Cuatro modelos de negocio de empresas sociales que sí son viables

El objetivo puede estar muy claro, y las ganas, también, pero cuando se pone en marcha una empresa social se necesitan más cosas. Y la primera es que se gestione como lo que es: una empresa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Disabled Park: geolocalización de plazas de parking para discapacitados

Su modelo de negocio es freemium. Los usuarios –personas con discapacidad– se benefician gratis del servicio de geolocalización y empresas y particulares (que así lo desean) pagan por apadrinar plazas.

La idea surge de una necesidad real. Yo voy en silla de ruedas y un día, viajando de Elche a Alicante con mis actuales socios Javier Sepulcre y Olga Apirece, comprobamos lo complicado que resulta encontrar plazas de parking adaptadas para personas con movilidad reducida. Recuerdo que llegamos a uno que carecía de ascensor y tuvimos que salir por la rampa de coches”, afirma Ana Puertas.

Necesidad de mercado. Esta experiencia les sirvió para analizar el problema al que se enfrentan a diario las personas con discapacidad cuando viajan a ciudades que no conocen. “Pensamos en por qué una persona no podría saber si cerca de donde va a viajar hay o no una plaza de parking adaptada. Y así fue cómo surgió Disabled Park.

Con la idea en el bolsillo, contactaron con diferentes asociaciones. “Cogimos ideas de las propuestas que nos hacían y fuimos enriqueciendo el proyecto. Ya no era sólo una necesidad nuestra sino de muchas otras personas”.

Puertas reconoce que como no tenían un perfil técnico, buscaron un socio que les ayudará a dar forma al proyecto: la empresa 3DIDS.

El proceso hasta llegar a cómo monetizar el negocio se fue definiendo con conversaciones que mantuvieron con 3DIDS. “Al principio, nuestra idea era instalar sensores en las plazas para avisar de que la plaza estaba ocupada o libre. Ahí surgió el dilema de a quién se lo íbamos a vender (a los ayuntamientos). Desestimamos esa idea. Dimos vuelta al tema y ahí surgió la idea de por qué no ofrecer las plazas a las empresas dentro de su política de responsabilidad social corporativa”, recuerda Puertas.

Los usuarios pueden utilizar el servicio de geolocalización de Disabled Park a través de una app gratuita. Las empresas y los particulares tienen la opción de apadrinar plazas de parking a partir de 15 euros.

En la foto, de arriba abajo y de izda. a dcha., Miguel Ángel Rayas (de 3dids), Olga Apirece, Javier Sepulcre, Andrés de España (de 3dids) y Ana Puertas. Cuentan con el apoyo de la aceleradora UEIA.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Irisbond: Tecnología para controlar dispositivos con la vista

Su ventaja competitiva es que la instalación y el mantenimiento de su tecnología la pueden hacer de forma remota. Han empezado en Sudamérica y Sudáfrica y ahora darán el salto al resto del mundo.

Desde el principio, hemos tenido muy claro que el proyecto tenía un enfoque social, porque iba dirigido a mejorar la calidad de vida de las personas, pero le faltaba darle un enfoque de negocio”, sostiene Eduardo Jáuregui, fundador de Irisbond (www.irisbond.com), que desarrolla y comercializa un sistema que permite controlar el ordenador a través del movimiento de los ojos.

Potencial de negocio. En 2007, el Centro Tecnológico Vicomtech-IK4 del País Vasco, especializado en visión artificial, inicia un desarrollo para poder controlar el ordenador con la mirada. “En 2012, el desarrollo estaba terminado, pero le faltaba ese enfoque de negocio. Me incorporé al proyecto, y junto al centro tecnológico, vimos que detrás de ese desarrollo había un potencial de negocio muy interesante a nivel global”. En julio de 2013, Jáuregui y el centro decidieron crear Irisbond, “con el objetivo de rentabilizar la tecnología eye tracking. Trabajamos para que ese producto fuera, además de puntero e innovador, más amigable, muy sencillo e intuitivo de usar, ya que va dirigido a personas con limitaciones importantes de comunicación y movilidad”.
Iniciaron una primera fase para validar el producto en el mercado y después de haber instalado las primeras unidades en el mercado (desde octubre de 2013), “hemos conseguido que más de 100 personas estén hablando con los ojos en distintas partes del mundo gracias a nuestra tecnología.

Hemos comprobado que la mejora que ofrecemos en la calidad de vida ya no es sólo en la comunicación personal sino que hemos contribuido a que muchas de esas personas se puedan incorporar a la vida laboral y eso tiene un valor impresionante”.

La empresa ha obtenido el Premio Reina Sofía de Tecnologías para la Accesibilidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
eCapaz market: Accesibilidad Universal y Diseño para Todos

A medida que investigaban sobre las necesidades no cubiertas en el ámbito de la accesibilidad universal, han ido incorporando nuevas líneas de negocio: desde consultoría y divulgación hasta e-commerce.

Tener un hijo con discapacidad nos hizo abrir los ojos y ver que teníamos que mejorar muchas cosas en torno a la accesibilidad universal. Nuestra formación en arquitectura nos ayudó a montar una consultoría dedicada a ese tema”, explica Sandra Pereira, que junto a Jorge Palomero, Elena Nuñéz y Yolanda González, dirigen eCapaz, y cuentan con el apoyo de la aceleradora UEIA.

Inicialmente, se centraron en el problema de las barreras arquitectónicas. “Y con la experiencia de usuario, nos dimos cuenta de que ese tema se quedaba corto para dar respuesta a las necesidades de los diferentes perfiles de usuarios y clientes que teníamos con distintas discapacidades. Nos faltaba la parte tecnológica. Y iniciamos un nuevo camino de formación hacia ese campo”.

Demanda no cubierta. En ese camino, detectaron que había un gran desconocimiento, por parte de usuarios y fabricantes, sobre cómo comunicar, buscar y vender productos y servicios para estos colectivos. Y así nació eCapaz Market, una plataforma e-commerce, “que pretende convertirse en el Amazon de la tecnología rompe barreras: una plataforma donde divulgamos qué productos y servicios hay en el mercado y cómo adquirirlos. Es el modelo de negocio sobre el que estamos trabajando”.

Además del e-commerce, ofrecen consultoría a empresas e instituciones sobre proyectos de arquitectura relacionada con la accesibilidad universal y también con usuarios que quieren adaptar sus entornos domésticos o de trabajo. “Trabajamos en la divulgación de productos tecnológicos que mejoren la calidad de vida del mayor número de personas y también de proyectos y startups en fases iniciales en estos campos”.

En la foto, de izda. a dcha., los fundadores de eCapaz: Yolanda Gómez, Jorge Palomero y Sandra Pereira.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Solidarters. Arte y cultura con responsabilidad social

Se dedican a difundir y vender arte y cultura, que per se, ya es socialmente responsable. Y además ofrecen a las ONG una fuente de financiación a través de parte de las ventas de esas obras de arte.

Creemos que se puede cambiar el mundo a través del arte y que otra forma de economía es posible. Somos una comunidad de artistas (solidartist), con proyectos sociales (solidart’ngo) y amantes del arte y la cultura (solidarters)”, enumera Saioa Eibar, cofundadora, junto a Jordi Albareda e Iñaki del Olmo, de Solidarters.

Rompiendo moldes. Dejaron sus respectivos trabajos en multinacionales para emprender. “Consideramos que el arte y la cultura son un derecho para todos, no un privilegio para unos pocos. Y queremos romper moldes y todas las ideas preconcebidas que hay en torno al arte: que es caro, inaccesible, que los artistas lo tienen difícil para acceder al mercado, entre otros aspectos.”, sostiene Eibar.

Solidarters es una red social para artistas y para amantes del arte y también un marketplace asociado para que los artistas puedan vender sus obras. “El componente social de Solidarters es que todos los artistas que venden sus obras destinan una parte de sus ventas a un proyecto social. Y destinamos un 10% de los beneficios también a proyectos sociales. Todos ganamos: el artista, porque consigue difusión de sus obras y colabora con proyectos sociales; el cliente, porque adquiere obras exclusivas a precios competitivos sabiendo que una parte se va a un proyecto social; y el proyecto social, porque consigue financiación alternativa gracias a nuestra plataforma”, explica Eibar. Acaban de lanzar la segunda versión beta de la web “y estamos escuchando y tomando buena nota de nuestros betatester. Es vital conocer al cliente y sus necesidades”.

En la foto, Saioa Eibar (con chaqueta blanca), junto a miembros de su equipo (de izda. a dcha.): Gustavo Socorro, Milegny Castro e Íñigo Contreras.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Startups