Estos emprendedores están haciendo rentable el negocio del reciclaje

Dentro del reciclaje, tendencias hay muchas, pero una que parece clara es la de usar, no tener,y aprovechar cada vez más los bienes de consumo. A su amparo, cada vez son más los negocios que encuentran una oportunidad.

Negocio en la economia circular y el reciclaje

Kokonat Bowls: menaje ecológico y social

Reciclan la cáscara del coco. Kokonat Bowls es un proyecto surgido del grado LEINN de TeamLabs, en la Universidad de Mondragón. Antonio García es el CEO de la compañía.

Postulándose como una marca de menaje ‘Zero Plastic’, lo que ofrecen con Kokonat Bowls es una amplia gama de bowls de coco personalizables de distintos tamaños y diseños. Todos los bowls son de origen 100% ecológico. Los bowls se fabrican con materiales que proceden de la industria del aceite de coco, especialmente de Vietnan y de la India, considerados allí residuos y que ellos transforman en un producto acabado.

Asimismo, y gracias a la financiación obtenida a través de una campaña de crowdfunding consiguieron abrir un taller en la India. “Allí, creamos un taller en colaboración con la ONG Lokpanchayat, que hace una gran labor tanto con mujeres como otros sectores desfavorecidos de la sociedad india rural”, declaran.

Después de la creación de este taller en India y debido a que en este país solo pudieron encontrar cocos de tamaño pequeño, comenzaron a producir sus bowls en Vietnam. Las mujeres que trabajan en su taller reciben unos salarios un 25% por encima de la media local y tienen la posibilidad de trabajar desde sus hogares en caso de que no puedan dejar el entorno familiar.

Momoc Real People: caminar de manera sostenible

Gabriela Machado es la fundadora de Momoc Real People la marca con la que diseña y fabrica zapatos femeninos sostenibles y veganos a base de material reciclaro. La idea es “contribuir a crear conciencia para caminar de manera sostenible porque, a día de hoy, no solamente es posible sino necesario”.

Por eso ella aporta tres razones que justifican la necesidad del nacimiento de Momoc: una, porque a día de hoy es necesario tener una conciencia sostenible y ecológica, la segunda porque la moda es una de las industrias más contaminantes y la tercera porque es imposible no comunicarse y la moda es la forma más común de hacerlo.

Dentro de la filosofía ‘Zero Waste’, el 70% de los materiales que utiliza para sus zapatos son orgánicos. Entre sus materiales se encuentran caucho natural reciclado para la elaboración de suelas, o cuero ecológico libre de cromo y metales pesados o cuero de piña, o madera 100% reciclada que utiliza para los tacones. Por cada par de zapatos, Momoc ahorra, entre otras cosas, 8.000 litros de agua. También el packaging es sostenible, con una original bolsa hecha con algodón orgánico.

Otro factor que les permite alejarse de la competencia es que se trata de una marca 100% española y comprometida con el kilómetro cero, motivo por el cual ha elegido a sus proveedores, fabricante y almacén dentro de la misma área geográfica al objeto de evitar desplazamientos.

Pantala

Pantala: el sharing de la ropa

Más que apoyarse en el reciclaje, la intención de Pantala es evitarlo conscientes de que la moda es una de las más contaminantes del mundo. Pantala nace con el objetivo de cambiar esta situación. Para ello ofrecen la posibilidad de eliminar de tu armario esas prendas que solo te has puesto 2 o 3 veces y que no has vuelto a usar. La alternativa que ofrecen es que, si sabes que solo te vas a poner una prenda 2 veces, no la compres, alquílala durante un mes con Pantala y vuelve a cambiar.

En línea similar va la idea de Ecodicta es una startup que nace con el propósito de renovar con frecuencia el armario de las mujeres sin necesidad de adquirir ropa nueva convencidos de que “la ropa ya producida es la que menos contamina”.

Bajo esta premisa, han creado una plataforma de alquiler de ropa con el modelo de suscripción a precio actual de 35,90 euros al mes (3 prendas), 49,90 (4 prendas) o 59,90 (5 prendas). Las usuarias pagan la cuota de suscripción y eligen, entre la oferta, disponible. Transcurrido el plazo, las renuevan o las devuelven y seleccionan otras. Existe también la opción de compra si es que la usuaria se acaba enamorando de la prenda. La ropa se selecciona a través de una personal shopper y proviene tanto de marcas emergentes como convencionales. También se pueden encontrar firmas que producen de forma sostenible y ética.

Integreellence: contenedores inteligentes

Chanel es Ingeniera Industrial y junto con su hermana Iris ha creado Integreellence, startup directamente relacionada con la economía verde y circular que desarrolla productos tecnológicos susceptibles de convertirse en alternativas sostenibles a problemas medio ambientales y lleva a cabo también un importante trabajo de concienciación. Se centran principalmente en contenedores inteligentes para residuos orgánicos municipales y en la gestión de esos residuos.

Shippy house: arquitectura con contenedores marítimos

Lo que hacen en Shippy house es transformar contenedores marítimos desechados en minicasas confortables y asequibles orientadas, sobre todo, para disfrutas en vacaciones y fines de semana.

La idea es de Manuel Octavio y Michaela Peterková, una pareja que, cuando decidió trasladar su residencia de Praga a Madrid, se encontró con unos precios de vivienda insostenibles para su economía. Se enteraron de que había en Madrid una persona que se dedicaba a vender contenedores marinos fuera de uso y adquirieron uno al precio de 1.000€ para construir su propio hogar.

