Facturar 30M de euros al año con el negocio de cuidados a domicilio

En Cuideo acaban de cerrar una nueva ronda de financiación de 1,6M de euros para dar el salto al mercado francés aprovechando que el cuidado de las personas mayores a domicilio es uno de esos sectores que se han visto favorecidos por la pandemia.

Han pasado de tener 300 a 1.000 clientes nuevos cada mes. La causa se halla en el hecho de que muchas familias, alarmadas por las informaciones relacionadas con las residencias durante el confinamiento, optaron por sacar a sus seres queridos y trasladarlos a casa. Esto, que a bote pronto podría parecer una buena noticia para una empresa que se dedica al cuidado de personas mayores a domicilio, supuso un descalabro. “Al principio no podíamos atender a la demanda. Dada la carencia de mascarillas y de test, éramos incapaces de garantizar la seguridad ni de los ancianos ni de las cuidadoras”, cuenta Roberto Valdés, uno de los fundadores de Cuideo junto a su hermano Alejandro y Adrià Buzón (CEO).

El problema de las mascarillas lo solucionaron adquiriendo ellos directamente en China un lote de 20.000 unidades al precio total de 40.000€ y que luego repartieron de forma gratuita. Asimismo, una vez que hubo disponibilidad de test en el mercado, se encargaron de hacer la PCR a todas las cuidadoras para asegurarse de que se incorporaban al trabajo libre de virus. De la misma manera, pedían una cuarentena previa al anciano/a procedente de un residencia con casos de Covid. Aún así, no han podido evitar el contagio de entre un 5 y un 6% del total de las, aproximadamente, 10.000 cuidadoras que trabajan para Cuideo, 200 directamente contratados por la plataforma y el resto en un modelo de intermediación.

Solventados los problemas de ‘intendencia’, en Cuideo eran conscientes de que era el momento adecuado para dar un empujón a la empresa. Así que se dedicaron a hacer bastante ruido mediático mientras negociaban una nueva ronda de financiación, ateniéndose a las métricas como único argumento válido para la valoración de la empresa. Al final lo han conseguido y esta semana Cuideo anunciaba una nueva ronda de 1,6 millones de euros con el fondo Alma Mundi Ventures. Con esto, la suma total de inversión levantada por la compañía asciende a 3M de euros teniendo en cuenta que el propósito nunca ha sido pedir más dinero del necesario y que el primer año de existencia se valieron de los 600.000 euros aportados por los socios con recursos propios.

Ahora, el dinero lo necesitaban para la abordar el proceso de internacionalización, empezando por Europa, concretamente en París. “Francia es la segunda economía de la eurozona y a nivel de normativa y regulación es muy similar a España; lo que nos permite replicar en el mercado francés los procesos de negocio que con tanto éxito hemos implementado en España. Se trata, sin duda, de un reto y la primera experiencia internacional de la compañía, si bien estamos seguros de que Francia será el primer paso dentro de un proyecto más ambicioso de expansión internacional de Cuideo”, sostiene Adrià Buzón.

Un sector en aumento

Cuideo ha construido un modelo de negocio basado en cuidados a domicilio apoyándose en la tecnología, lo que le permite competir en remoto en un mercado tradicionalmente de implantación local y con muchas ineficiencias. El proyecto nació como una plataforma que, a través de un sistema de matching entre usuarios y cuidadores, pone en contacto a cuidadores y usuarios en pocas horas basándose en la patología de la persona dependiente y en la experiencia del profesional. En su base de datos cuentan con 60.000 cuidadores con un perfil en el que predominan las mujeres, en su mayoría migrantes de procedencia latinoamericana. La plataforma se encarga de hacerlo todo, desde validar y seleccionar a las cuidadoras hasta efectuar los trámites laborales o gestionar las sustituciones en poco tiempo. En cuanto al precio, reconocen que son más caros que la competencia, pero saben que no es un sector muy sensible al precio.

Un servicio de calidad es lo que ha convertido a Cuideo, startup fundada en Barcelona en 2016, en plataforma digital líder en España en el sector de cuidados a domicilio. Los datos lo avalan. El objetivo para el cierre del ejercicio actual es dar servicio a 25.000 familias españolas y aumentar la facturación a 30 millones de euros, justo el doble que en 2019, aunque el punto de equilibrio lo han alcanzado ahora. En cuanto a la plantilla, a las 200 cuidadoras contratadas se suman otras 60 personas que trabajan en la oficina de Barcelona. No obstante, dicen tener aún mucho recorrido en España donde “las plataformas digitales solo controlan el 4% de un mercado de más de 1,2 millones usuarios potenciales y que sigue en aumento”.

También las perspectivas en Europa son al alza. “Europa cuenta con más de 100 millones de personas mayores de 65 años, una cifra que refleja que la necesidad de cuidados en casa está en plena ebullición. El sector asegurador tiene la oportunidad de construir un modelo de financiación a largo plazo, donde los cuidados a domicilio están brillando como una opción segura ante covid-19”, explica Javier Santiso, CEO de Alma Mundi Ventures. 

Pero si el mercado es grande, también la competencia es cada vez mayor, por eso quieren correr en Cuideo, “porque este es un negocio a volumen y el que más rápido crezca y se convierta en referente, más posibilidades de ganar tiene”, dice Roberto Valdés.

Gestionar Cookies