¿Qué tipo de empresas montamos?

Te proponemos tres casos reales de empresas con productos de toda la vida que se han reinventado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Faction Skis: Reinventando los esquíes

¿Ponerse a fabricar esquíes? ¿Para el freeskiing, cuando ya están los grandes fabricantes del mercado –Atomic, Salomon, Rossignol, Vökl, Fischer o Head– sacando productos para ese nicho? Que sí, que es un mercado de 7.000 millones de euros, pero... Pues va y unos estadounidenses montan en Suiza Faction Skis, que fabrica lo que predica el nombre. Ni más ni menos. ¿Dónde está su oportunidad? Según su CEO, Alex Hoye, “nos centramos en un desarrollo rápido de producto, en buscar nuevas fórmulas de conectar digitalmente con los consumidores [la marca aloja un blog alimentado por sus clientes] y el canal de ventas, y en probar nuevos materiales”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
GoPro: Pocos modelos, pero buenos

¿Quién en su sano juicio se iba a poner a fabricar cámaras de fotos digitales? A Nicholas Woodman, hoy billonario de pro, de GoPro, queremos decir. La historia de esta empresa que fabrica cámaras digitales en HD para actividades al aire libre no es nueva, pero la echamos de menos cuando se habla tanto de que si Jobs esto, que si Jobs aquello. La historia de Woodman, la verdad, tiene poco de sexy, como dicen ahora, pero tiene gracia el éxito que ha tenido con tan pocas referencias de producto (sobre todo, si piensas que Apple comenzó a despegar de verdad cuando redujo su número de referencias). Arrancó en 2004 y ahora venden 2,3 millones de cámaras en 50 países y facturan 521 millones de euros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Bellroy: Si eres de los que les va el cuero

De Suiza pasamos a Australia. Un par de diseñadores gráficos se sientan un día a pensar cómo podría ser la cartera más delgada del mercado. Luego pensaron en cómo podían hacer cualquier cartera más delgada: la que llevas todos los días al trabajo o cuando te vas de viaje. Se pusieron a pensar también en cómo podría ser una cartera para mujer que pudiera guardarse en el bolsillo de “ese pantalón que te queda increíble” y en el que, en teoría, no cabe ni un afiler. Y de ahí salió el modelo Take Out Wallet, y de las anteriores Travel Wallet y Hide and Seek Wallet... Pues va y resulta que venden y entran en el mercado con un producto tradicional y venden más fuera de Australia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo