Una nueva generación de e-commerces de micronicho triunfan en el mundo

Un e-commerce de gorros para quirófanos, de vajillas para usar o tirar, de ingredientes para comidas exóticas. ¿De verdad pueden triunfar tiendas online tan especializadas? Pues sí. Pero siempre que se cumplan una serie de requisitos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Black Piers: Sastrería de hombre a medida

Inversión inicial: 57.000€

Unos días en Shanghái, la afición por vestir de traje y la habilidad china para confeccionar en plazo récord. El joven Joel Joli volvió de sus vacaciones con el proyecto en la cabeza: confección de trajes y camisas a medida para hombres, producidos en China y vendidos en la Red. Todavía quedaba un año para que, en mayo de 2012, Blackpier.com viera luz, proyecto formado por cuatro socios, tres de ellos informáticos. Alojados en un vivero de empresas de su Lérida natal, lo primero fue desarrollar la plataforma para lo que se emplearon ocho meses. Se decidió apostar por un desarrollo propio: “Necesitábamos una plantilla que permitiera una gran configuración de pocos productos, y el mercado ofrece justo lo contrario”.

Además de en la exposición del producto y todas las posibilidades de personalización, estos emprendedores se tuvieron que emplear a fondo en desarrollar herramientas para la toma de medidas apoyadas en unos tutoriales, “muy intuitivos y gráficos que mejoramos continuamente”. En cuanto a la financiación, la empresa arrancó con una aportación de 12.000 euros de los cuatro socios, que fue completada por un crédito Enisa de 45.000 euros, cantidad a la que luego se sumó 70.000 euros de la primera ronda de financiación. En opinión de Joel, el proceso más duro fue la selección del proveedor chino.

www.blackpier.com

Apuestan por la máxima especialización: una oferta micro de nicho de mercado, pero amplia en soluciones de cara al usuario. Las vajillas de usar y tirar de Unsolouso.es, o los gorros de quirófano de Trucaps.es son buenos ejemplos. Aún hay más. Algunos de estos proyectos rozan la osadía al vencer límites hasta ahora impuestos a la venta online en términos de personalización del producto. Decisión que lleva a los sastres de BlakPier a desarrollar novedosos sistemas para que el cliente tome las medidas de su traje o a Madeinme para que sus clientas diseñen sus zapatos.

Los objetivos determinan la inversión

Los motivos para la especialización en el comercio electrónico son muy variados. Algunos de ellos nacen con la ambición de consolidarse como referentes internacionales, otros como vía para la ampliación geográfica de comercios locales ya asentados. Muchas de las apuestas pasan por abrir un canal de venta directo con el cliente final de los productos por ellos producidos, es el caso de las relacionadas con la agricultura y la artesanía. Otro de los objetivos es el autoempleo que permitan a estos empresarios compaginar vida profesional y personal, e incluso tener activo un plan B, al que poderse subir en caso de necesidad.Unos objetivos que en buena medida marcan la inversión. Así el rango de desembolso varía de 500 euros a 170.000, sobre todo, en función de la tecnología necesaria para hacerlo realidad, el stock de producto imprescindible para los primeros pasos o las inversiones en publicidad. Pero los ahorros en el lanzamiento son importantes si se buscan los colaboradores adecuados, mover la red familiar y de amistad puede ser de gran ayuda.

En cualquier caso, las 8 empresas protagonistas de este artículo insisten en que, sin agresividad comercial y actualización, no es posible cumplir con la máxima del sector: superar las expectativas del cliente. Leelas a continuación.

Madeinme.es: Zapatos diseñados por el cliente

Inversión inicial: 150.000€

Cómo si de la lámpara mágica de un genio zapatero se tratara, Madeinme.es saltó al mercado la pasadas Navidades con la promesa de hacer realidad “los zapatos que tienes en la mente”. De momento, en la de las mujeres, aunque prometen que se ampliará a la del hombre. Tres socios curtidos en “la personalización del producto para la gran empresa” se esconden tras esta empresa madrileña, según explica Óscar Vega, fundador y CEO de este proyecto pergeñado durante dos años y medio. Un tiempo empleado tanto en preparar la compleja base tecnológica, que incluye un desarrollo propio en 3D para personalizar todos los detalles del zapato elegido, como en su estrategia multicanal. “Nos hemos convertido en la Play Station de las mujeres”, resume divertido Vega para explicar la buena acogida del proyecto en los pocos meses de funcionamiento: “Desde el primer mes hemos facturado cinco dígitos, pero echamos en falta más conversión. Todavía se juega mucho con la aplicación, pero el proceso de decisión madurará porque se guardan los modelos”. Los precios oscilan entre 129 y 179 euros. En la actualidad, la fabricación está subcontratada con varias empresas artesanas, si bien la idea es asumir esta fase para aportar valor a toda la cadena. También se trabaja en reforzar su presencia offline, de momento reducida a un showroom; el Mercado de Motores.

www.madeinme.es

Savourshop.es: Ingredientes para comida exótica

Inversión:22.000€

Jordi Rubio había comprobado con envida la facilidad con que los gastrónomos británicos acceden a todo tipo de productos e ingredientes de cocina internacional. Tras un año sabático y decidido a empezar una nueva etapa profesional fuera de la gran empresa, Rubio y su mujer Natsha McWhirter decidieron abrir Savourshop, una tienda física y online donde poder encontrar lo imprescindible para hacer platos exóticos.

