Llega la inspección profesional de viviendas

En España, la figura del inspector de viviendas brilla por su ausencia. En Estados Unidos es una profesión oficial con demanda: ningún comprador de una vivienda de segunda mano realiza la operación de compra sin contar con una inspección profesional. En Inglaterra, por ejemplo, los bancos exigen siempre este tipo de inspecciones antes de conceder una hipoteca.

image
Raúl López y Mercedes González han introducido un negocio desconocido en nuestro país.

¿Por qué no también en España? ¿Por qué no ofrecer este servicio? ¿Por qué no tratar de cambiar la cultura inmobiliaria? Con este punto de partida, Mercedes González y Raúl López decidieron montar Inspector Immobilis, la primera empresa española especializada en inspección profesional visual de viviendas. Su trabajo es comprobar e informar sobre exteriores e interiores (seguridad, carpintería, albañilería, fontanería, electricidad, gas, entre otros).

“Al comprador del inmueble le aporta una información valiosa sobre el estado de la vivienda y sus instalaciones, ya que ésta va a ser probablemente la mayor inversión que va a realizar en su vida”, apunta González.

“Para el vendedor, por su parte, supone ofrecer al cliente un inmueble con un informe objetivo sobre el estado en el que se encuentra. Y esto le va a permitir justificar el precio al alza o a la baja y dar transparencia a la operación”, comenta López. Argumentos que también son válidos en operaciones de alquiler.

www.inspectorimmobilis.com

Publicidad - Sigue leyendo debajo