Cuddledry confecciona toallas cómodas y seguras para bebés

Para Helen Wooldridge y Pollo Marsh, la aventura empresarial comenzó cuando después de una fiesta infantil estaban bañando a sus hijos y comentaron lo difícil que era sacar a un bebé del baño y envolverle en la toalla.

Realizaron varios diseños caseros con retales hasta conseguir el primer prototipo de Cuddledry: una toalla-delantal fabricada en algodón orgánico que se cuelgan los padres alrededor del cuello, permitiéndoles tener las manos libres para sacar al bebé del baño sin correr el riesgo de que se les escurra. “Para comenzar invertimos 11.000 euros y luego otros 37.000 más, provenientes de inversores privados”, recuerda Helen Wooldridge. En octubre de 2006, lanzaron su producto al mercado y, sólo un mes más tarde, ya se vendía en la cadena Mothercare. “La verdad es que habíamos hecho un estudio de mercado y habíamos descubierto que no había nada como Cuddledry, pero nunca pensamos que las cosas iban a ir tan deprisa. Tras llevar el producto a una feria para darlo a conocer, la comercialización fue rapidísima”. Actualmente se distribuye a través de las principales cadenas comerciales, tiendas independientes y tiendas on line, no sólo en el Reino Unido, sino también en una docena de países. Durante el primer año, vendieron más de 10.000 toallas, con unos ingresos de 164.500 euros y, para este año, prevén superar con creces los 316.000 euros.

Ahora están dando los últimos toques a una línea de baño para mascotas, que esperan lanzar a finales de año.

www.cuddledry.com

Publicidad - Sigue leyendo debajo