Diez oportunidades en las que emprender cuando se acabe el Covid-19

Con gran parte de la población ya vacunada, empieza a ser hora de plantearse nuevos emprendimientos una vez dejemos a un lado la crisis sanitaria ocasionada por el Covid. Estas son algunas de las oportunidades de negocio que se presentan.

Oportunidades de negocio

1.-Ciberseguridad

El salto al teletrabajo y casos tan notorios como el ciberataque sufrido por empresas como Colonial han dejado claro a las empresas que el tema de la ciberseguridad debe ser ya una prioridad. Oportunidades de negocio hay tantas como cualquier brecha que exista en esta materia, desde firewalls, backups o VPN.

Otra buena noticia son los 224 millones de euros anunciados por el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) de Compra Pública Innovadora en materia de ciberseguridad en el que será el mayor impulso al sector mediante este formato a nivel europeo. 

2.-Recarga del coche eléctrico

El éxito de Wallbox con su sistema de cargadores para coches eléctricos e híbridos pone de manifiesto la tremenda oportunidad de negocio que se abre en este campo. Wallbox, según informaba su CEO, Enriq Asunción, en otro medio, ha instalado ya más de 100.000 cargadores en más de 67 países.

Teniendo en cuenta la previsión de un crecimiento progresivo de la venta de coches eléctricos en España y el plan de incentivos articulado por el Gobierno de la nación con un total de 400 millones de euros que se repartirán en forma de ayudas directas para la movilidad eléctrica y para la infraestructura de carga, se trata de buscar soluciones de almacenamiento de energía eficaces y sostenibles.

3.-Teletrabajo

Está por ver si al final el teletrabajo ha llegado para quedarse o fue solo un espejismo de la pandemia. Los datos actuales hablan ya de un descenso notable del teletrabajo, casi la mitad que el año pasado. No es que la productividad se haya resentido con su práctica, pero sí que muchas empresas y también empleados, empiezan a decantarse por una fórmula mixta que combine las jornadas laborales en casa con las de la oficina. Ante esta perspectiva continúan siendo necesarias las herramientas que faciliten el trabajo en remoto y su seguridad por lo que las empresas deberán seleccionar un buen proveedor de este tipo de servicios. 

Por citar algún ejemplo, se puede hablar de Oomnitza, una plataforma que ayuda a las empresas de forma remota a mantener seguros y en óptimo estado todos sus activos: software y hardware (hardware de usuario final, SaaS, infraestructura de red, servicios de nube virtual, dispositivos minoristas, máquinas de atención médica, etc.). 

También para aquellos que no acaban de fiarse de su equipo y temen que se despisten con otras tareas en el horario laboral existen soluciones como la de Sesame, una herramienta diseñada para controlar el horario de la jornada. Asimismo, Woffu es una startup especializada en la optimización de la gestión del tiempo de los empleados.

4.-La formación continua

No solo los empleos para toda la vida van a desaparecer sino también numerosas áreas de la actividad laboral. Hay quien afirma que las nuevas generaciones van a tener que reinventarse hasta 7 veces a lo largo de su trayectoria profesional y para ello son claves la mentalidad y la formación. La otra paradoja es que más del 60% de las empresas afirman no encontrar el talento que necesitan, circunstancia que algunos atribuyen a la grieta que existe entre la formación y las capacidades que demanda el mercado de trabajo.

Ante este panorama, no paran de surgir empresas con soluciones que prometen un rápido encaje entre la formación y el mercado laboral, la mayoría de ellas basadas en el e-learning. Las enseñanzas son de todo tipo, desde el desempeño de profesiones digitales hasta cualquier oficio o emprendimiento. En torno a esta necesidad surgen oportunidades de negocio no solo para los formadores especializados, sino también en la creación de plataformas con contenidos multimedia, creación de comunidades o la creación de nuevas herramientas digitales, entre otras.

5.-Entretenimiento e industria cultural

Antes de la pandemia, la industria cultural representaba en España el 3,2% del Producto Interior Bruto (PIB). Tras dos años de parón, el porcentaje ha disminuido pero todo apunta a una eclosión de esta industria, aunque sea reinventada, al objeto de hacerla más competitiva y resiliente de cara a la situación actual y futura. Cierto que los contenidos de entretenimiento crecieron de manera desorbitada con el confinamiento, pero de ello se beneficiaron solo algunas grandes plataformas como Netflix, Movistar+, o YouTube.

Pero no todo tiene por qué ser audiovisual. Ahora toca recuperar las artes escénicas, la música, el mundo del libro, el cine, la vuelta a los museos, a las salas de exposiciones, a recuperar el patrimonio…Tecnologías como la Realidad Virtual o Aumentada pueden convertirse en grandes aliados para la modernización del sector. También puede ser útil recurrir a otras formas de comunicar con el público joven, como hizo la galería Uffizi  con su desembarco en TiKToK iniciativa a la que poco después se unió el Museo del Prado.

Tampoco se trata solo de una transformación digital sino también de la creación de empresas tractoras que involucren a los distintos agentes y sean capaces de traspasar las fronteras nacionales. Para ello hace falta generar sinergias entre empresas e instituciones y olvidarse de los personalismos.

