A estos 6 emprendedores latinos les va muy bien desde España

Algunos llegaron a España de forma circunstancial, otros huyendo de una situación que les disgustaba en su país y otros por el mero hecho de probar suerte. Estos 6 emprendedores latinos triunfan a su manera.

Andreina Gómez, emprendedora venezolana

Wakuy: proyecto latino de teleconsulta médica

Wakuy es un proyecto concebido por María Andreina Gómez Torres, una joven venezolana llegada a España hace dos años junto a sus padres buscando una alternativa a la crisis económica y social del país. Especializada en Relaciones Internacionales, Andreína entendió que, una vez en España, tenía que reinventarse profesionalmente apostando, para ello, por el emprendimiento. La idea original de Wakuy fue siempre la de crear una plataforma colaborativa de teleconsulta médica que pudiese ayudar a los profesionales de la sanidad privada a monetizar sus conocimientos y servicios a través de la medicina a la vez que extiende los mismos a cualquier punto de planeta y a personas desarraigadas de su lugar de nacimiento que, por el motivo que sea, no tienen acceso a la sanidad pública en el país de destino. 

La solución, que funciona con la sencillez de un whatsapp médico, pero respetando siempre la confidencialidad y la protección de datos, lo aprovechó María Andreina en plena pandemia para poner en contacto a médicos con pacientes o personas interesadas en hacer alguna consulta relacionada con el coronavirus.  La herramienta se llamó coronafirewall a través de la cual los pacientes podían contactar desde cada con médicos voluntarios que ofrecían consultas gratuitas por COVID19, usando mensajería y videollamadas. Coronafirewall derivó en lo que actualmente es comtok, una solución que se rige por criterios similares aunque desaparece la gratuidad de las consultas -cada especialista fijará su precio- y deja de tener el coronavirus como tema principal.

Ambos proyectos se incluyen bajo el paraguas de Wakuy, donde se proponen “desarrollar productos de tecnología para digitalizar – a la vez – la atención al público y la colaboración interna entre equipos. Conectando lo de afuera con lo de adentro”. Integrados en el equipo se hallan también los padres de Andreina, su madre, medico profesional, como asesora en estos temas, y el padre, ingeniero, como desarrollador de la solución. Actualmente, se halla en fase de pivotaje y probando el Producto Mínimo Viable de la mano de 140 profesionales médicos “de la diáspora venezolana”.

Imagen de las instalaciones de Vargort

Vargort: transformación de polímeros para la industria

Eduin Flavio Vargas lópez  esun peruano. Llegó a España en 2007 sin papeles y arruinado, dado que antes de venir había perdido todo su capital en otro emprendimiento previo que no terminó de cuajar. “Ya sabe, a veces las personas sentimos la necesidad de cambiar de vida y prosperar”, declara. En pocos años ha conseguido regularizar la situación y ha creado con éxito una empresa de transformación de polímeros para la industria. La empresa se denomina  Vargort la cual cuenta ya con una plantilla de 7 personas, algunos de ellos familiares. Entre sus clientes actuales figuran varias multinacionales de la talla de Simón Lighting, Ros Roca, Emka Beschlagteile y Greif. Su empresa factura alrededor de 370.000 euros y, por ahora, está sorteando la crisis provocada por el coronavirus.

Insiste también Vargas López en expresar su agradecimiento «a las orientaciones y charlas que recibí en La Nación de Los Vencedores, del Centro de Ayuda Cristiano”.

Andoni Goicoechea, fundador de Goiko

Andoni Goicoechea: Goiko 

Tal vez sea Andoni Goicoechea, fundador de Goiko, uno de los emprendedores de origen latino que más popularidad ha alcanzado en el ecosistema nacional e internacional gracias a su cadena de hamburgueserías gourmet. Venezolano de nacimiento y médico de formación, llegó a España escapando de una situación en su país que, en ese momento, le parecía caótica. Eligió España porque es el país de origen de su padre. Una vez aquí, consiguió plaza en el Hospital La Paz, en la unidad de Geriatría, hasta que le llegó la oportunidad de dar vía libre a su otra pasión: el emprendimiento.  En el año 2012 adquirió un pequeño local con el dinero que le prestó su padre de lo que sería el germen de Goiko, actualmente una cadena que supera las 80 hamburgueserías gourmet, presente en 34 ciudades -ahora también en París- y que logró cerrar 2019 con una facturación superior a los 60 millones de euros.  

Hans Christ: Bipi y Llollo

Hans Christ es el fundador y CEO de Bipi , un servicio de coches por suscripción con el que acaba de levantar una ronda de 10,5M de euros. Antes había montado Llollo, un servicio de aparcamiento de coches, y Crossfit, la cadena de gimnasios de Crossfit más importante de Colombia, además de otros emprendimientos más porque lo suyo es montar proyectos en serie. De padre alemán, Hans Christ nació Guatemala y creció en México. Más adelante se trasladaría a Estados Unidos, donde estuvo viviendo más de diez años. Fue allí donde empezó a trabajar para Groupon, multinacional presente en más de cien países para identificar ofertas y descuentos a diario. Dado su dominio del castellano, deciden trasladarle a España y ya, para sorpresa de la empresa, de la suya propia y en beneficio del ecosistema emprendedor nacional , decidió quedarse en Madrid. Sobre si se plantea la posibilidad de marcharse algún día de España responde: “Por ahora, no veo la necesidad. Yo me siento muy cómodo en España, por la lengua y por la cultura, además es un mercado que ya conozco y donde tengo algunos contactos”.

Roberto Orquera

Roberto Orquera: de limpiabotas a emprendedor

Hace años que Roberto Orquera Betancourt llegó a España procedente de Ecuador. Empezó a ganarse la vida como cualquier limpiabotas tradicional, recorriendo hoteles, restaurantes, barberías e instalándose en las calles más concurridas de Madrid. Así hasta que le llegó la oportunidad de instalarse en el Centro Comercial Jardín Serrano. Aquí permaneció hasta que cerró el centro, circunstancia que le obligó a trasladar el negocio a la Ciudad Financiera. Ahora hace ya años que tiene alquilado un local en la calle Villanueva, en plena Milla de Oro de Madrid, donde sigue manteniendo el servicio de limpiabotas. “Vine de Ecuador, de dónde soy, en 2001. Llegué a España como llega mucha gente, sin documentación, para trabajar de lo que se pudiera, aunque mi padre me había enseñado desde los tres años el oficio y tenía conocimientos. En mi país tenemos como tradición limpiarnos los zapatos a menudo, pero me fijé en que en España no existe esa cultura por lo que, junto a mi padre me puse en la calle a limpiar zapatos”.

Como los, aproximadamente, 50 encargos de limpieza de calzado que reciben a diario no da para mantener una empresa y una plantilla que ronda ya las 10 personas, Orquera ha ido añadiendo otras líneas de negocio que van desde la recogida de zapatos a domicilio, hasta servicio de reparación, la venta de productos auxiliares y la creación de su propia marca de calzado, Orquera. 

Bragaboy’s Motos: reparación de motos

Leandro Silva Braga, brasileño de nacimiento, llegó a España endeudado. Luego decidió quedarse aquí tras considerar que tenía buenas oportunidades de formación y que podía crecer en el ámbito profesional y empresarial. Se formó como técnico superior de automoción e hizo un curso de mecánica y electricidad profesional de motocicletas. Más adelante, obtuvo un crédito de 24.000 euros de Aval Madrid con el que abrió, en el barrio de Vallecas, un taller de reparación y mantenimiento de motocicletas, Bragaboy’s Motos donde también vende accesorios para motos y Scooters. 

Gestionar Cookies