2 empresas que funcionan

Repasamos dos modelos de negocio B2B que están funcionando...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Bizzcall Controlar el kilometraje móvil

Una pyme española ha diseñado una aplicación que convierte los teléfonos móviles personales en corporativos.

Reducir los gastos de teléfono de una empresa en un 30% es un contundente argumento comercial. Al menos ha conseguido atraer la atención de la biblia de proyectos digitales, Techcrunch, en el último Mobile World Congress en Barcelona.

La idea se le ha ocurrido a Bizzcall, una spinoff de Lextrend, empresa de desarrollo de software madrileña.

¿Cómo se consigue ese ahorro? “Con un modelo parecido al del uso del coche personal para fines profesionales. Tú, por ejemplo, utilizas tu propio vehículo para ir a visitar a un cliente y la empresa te paga los gastos de kilometraje. Proponemos realizar este mismo planteamiento, pero aplicado, en este caso, a los gastos de teléfono. Un empleado utiliza su teléfono personal en la empresa y al final del mes se le reembolsan los minutos que ha consumido para su negocio”, explica Carlos Oca, cofundador.

“Es una solución SaaS que las empresas alquilan el servicio. El empleado se descarga una app que funciona en Android e iOS y a las empresas les genera automáticamente hojas de gasto para el pago a sus empleados”, apunta.

Además, tiene un modelo de negocio sólido detrás: lo ofrecen directamente a las empresas con su marca (Bizzcall), lo plantean también con marca blanca a esas mismas empresas y, ya instalado y funcionando, les plantean renegociar con operadores para conseguir mejores planes por volumen de usuario.

En la foto, Carlos Oca, co-fundador de Bizzcall.

​Neventum Eventos más transparentes

Nada menos que 100.000 empresas en toda Europa asisten a ferias fuera de su país para exponer sus productos si hacemos caso a los datos que nos lanza Alberto Sanz, fundador de Neventum.com. La inversión media de estas empresas ronda los 34.000 euros y asisten a unas tres o cuatro ferias al año.

“Se nos ocurrió que estas compañías tenían unas necesidades que podíamos solucionar. Nos preguntamos: ¿Qué les falta? Y nos encontramos con que les faltaba transparencia, un exceso de intermediación brutal en la contratación de servicios –stands, alquiler de material, azafatas, cáterin...–, y entendimos que había un exceso de información, que no era precisamente de calidad, y las empresas tenían miedo a la hora de tomar decisiones en algo tan delicado como es exponer en una feria de negocios fuera de tu país”, explica Sanz.

¿Te fías de Google?
“Tu eres un fabricante de tornillos y tienes que abrir a una feria en Alemania y necesitas un stand. ¿A qué ferias hay? ¿Cuál es la mejor, porque hay cincuenta? ¿Quién te construye el stand? ¿A quién llamas? Al que encuentras en Google es al que mejor se posiciona, no necesariamente al mejor. Nosotros ocupamos ese hueco”.

En la foto, Alberto Sanz, en las oficinas de Neventum en Barcelona.

Publicidad - Sigue leyendo debajo