Dentro de lo que denominan bioarquitectura, fabrican casas de diseño pasivo y aplican un sistema de energías limpias gracias al uso de paneles solares o generadores eólicos. La idea ha recibido el premio de la Universidad Politécnica de Madrid, dentro de su competición ActúaUpm, como uno de los negocios más prometedores del año.

Tekntrash: el Facebook de la basura

Lo que hacen en Tekntrash es capturar los miles de datos que a diario tiramos a la basura utilizando una tecnología que bautizan con el nombre de FullCircle que incluye Computer Vision, Big Data y Blockchain. Con esto persiguen aplicar la trazabilidad de los productos hasta el final y proporcionar así información valiosa a los fabricantes y las marcas. Hasta ahora, podían conocer la historia de sus productos desde la concepción hasta la distribución en la tienda. Ahora, con la solución de Tekntrash, pueden recibir la historia completa y saber qué pasa después: dónde se vendió, quién los consumió y que hicieron con el producto después.

“TeknTrash obtiene datos de la papelera. Esto permite que las empresas de productos de consumo conozcan mejor a sus consumidores, fomenta el reciclaje adecuado y crea una fuente de ingresos para las personas vulnerables”, declaran. La tecnología TeknTrash permite el reconocimiento instantáneo de los productos desechados y su geolocalización, permitiendo así a las empresas adecuar sus ventas a su consumo efectivo. Con eso, TeknTrash cambiar efectivamente todo el modelo de reciclaje: “ya no uno basado en la venta de productos como papel, plástico, vidrio …, sino uno basado en la venta de datos útiles del consumidor”.

“En la basura hay datos que son valiosos porque informan al fabricante de aspectos útiles para hacer un producto mejor”, señalaba Álvaro Costa, CEO de TeknTrash, empresa que se emplaza en Reino Unido.

LaBienHecha: marroquinería con cuero reciclado

Labienhecha es un proyecto concebido inicalmente por Irene Fernández y en el que, a día de hoy, se integran 11 mujeres “que hacen cosas bienhechas”. Se refieren a sus accesorios y bolsos fabricados de forma artesanal con cuero reciclado doblemente certificado, cada diseño bautizado con nombre de mujer. Los bolsos se realizan en su propio taller, emplazado en Málaga, desde el que ofrecen también servicio textil artesanal a terceros.  Sus proveedores son todos nacionales, bajo el estándar de Empresa km 0. Actualmente, la empresa vende solo a través de su canal online.

MyBox Experience: segunda vida para los contenedores de mercancías

MyBOX Experiencees una empresa que plantea de una manera innovadora y diferenciadora, el diseño, la fabricación e instalación de espacios multiusos con containers marinos, pudiéndose transformar en el tiempo de uso a través del «feedback» derivado de la experimentación personal.

“Con esta filosofía y experiencia, apostamos por un nuevo concepto: reciclamos, reutilizamos y rediseñamos con los módulos de container marino, un juego de posibilidades espaciales de usos ilimitados, que pone a prueba los limites formales y técnicos del material que contiene”, sostienen.

Los box son piezas sencillas, modulables, combinables, portátiles y de alta calidad que se reciclan y reutilizan para crear una experiencia vital diferente y respetuosa con el medio ambiente.

CartonLab: arquitectura y ecodiseño con cartón

Ecodiseño estructural hecho con cartón amoldado para eventos, interiorismo, exposiciones efímeras o desarrollo de productos. La filosofía de CartonLab https://cartonlab.com/ es crear diseños personalizados y exclusivos, 100% reciclables y reutilizables y producidos con materiales certificados. Todos sus diseños son ligeros, resistentes, fáciles de transportar, almacenar y montar, sin necesidad de emplear pegamentos o residuos contaminantes.

Con más de cientos de proyectos ejecutados por todo el mundo, la empresa ha recibido numerosos galardones. Desde este estudio ubicado en Murcia ofrecen un servicio personalizado de diseño y producción para stands, eventos, exposiciones y mil cosas más. “Producimos todo bajo pedido”.

Ecoalf: la moda sostenible

Tal vez sea la marca de moda sostenible más popular. Ecoalf es una empresa creada por Javier Goyeneche que ha conseguido ser la primera compañía de moda en obtener el certificado B-Corp en España. Actualmente, Ecoalf es una marca de moda referente en sostenibilidad cuyos tejidos son 100% reciclados pero también en innovación.

CoCircular: El reciclaje de la construcción

CoCircular es una startup fundada por Paula Sánchez, CEO, dentro del ecosistema de ZubiLabs y que ofrece un servicio de gestión integral y circular para la industria de la construcción, el sector responsable del 30% de los residuos del planeta.

Con esta misión principal surge CoCircular, una consultora que quiere aportar una gestión integral de estos residuos retirándolos en obra, separándolos, procesarlos después y devolverlos a la cadena de valor en forma de materia prima reciclada. A su propuesta de economía circular hay que añadir la utilidad de la consultora para ayudar a los constructores a cumplir con la normativa vigente en materia de residuos, cada vez más estricta, y evitarles así posibles sanciones. De esta forma es como CoCircular, con apenas unos meses de vida, ha conseguido ya evitar que 10.000 toneladas de residuos lleguen a los vertederos.

Gestionar Cookies