volkswagen que desarrollen estos dos conceptos. Pero si Aurora acapara tanto la atención es por el equipo que tiene detrás un ex Google de la división de coches sin conductor (Chris Urmson), uno de los principales responsables del desarrollo de coche autónomos de Tesla Motors (Sterling Anderson) y un directivo de Uber (Drew Bagnell). Y por una visión nueva del mercado del coche autónomo: la movilidad como servicio. Dicen que el futuro de la automoción va por ahí y no tanto por la venta de vehículos. Es más, algunos estudios apuntan ya a que en unos años habrá unos 12 usuarios de media por cada vehículo sin conductor.

Luminar Technologies Inc., visión nocturna y a gran distancia

Luminar Technologies desarrolla sensores para medir la distancia entre un objeto y el láser que lo detecta. Es una tecnología que ya existía en el mercado pero ellos dicen que los suyos son mucho mejores: pueden ver a más de 200 metros de distancia e incluso en la oscuridad. Dos mejoras claves para la industria del coche autónomo que pueden convertir a esta startup en una pieza muy cotizada.

nuTonomy, visión artificial y aprendizaje automático

NuTonomy trabaja en desarrollo de técnicas de visión artificial y aprendizaje automático de los coches autónomos. Productos que ayuden a mejorar la visión de los vehículos, el reconocimiento facial y corporal de personas y su capacidad para predecir el comportamiento de los demás usuarios que le rodean a través de la inteligencia artificial. Está considerada una de las 10 startups más innovadoras en Inteligencia Artificial y acaba de ser adquirida por la tecnológica Aptiv que trabaja también en el futuro de la movilidad.

AImotive, identificación de peatones

ComonuTonomy, trabaja en el desarrollo de tecnología para la identificación de peatones. AImotive acaba de recibir una inyección de 38 millones de dólares.

Nauto, inteligencia de datos de conducción

Fundada en 2015, Nauto basa su principal activo en el monitoreo y estudio de los conductores reales. Han desarrollado una tecnología multisensor que detecta colisiones y monitorea las maniobras arriesgadas del conductor en tiempo real. Los datos que recoge, pueden ser claves para la industria de la automoción actual y los futuros coches autónomos. Además de para el sector de los seguros. Acaba de recibir financiación por valor de 159 millones de dólares.

Publicidad - Sigue leyendo debajo