El fondo sueco EQT compra la empresa malagueña Freepik

Los fundadores de la compañía española seguirán como propietarios minoritarios

El fondo sueco EQT compra la española Freepik

Cuando hace unos ocho meses, entrevistamos a Joaquín Cuenca, cofundador, junto a los hermanos Pablo y Alejandro Blanes, de la compañía malagueña Freepik, nos contaba que la financiación nunca había sido un problema para ellos, porque siempre habían sabido ‘tirar’ de recursos propios y de reinvertir las ganancias en la mejora del proyecto.

«Hasta ahora –nos decía Cuenca–, nunca hemos recurrido a financiación externa. Y para estos planes de futuro, hoy por hoy, por caja, no necesitamos inversores. Si alguna vez captamos inversores será, más que por el dinero en si, porque sumen mucho valor en nuestro plan de internacionalización para que nos ayuden a convertirnos en una multinacional».

Participación mayoritaria

Meses después, esa afirmación se ha convertido en realidad. El fondo sueco EQT, ha firmado un acuerdo para adquirir una participación mayoritaria de Freepik. “Sus fundadores permanecerán como propietarios minoritarios y continuarán liderando la compañía, basándose en su sólida trayectoria de crecimiento e innovación de productos”, ha anunciado el citado grupo inversor.

Precisamente, Cuenca nos aseguraba en aquella entrevista que entre los planes de futuro de la compañía estaba ‘mimar’ más los mercados internacionales. “Es cierto que, desde el principio, lo hemos hecho, pero siempre desde España. Y hay ciertos mercados que no los estamos haciendo tan bien como nos gustaría, como el asiático y el norteamericano”.

Ahora, con el apoyo de los suecos EQT les resultará más fácil acceder a esos mercados con mayores garantías de éxito. “EQT –señala el comunicado de adquisición– respaldará el crecimiento acelerado de Freepik y la búsqueda continua de la excelencia comercial mediante la inversión en la biblioteca de contenido patentada de la compañía y su plataforma UX y tecnológica, incluidas las capacidades de integración de herramientas e inteligencia artificial. Además, al aprovechar la experiencia digital y la presencia global de EQT, Freepik planea penetrar aún más en mercados como el de EEUU y Asia, con el objetivo de convertirse en la plataforma líder en el mercado de creadores de contenido”.

Interés por parte de los grandes del mercado

Cuenca nos aseguraba entonces la posibilidad también de comprar otras compañías: «Tradicionalmente –nos decía–, en nuestro ADN no está la idea de salir a comprar empresas, pero sí es algo que queremos hacer, porque, honestamente, en eso no hemos sido buenos. Hay pequeñas productoras que nos parecen interesantes y que deberíamos comprar y ahí sí nos valdría alguien externo que nos aporte valor en esa labor».

¿Y frente a la posibilidad de que fueran ellos los ‘comprados’ por un grande del mercado? Cuenca ya dejaba entrever entonces esa opción: “Interés por parte de los grandes por adquirir nuestra empresa ha habido desde hace tiempo. Es una posibilidad que está ahí, pero no te puedo decir qué podría pasar en un futuro». Y el futuro ha llegado para Freepik.

Startup innovadora

La compañía fue elegida una de las 50 startups más innovadoras de España en nuestra Lista Emprendedores de 2018. Actualmente, Freepik, que ofrece más de 10 millones de recursos gráficos, entre iconos, vectores, fotos y plantillas, tiene 32 millones de usuarios mensuales en más de 200 mercados y ha conseguido hasta la fecha 5.000 millones de descargas.

Tanto el fondo EQT como los fundadores de Freepik han acordado no revelar el valor de la transacción, que está prevista que se cierre totalmente en junio de este año.

EQT está en el capital de más de 100 compañías de EEUU, Alemania, Noruega, Suecia, Francia, Italia, China, Luxemburgo, Dinamarca, Finlandia, Holanda, Bélgica. Suiza, Hong Kong, Vietnam, Singapur, Malta, Australia y Reino Unido. Además de Freepik, ha invertido en otras cuatro compañías españolas: Adamo, Igenomix, Metalcaucho y Parques Reunidos. Y ha desinvertido en otras dos: IslaLink, en 2018, y Parkia, en 2016.