Tras pasar por un programa de Barcelona Activa, que fue decisivo tanto para el desarrollo del proyecto como para conseguir “un pequeño crédito de 10.000 euros, que se sumó a otros 12.00 euros”, en 2010 abren la tienda física. Pero estos emprendedores pronto comprobaron las dificultades de compaginar ambas actividades: “Sabemos que estamos abocados a tener tienda física, pero en 2011 no funcionaba como debía. Ya que por Internet vendíamos
10 veces más y que encima generaba menos gastos, decidimos centrar esfuerzos”.

fase de estabilidad
La rentabilidad de la empresa despegó, aunque Rubio advierte que la venta ha sido sensible a los vaivenes de la actualidad económica. Por fin, desde el primer trimestre de 2013, Savourshop ha entrado en una fase de mayor estabilidad: “Aunque ha tardado más de lo previsto, ya estamos donde queríamos, lo que te permite invertir en personas, trabajar en la marca y el packaging”. La idea es operar de forma independiente, pero de momento su tienda está alojada en régimen de alquiler en una plataforma que les da asistencia en los temas técnicos. También operan desde algún marketplace. Con todo, reconocen que la asignatura pendiente es generar más contenidos y emplearse a fondo en las redes sociales.

savourshop.es

Manelsanchez.com: Zapatillas de baloncesto

Inversión en el rediseño: 6.000€

Cuando colgó las zapatillas de baloncesto como jugador internacional, Manel Sánchez decidió seguir ligado al mundo del deporte abriendo una tienda en su ciudad natal, Lugo. Tras una primera experiencia, se decide a apostar por las licencias de deporte americanas, sector en el que el carisma de Sánchez y las habilidades comerciales de su mujer y socia logran consolidar la propuesta en los años 90.

Crecer poco a poco
Poco a poco, se va conformando una oferta que cada vez pivota más sobre el baloncesto, aunque un 25% del catálogo es más generalista. Animados por un amigo con experiencia en comercio electrónico, con el arranque de siglo estos emprendedores valoran Internet como canal de expansión. “He de confesar que no creía mucho en esto. Pero al final tenía que rendirme a la evidencia: cada vez vendíamos más, y eso obligaba a dar otro paso más”, explica Sánchez. Y así se llega hasta 2011, cuando Manelsanchez.com marca un triple en el sector de zapatillas de baloncesto modernizando y relanzado su sitio web con una inversión de unos 6.000 euros: “El cambio fue radical y la subida en ventas grandiosa”, bromea hoy su impulsor: “Pasamos de una web sencilla a una sofisticada, que ofrece más posibilidades al cliente y una gestión más sencilla a nosotros”. Aunque reconoce que los años de crisis también se han dejado notar, su tienda vende hoy a toda España y parte de Portugal, aportando unas ventas similares a la de la tienda física. En su opinión, el buen servicio postventa y el posicionamiento en buscadores son clave en un éxito que ahora valora poner a prueba en el exterior, tal como le aconsejan sus gestores web.

www.manelsanchez.com

Pamipeke.com: Complementos de pelo para niñas

Inversión en la web: 3.000€

La de esta joven empresa melillense es una historia común a muchas otras de Internet. Casi como un hobby, se empieza a realizar una artesanía, complementos para el pelo en este caso, pero el boca a boca se activa y la demanda obliga a pensar en dimensionarse.

Femenino y singular
Lo que convierte en singular la experiencia de Pamipeke es la rapidez con que  la demanda está creciendo. Mayra García es la directora general de este proyecto de tres socios nacido en 2012 y que ya opera en tres canales: la venta en tienda multimarca, la tienda online y la fabricación para terceros (El Corte Inglés, por ejemplo): “El mercado premia la calidad, y para nosotros ha sido muy importante poder alcanzar en poco tiempo este volumen de producción que nos permite abaratar costes y ser más competitivos en un producto de manufactura casi artesanal”. 

Singular ha sido también el planteamiento del e-commerce, ya que en Pamipeke se cumple tanto la función de venta al cliente final como la de captación de tiendas multimarca. Un objetivo para el que se ha invertido en SEM coincidiendo con cada campaña. También se prepara la estrategia para activar otras herramientas necesarias para el posicionamiento como las redes sociales y el blog. Eso sí, aprovechando su presencia en varias ferias se ha contactado con bloggers: “Sus comentarios han tenido una buena repercusión en las ventas”, explica García.

www.pamipeke.com

Unsolouso.es: Vajillas de usar y tirar

Inversión: 7.000€

Trabajaba por cuenta ajena pero me sentía estancada, así que, poco antes de las crisis, pensé en montar un negocio en Internet”. Tan directa como su oferta, Marta Ojeda responde al arquetipo de mujer emprendedora en la Red: “He montado un negocio casero porque quería libertad y flexibilidad para mi vida privada y, además, asumir menos gastos fijos que con una tienda física”, explica.

