6 ideas de negocio absurdas que, en algunos casos, hasta funcionan

Por pedir que no quede. Hay quien ha recurrido a las plataformas de crowdfunding para escribir un libro, lanzar un disco o, sencillamente, obtener financiación para su viaje de luna de miel. Lo normal, sin embargo, es que se aprovechen para el lanzamiento de un producto nuevo o una idea de negocio, algunas de ellas bastante bizarras, pero que pueden llegar a funcionar.

ideas crowdfunding

Pug-let: compañía de teatro perruna

Kevin Broccoli tuvo la idea de hacer una producción de Hamlet interpretada por una compañía de teatro perruna, solo de la raza El Carlino​ (Pug en inglés) Para poner en marcha la idea y dar de comer a los actores, lanzó un campaña de Kickstarter en la que participaron 196 patrocinadores aportando 5.035 dólares para que este proyecto se pudiera realizar. La campaña se financió por completo y la obra se llevó a cabo.

Tostadas con el rostro de Jesucristo

La idea de negocio se basaba en lanzar al mercado una sandwichera que imprimiese en las tostadas el rostro de Jesucristo, como si de la Sábana Santa se tratase. La idea de Rob Corso y Meg Sheehan y bautizada con el nombre de Grilled Cheesus, se promocionó en una campaña de Kickstarter donde sus ruegos fueron atendidos. Lograron un total de 286 patrocinadores que, en conjunto, aportaron la suma de 25.604 dólares para que este proyecto se pudiera realizar.

Una rueda de ejercicio para gatos

One Fast Cat es un proyecto basado en la producción y comercialización de una rueda que permite a los gatos hacer ejercicio en su interior como si se tratase de un hamster. Según argumentan en la compañía, existen estudios que apuntan a que la falta de ejercicio provoca aburrimiento y depresión en los gatos de manera que su rueda permite mejorar el bienestar físico de los gatos ayudándoles, además, a estar más relajados. La empresa, por si a alguien le queda alguna duda, todavía existe y eso que la rueda no es barata.

La campaña fue lanzada en Kickstarter en el año 2014 superando la recaudación de 250.000 dólares.

Una colcha pizza para la cama

Fue la idea frustrada de dos amigas que soñaban con soñar con la pizza. Para ello se les ocurrió lanzar una campaña con la propuesta de crear una colcha de cama hecha a base de pan, queso, salsa, pepperoni y almohadas de hojaldre. Obviamente, los ingredientes son ficticios, corresponden solo al estampado y, por ridículo que suene, la idea consiguió al final una recaudación de 20.641 euros gracias a la participación de 205 patrocinadores, que hay gente para todo.

El juego de la caca

El proyecto se denominaba ‘Poop: The Game’, traducido al español como ‘Caca: el juego’. Se trata de un juego de cartas en el que pueden intervenir de 2 a 10 jugadores donde se alza como ganador aquel que consiga no atascar el inodoro. La idea resultó simpática a varios usuarios amantes del humor un tanto escatológico que aportaron la suma de 11.696 dólares, el doble que lo que solicitaban. No se equivocaron porque la empresa Poop: The Game mantiene todavía su actividad.

La manta anti estrés

Gravity blankets representa uno de los mayores casos de éxito de Kickstarter después de conseguir recaudar, en una campaña lanzada en 2017, la suma de 1,7 millones de dólares en solo ocho días. Se trata de una manta antiestrés que ayuda a dormir y descansar mejor. La manta La manta con peso reduce los niveles de cortisol en el cuerpo, mientras aumenta los de serotonina y melatonina. Y lo consigue al aprovechar la gravedad para simular un abrazo con el que la persona se siente reconfortado.

El producto pertenece a SleepScore, fundada en 2016 por un equipo de expertos en sueño de empresas, instituciones y organizaciones como ResMed, Apple, Philips y Harvard. Después de estudiar más de 75 millones de horas de sueño durante más de una década, crearon el ecosistema de servicios más completo del mundo que ayuda a los consumidores a mejorar su sueño y a las empresas a mejorar sus ofertas en el espacio.