Fabero ¡Qué digital eres!

El nombre de la iniciativa es Fabero Avanza y ha sido impulsada por la startup Social Wow, surgida de la pandemia de la mano de Ismael Teijón. El objetivo es poner al alcance de los pequeños negocios las mismas herramientas digitales con las que crecen los grandes.

Fabero es un municipio de la comarca de El Bierzo (León). De tradición minera, es uno de los municipios leoneses que son bilingües; tiene una superficie de 54,47 km2 y menos de 4.500 habitantes a fecha de 2019. Hasta aquí la wikipedia. Lo que no cuenta la enciclopedia colaborativa de internet es que Fabero está a punto de convertirse en uno de los pequeños municipios más conectados de España, una vez que los 120 negocios censados en la localidad den el salto al entorno digital.

Al menos eso es lo que se proponen los artífices del proyecto. En primer lugar la alcaldesa de Fabero, Mari Paz Martínez, una mujer de quien se puede decir que le cunde mucho la actividad al frente de la corporación. Suya fue la iniciativa de destinar los 10.000 euros que no se gastaron en las fiestas del Corpus por las medidas de seguridad a financiar la creación de una plataforma web para que los negocios y comercios del municipio dieran los primeros pasos para empezar a vender sus mercancías online. El Ayuntamiento asume los gastos del proyecto durante el primera año.

Luego está  Ismael Teijón, hijo de un faberense, emprendedor e inversor en serie muy conocido en el ecosistema por sus vínculos con Demium Startuo, Cupido Capital y, ahora, propulsor del proyecto Social Wow con la que quiere poner la tecnología de los mejores al alcance de los pequeños negocios.

Por último está Ingrid Fontana, residente en León y una de las mayores expertas en marketing y digitalización. Ella será el brazo ejecutor que acompañe a todas aquellas pymes y negocios del pueblo, hasta 120, que opten por la digilización.

El proyecto está todavía en fase muy incipiente. De hecho su presentación oficial está anunciada para el 13 de julio, pero ya son 60 los negocios que se han adherido a Faberoavanza la iniciativa con la que se pretende de un rebrote o una crisis similar como la acaecida ahora, pille a sus negocios con el paso cambiado una vez que la minería está llamada a su fin.

Como explica Ismael Iteijón, “esta iniciativa pretende ayudar a todas las empresas de Fabero, de forma gratuita, para que puedan tener una ventana abierta a Internet y poder así generar más ventas”. Se trata de acostumbrar a los comerciantes a recibir pedidos online creando una especie de mercado central online donde todos los comercios del pueblo puedan darse de alta y comercializar sus productos. Si luego hace falta alguien que se encargue de la entrega a domicilio, se procurará que sean vecinos de la zona para incrementar el negocio y la riqueza local. Y así es como este pequeño pueblo confía en saltar a la aldea global.