6.-La telemedicina

Obviamente, la telemedicina no consiste en que el médico llame al paciente por teléfono, le diagnostique en función de lo que le cuenta y le mande un tratamiento sin verle ni hacerle pruebas. Esto puede servir para actuaciones menores y muy protocolizadas, pero no siempre vale para una enfermedad de mayor envergadura. No obstante, existen ya en el mercado plataformas de telemedicina que posibilitan un diagnóstico a distancia en terrenos como la radiología, la cardiología, la oftalmología o la dermatología, y que facilitan, además, el seguimiento de tratamientos.

La startup española Legit Health, por ejemplo, ha lanzado una aplicación capaz de identificar hasta 232 patologías cutáneas. Sus algoritmos clasifican automáticamente las lesiones con solo ver imágenes y pequeñas Patient Reported Outcome Measures (PROMs) o medidas de resultado informadas por el paciente. Softwares, desarrollo de apps médicas, programas de gestión de consultas o herramientas de comunicación entre equipos médicos o con los pacientes, son solo algunos nichos que pueden presentar una oportunidad de negocio.

7.-Tecnología BIM para la construcción

BIM (Building Information Modeling) es la nueva metodología de trabajo colaborativa que moderniza y mejora los procesos de diseño de construcción. Su implantación en España es todavía baja, pero la proyección es de crecimiento. Se basa en el uso de la tecnología para la creación, manejo de información y documentación a través del ciclo de vida de los proyectos de infraestructura.

BIM permite un mejor entendimiento y capacidad de mitigación de riesgos antes de la construcción, al poder modelar, visualizar y analizar antes y durante la fase de construcción del proyecto. Constituye, pues, una revolución en el flujo de trabajo de un proyecto de edificación e industria ya que permite la ‘construcción digital completa’ de un edificio, desde las características físicas hasta la energéticas y funcionales. Algunos lo consideran un cambio de paradigma similar al que en su momento representó la tecnología CAD.

Esta metodología ofrece nuevas oportunidades de negocio. Una de ellas la representa la startup Stoor.pro, a la que algunos se refieren como el Uber de la arquitectura. Se trata de una plataforma para que arquitectos y constructoras se encuentren en un mismo punto. El procedimiento es sencillo. Los arquitectos interesados en poner en el mercado sus proyectos -o revender aquellos que han sido ya utilizados por un único cliente- tienen en Stoor un escaparate donde mostrarlos y los promotores y/o constructores, un lugar donde escoger aquellos que se adapten a lo que se necesita.

También las consultoras y los centros de formación en la metodología BIM han logrado abrirse un hueco en el mercado aprovechando que los meses del confinamiento y el trabajo en remoto han propiciado la adopción de la tecnología en la nube.

8.-Fitness en el hogar

Para aquellos emprendedores que disponen de gimnasios o centros deportivos, existe una gran oportunidad de ofrecer fitness en el hogar, y especialmente con realidad virtual. En esta línea surgen startups como Vifit.training donde se encargan de montar rutinas de ejercicios con realidad virtual, para integrarla en gimnasios que tienen poco espacio. De esta manera, un gimnasio pequeño puede ofrecer infinidad de salas virtuales en las que hacer distintos ejercicios, que ocupan realmente 2x2metros. 

Otro caso es el de Virtuagym, una plataforma que ha desarrollado un software de entrenamiento a distancia para entrenadores personales profesionales. Los entrenamientos en video a la carta y en streaming son también muy demandados dada su flexibilidad y conveniencia.

9.-Apoyo a otras empresas

Ahora que ha llegado la hora de dar el salto a lo digital, muchos emprendedores se encuentran desorientados en esta transición, de aquí el triunfo de numerosas propuestas que persiguen facilitar el camino a otros emprendedores.

Entre estas caben citarse Debit2Go, una solución que ayuda a las empresas a transformarse a nuevos modelos de suscripción de forma innovadora;  Millionchats, una aplicación especialmente orientada a micropymes y autónomos carentes de conocimientos digitales, pero que quieren aprovechar el canal online para aumentar las ventas. La aplicación, por ahora solo disponible en Android , permite a los pequeños comercios y profesionales autónomos disponer de una tienda digital en cuestión de minutos a través de whastapp. BECCA, con un software de gestión global para autónomos y pymes o PayThunder, donde han creado un holograma virtual interactivo capaz de ejercer las funciones de atención al cliente, son otras oportunidades de negocio que apuntan en esta dirección.

10. Emprender en el “Porque yo lo valgo”

Si la salud y el bienestar ya se venía revelando como una tendencia imparable, la pandemia la ha catapultado a lo más alto. La gente se preocupa más por comer de forma saludable, sentirse más atractiva y darse algún que otro capricho. Se trata de aligerar la carga emocional que ha supuesto la pandemia para todos recordando el viejo eslongan de “porque yo lo valgo”. En esta línea se ha disparado el gasto en la decoración del hogar, ha crecido la venta de autocaravanas, el contacto con la naturaleza, el encargo de comida a domicilio porque no apetece cocinar… Queremos divertirnos de forma controlada y seguir disfrutando de la vida más allá del trabajo y las preocupaciones. Cualquier idea que ofrezca algo nuevo en este sentido sin caer en la exclusividad, será bien acogida en el mercado.

Gestionar Cookies