Reenfocar la actividad
Al final, tras “un brainstorming que mantenía a diario conmigo misma”, llegó a las vajillas y complementos de mesa de un solo uso, un producto con muy baja competencia. Sin embargo, el negocio se ha ido definiendo sobre la marcha: “La primera idea era centrarme en el mercado mayorista, pero tras estar funcionando en 2010, no estaba satisfecha con los resultados”. Ante la evidencia, decidió centrarse en el mercado de particulares, para lo que se basó en el blog La decoración de mis mesas que hoy, con cerca de 5.000 visitas diarias, se ha convertido en el mejor prescriptor de la tienda: “Empecé con el doble objetivo de dar ideas, pero sobre todo de promocionar y educar este tipo de soluciones y materiales desechables”. Con esta promoción y dedicando mucho tiempo a seleccionar el producto, Unsolouso ha ido incrementando su rendimiento: “Yo nunca he perdido dinero, pero he tenido paciencia para esperar. Ahora ya llevo años ganando un sueldo, que no me va a hacer millonaria pero que, probablemente, en el próximo año me permita crear  otro puesto de trabajo”.

www.unsolouso.es

Pyren Cycles: Bicicletas artesanas por Internet

Inversión: 1.500€

Hacer una bici para el cliente y no vender al cliente la bici que a la marca le interesa”, con esta filosofía Pyren Cycles se presenta este año al mercado. Una iniciativa de Mikel López que apuesta por la manufactura artesanal de cuadros según el uso y peculiaridad de cada ciclista. De momento el proyecto debe ser compatible con la actividad que como ingeniero desarrolla este vasco, aunque su socio ya se dedica a tiempo completo a la empresa. El objetivo es vender entre 40 y 60 modelos al año, con un precio de unos 1.200 euros el cuadro, “a lo que hay que sumar lo que el cliente quiera gastar en componentes, otros 1.000 euros de media”, explica López.

De momento, PyrenCycles nace con una modesta plataforma online “que iremos mejorando en estos meses”, pero que ha puesto buena parte de su innovación en un completo cuestionario para definir con precisión el modelo adecuado a cada ciclista.

Poca competencia
Los pedidos han llegado desde el primer momento, en parte impulsados por la expectación que este proyecto singular ha despertado en las revistas y foros de la legión de aficionados: “Es un sector en el que no hay apenas competencia, y menos con nuestra ilusión y calidad”. Una peculiaridad que obliga a pensar en su internacionalización desde el minuto uno.

www.pyrencycles.com

Trucaps.es: Gorros de quirófano

Inversión inicial: 1.600€

Casi como un divertimento, las hermanas Carmen y Raquel Truyols pusieron en marcha el pasado noviembre esta tienda especializada en la venta de gorros para quirófano. Carmen, médico anestesista, ya personalizaba esta prenda cada vez que viajaba a Asia y encontraba a alguien que la confeccionara con unas telas que aportaran color a la estresante realidad médica. Siguiendo su ejemplo, otros compañeros encontraron una web en EE UU donde surtirse. Fue entonces cuando a las hermanas Truyols se les encendió la bombilla: “Ahora que hay tanta gente necesitada de trabajo, por qué no hacer algo similar con telas y confección española”. Al margen del tiempo dedicado al papeleo, un mes fue suficiente para que con 1.600 euros y la ayuda de varios amigos, poner en marcha la tienda con un WordPress. Había que buscar una plataforma sencilla, que ellas pudieran gestionar en las dos horas diarias que dedican a este negocio que compatibilizan con sus labores de médico e ingeniera. A los 45 días ya se había recuperado la inversión y generado beneficio. De momento todo lo recaudado se reinvierte en el proyecto para mejorar la web y trabajar en su internacionalización: “Queremos aprender sobre la base actual de un negocio pequeño, lo que pasa es que ya nos llegan pedidos de fuera de España e incluso de miles de unidades, que por el momento no podemos aceptar. Nuestra apuesta es crear una marca más personal: no queremos que nos vendan como un regalo de laboratorio”, explican.

Expectativas desbordadas  
Pese al éxito, las hermanas Truyols avanzan poco a poco. “Estamos aprendiendo”, justifican. El proyecto ha desbordado expectativas, incluso las personales: “Trabajar las redes sociales ha sido suficiente para que todo el mundo se ilusione con la idea, y para nosotras es gratificante tratar con un cliente que encuentra un producto único que además puede personalizar con su nombre o mote de quirófano”. Hoy Trucaps, que había nacido como una idea loca entre hermanas, es visto como un efectivo plan B. “Nunca se sabe qué sorpresas te esperan”, añaden.

www.trucaps.es

Publicidad - Sigue leyendo debajo