Speedcity permite simular experiencias en monoplazas

Desde que eran pequeños, los hermanos Ozgun –Ali, Canan y Ahmet– demostraron tener debilidad por el mundo automovilístico. “El primer dinero que ganamos fue limpiando coches”, explica Ali Ozgun, fundador junto a sus hermanos de Speedcity, un local que ofrece a los clientes simuladores muy potentes de rallye y Fórmula 1.

“En 1995, cuando volvimos a Turquía, tras nuestra formación en EEUU, empezamos en televisión construyendo simuladores para diferentes programas relacionados con el mundo del motor y pensamos que era una tontería no sacarles mayor provecho”, asegura Ali. Tardaron más de año y medio en encontrar la localización perfecta para abrir las puertas de Speedcity y, mientras que lo buscaban, no paraban de construir nuevos simuladores: “Comprábamos coches de verdad, los destripábamos y los convertíamos en simuladores”, cuenta este emprendedor. Para cuando Speedcity vio la luz habían invertido casi 700.000 euros, “afortunadamente no de golpe, pero estábamos tan justos de dinero que nosotros mismos tuvimos que decorar el local”, añade.Las carreras de coches es uno de los deportes que cuenta con más aficionados, pero menos practicantes. “Ofrecemos la posibilidad de experimentar lo que sienten los pilotos de carreras, sin tener que correr ningún riesgo y a un precio muy competitivo”, explica. Tienen clientes de 6 a 70 años; el local está abierto todo el día y las sesiones están dividas según las edades (niños por la mañana, adolescente por la tarde y adultos por la noche). Además de la experiencia de conducir un coche, Speedcity cuenta con un restaurante en el que se puede degustar el menú sentado en un coche de carreras y una tienda en la que se puede adquirir merchandising de distintas marcas.

Eventos para empresas
También ofrecen sus instalaciones para eventos de empresa: “Traen a sus empleados para que se conozcan mejor ya que nuestros simuladores son una extraordinaria herramienta para trabajar en dinámicas de grupo”.Speedcity ha conseguido hasta ahora unos ingresos de casi 800.000 euros anuales.

www.speedcity.org

Publicidad - Sigue leyendo debajo