El apartamento

image
La inversión inicial fue de 60.000 euros.

Cuando entras en El Apartamento se diría que vas a darte de bruces con Jack Lemmon. La tienda, que debe su nombre a la famosa película del mismo nombre, es como un viaje en el túnel del tiempo: papeles pintados, motivos psicodélicos, cortinas pop, lámparas naranjas, tocadiscos… El local está especializado en arte decorativo de los años 50, 60 y 70. Adelina del Álamo montó este establecimiento hace seis años. “En mis viajes al extranjero me di cuenta de que había poca oferta de este tipo de tiendas en España”, comenta. El Apartamento cuenta con tres líneas de negocios: la venta de mobiliario, el alquiler del mismo y el diseño de interiores. ¿Sus clientes? Desde personas mayores a gente de 30 y 40 años.

www.elapartamento.biz

Publicidad - Sigue leyendo debajo