Cómo aplicar a Lanzadera, la aceleradora de Juan Roig

Si quieres emprender desde cero o tienes un proyecto ya creado de cualquier tamaño, te ayudarán a coger el impulso para salir de la crisis

Aplicar a Lanzadera, la aceleradora de Juan Roig

Lanzadera, la aceleradora de startups de Juan Roig, se ha reorganizado ampliando su radio de acción, llegando tanto a desempleados que quieren emprender desde cero como a empresas Scale Up, de gran tamaño. Lo hace, además, simplificando el proceso de inscripción a su programa.

Juan Roig ha dado un vuelco a su aceleradora, Lanzadera, para iniciar una etapa mucho más ambiciosa. Una etapa en la que contará con más presupuesto (inyectará 10 millones de euros al año), más recursos para acoger todo tipo de emprendedores y proyectos y con una idea fija por delante: apoyar el empleo y a las empresas sin ponerse límites.

“Lanzadera nace tras una crisis económica con una misión muy clara: impulsar la economía, fomentar el emprendimiento, ayudar a consolidar empresas con un modelo de gestión y fomentar el empleo. En estos momentos en que todo ha cambiado de nuevo, tenemos que volver a renacer y lo queremos hacer sin olvidar estos 7 años de experiencia, en los que nos hemos equivocado mucho, hemos aprendido y nos ha tocado dar muchas bordadas”, explica su director general, Javier Jiménez.

“Ahora, nuestra apuesta tiene que ser mucho más fuerte. Hemos decidido que no es momento de ponernos límites. Y nos hemos quitado los que teníamos. Nuestra nueva etapa llega con mucha fuerza para impulsar un mayor abanico de empresas, de otros lugares, con más financiación, y con un ecosistema capaz de generar más oportunidades de negocio”, añade.

Un sólo programa con más fases

En esta nueva etapa la gran novedad de Lanzadera es que ha fusionado sus programas anteriores en uno solo, que cuenta con nuevas y distintas fases de apoyo al emprendimiento.

La fase Start tiene el objetivo fundamental de facilitar la reinserción laboral en el mercado a través del emprendimiento. Es la fase ideada para ayudar a personas con mentes inquietas, que se hayan visto afectadas por la crisis, y que puedan ver en el emprendimiento una salida laboral y una oportunidad para cumplir sus sueños. Aquí pueden aplicar, incluso, personas que no tengan una idea de negocio propia.

La fase Traction está orientada a proyectos que o bien ya tienen el MVP listo para lanzar al mercado o bien lo acaban de hacer y están recogiendo sus primeras métricas.

La fase Growth está diseñada para que empresas con facturación recurrente y equipo formado puedan asumir nuevos retos que lleven a su empresa a otra dimensión. “Es la fase que se correspondería con nuestro antiguo Programa Lanzadera”, precisa Javier Jiménez.

Y, finalmente, la fase Scale Up es otra de las grandes novedades. “No llegábamos a todo tipo de empresas. Nos faltaba apoyar a las de un escalón más, a las que en este momento están completamente del revés intentando solventar todos esos problemas que se les han venido encima. Es la fase perfecta para las empresas que tienen una gran facturación recurrente, un modelo de negocio probado y rentable, pero que necesitan nuevos compañeros de viaje para abordar grandes metas ante diversos escenarios, como superar la crisis del Covid-19 o iniciar la internacionalización”, explica.

Los proyectos elegidos podrán recibir desde ayudas de hasta 4.000 euros brutos (en forma de donativo) como financiación por valor de 500.000 euros, dependiendo del estado en el que se encuentren. “En cada caso nos ajustaremos a las necesidades concretas de cada empresa y ayudaremos a invertir esta financiación con cabeza para que vuestra empresa sea sostenible en el tiempo. Dejamos así fuera otro de nuestros antiguos límites. Hasta ahora ofrecíamos financiación de hasta 200.000 euros; ahora se podrá recibir hasta 500.000 euros”, indica el director general de Lanzadera.

Además, la aceleradora impulsada por Juan Roig introduce otra novedad para facilitar oportunidades de negocio, atraer talento y generar innovación con el objetivo de convertir Marina de Empresas en un hub de emprendimiento abierto y de referencia a escala nacional: Lanzadera Space, iniciativa que implica la apertura de parte de sus 9.000 metros cuadrados de instalaciones al ecosistema emprendedor, lo que multiplicará el flujo e intercambio de conocimiento y experiencia más allá de las empresas participantes en el programa.

Para ello, ha habilitado espacios a inversores, a partners tecnológicos y a las grandes empresas con las que se mantienen firmados acuerdos Corporate para que puedan tener sus propias oficinas en el edificio. Como ocurre con Playstation, que desde 2017, cuenta con su espacio en Lanzadera para el PSTalents Camp de Valencia, donde aceleran estudios de videojuegos.

Cómo estar entre los elegidos

El proceso para presentarse al programa es muy similar a la anterior etapa, pero a la vez muy diferente. “Hasta la fecha, cada emprendedor elegía el programa que creía que más le encajaba para su negocio. Era genial, pero tenía un gran problema: contábamos con un gran número de programas y no siempre el emprendedor sabía cuál era el que iba a lanzar su negocio con más fuerza. Ahora, ya no tendrán que elegir a qué programa se presentan porque con un sólo formulario tendrán la opción de ser evaluados”, explica Javier Jiménez.

“Con los datos que nos faciliten en el formulario haremos match con la etapa de maduración y los retos de innovación que más se ajusten a cada proyecto y que mejor puedan ayudar a conseguir sus objetivos. A partir de ahí, nuestro equipo de selección evaluará en detalle la candidatura y empezará a contactar con los elegidos para hablarles de los siguientes pasos”, asegura.

Acceso a programas Corporate

Otra novedad de esta nueva etapa es el acceso a grandes empresas. Antes, si se quería ser evaluado por una gran empresa para un reto Corporate, era necesario presentarse a su candidatura. Con la reorganización, rellenando ese formulario único en el que se detallan las áreas de innovación en las que se esté trabajando, todas las Corporates con los que se haga match podrán evaluar el proyecto.

“Si una de estas grandes empresas selecciona un proyecto y el emprendedor está interesado, se podrá desarrollar un piloto. El equipo emprendedor recibirá un asesoramiento completo en toda la parte de desarrollo de producto. Además, podrá tener como posibles clientes a varias empresas con las que tenemos acuerdos Corporate a la vez”, apunta Javier Jiménez..

Programas semipresenciales

Los programas se desarrollarán en las instalaciones de Marina de Empresas, en el puerto de València. “Para los que estén cerca, nos veremos a diario por aquí, pero para los que no, como sabemos que ahora no es tan fácil desplazarse a una nueva residencia en otra ciudad, los programas serán semipresenciales en todas sus fases. Combinaremos las sesiones en Marina de Empresas, donde los emprendedores podrán disfrutar de cada metro cuadrado, con sesiones online para que nuestra ayuda llegue a donde no llegaba antes”, finaliza Javier Jiménez.