¿Es un buen negocio vender lentillas de uso diario online con un modelo de suscripción?

Lentillas de uso diario por internet, un 50% más baratas que sus competidores y con un modelo de suscripción para fomentar la recurrencia. Es el modelo que propone la española Loopas.

image
Kike de Mateo, Daniel Marcos y Juan Montero, fundadores del proyecto.

Se llama Loopas y es una startup española que se ha propuesto cambiar la forma en la que los usuarios de lentillas compran este tipo de productos. Las ofrecen online y sin intermediarios, para ajustar al máximo el precio que se paga por ellas –la mitad de lo que cuestan lentillas de similar calidad en canales tradicionales–. Además, ofrecen un servicio de suscripción para que quienes ya conocen su graduación puedan recibir cada mes sus lentillas de uso diario.

¿Por qué una óptica online que solo vende lentillas de uso diario? “Pensamos que existe una gran oportunidad en el mercado de lentes de contacto ya que se trata de un mercado atractivo, en plena expansión y con gran potencial de mejora para el usuario final. Desde hace unos años, se observa un trend muy marcado que muestra un aumento a nivel global en la utilización de lentes de contacto, especialmente entre la población más joven. Y existe una asimetría muy grande en el canal de venta, que sigue siendo mayoritariamente el canal físico tradicional a diferencia de otras industrias. Además, se trata de un sector muy intermediado, en el que hay muchos usuarios y usuarios potenciales que no pueden permitirse acceder a lentillas diarias de calidad debido a los altos precios que tienen en el canal tradicional. Por lo tanto, desde Loopas queremos ofrecer a los millones de usuarios de lentillas diarias una alternativa de calidad, con precio más asequible que en canales tradicionales y con la comodidad de poder recibirlo todos los meses sin tener que preocuparse”, explican sus fundadores.

Recurrencia y fidelidad

Loopas busca la recurrencia y la fidelización del cliente a través de un servicio de suscripción que permite obtener cada mes un par de lentillas diarias por 30 euros, con un período de prueba gratuito de 15 días). “Optamos por el modelo de suscripción mensual por la naturaleza del producto. Las lentillas diarias se utilizan largos períodos de tiempo –a veces toda la vida– por lo que suscripción recurrente permite a nuestros clientes olvidarse de tener que acudir mes tras mes a un establecimiento físico a comprar sus lentillas”, comentan.

Especialistas en lentillas y además sólo en lentillas diarios, “ya que son mucho más higiénicas, cómodas y beneficiosas para el ojo a largo plazo”, apuntan. Eso sí, sus clientes no están obligados a comprarlas a diario. “En ese sentido, modificamos la frecuencia y fecha de los envíos para adaptarnos a cada caso”.

La empresa tiene detrás una financiación de 350.000 euros y aspira a convertirse en el referente mundial de lentes de contacto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo