10 inventos con viabilidad como negocio

El verdadero calvario de un inventor empieza cuando tiene que salir a vender su invención. Antes ha tenido que hacer los deberes: diseñar, prototipar y proteger. Pero eso es sólo el principio. Te contamos lo que han hecho y cómo lo han hecho 10 inventores.

image
Yuna

El problema que querían abordar es el de la contaminación plástica de los océanos erradicando su presencia. Para ello, la solución que propone el equipo de YUDesign , de la Universitat Politècnica de València, es el rediseño de una boya de amarre con tecnología de filtrado para que pueda recolectar y reducir los microplásticos en el agua. Se trata de en un producto sostenible y reutilizable. El equipo está entre los participantes nacionales de la primera edición del concurso de diseño industrial Dyson Award.

Según cuenta el mismo equipo, Yuna requiere de poca energía para cumplir su función. “Posee una estructura aerodinámica inspirada en la antropometría del pez luna, por la fácil adaptación de su forma a los flujos de la marea. Los microplásticos que viajan por las corrientes llegarán al interior de la boya que girará acorde a las corrientes, como una veleta. El sistema de filtrado reposa en una serie de filtros de mayor a menor gramaje que irán filtrando los microplásticos según su tamaño. Se plantea la filtración por carbón activo y otros agentes para las partículas de menor envergadura, del tamaño de micras. Una vez filtrados los microplásticos, se pasará a la reutilización de los mismos con el fin de que no vuelvan de nuevo al mar. El producto se realizará en polietileno cuya degradación no supone la contaminación del medio, logrando un producto sostenible y circular. Se plantea abaratar los costes realizando las dos piezas de la estructura exterior de la boya con un solo molde”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un polvo inteligente para acabar con las dolencias
image
Gonzalo Murillo

El proyecto liderado por el Dr. Murillo (Energy harvesting for extremely-miniaturized autonomous bioelectrónica devices applied to minimally-invasive electrical stimulation at cell level) propone el desarrollo de dispositivos micro y nano bioelectrónicos autónomos para la estimulación eléctrica a escala celular. Abre así paso a futuros tratamientos de trastornos neuronales y motores, como la epilepsia, el Alzheimer o la enfermedad de Parkinson; evitando cirugías y efectos secundarios. También facilita la regeneración ósea o muscular mediante la estimulación eléctrica producida, aplicación que además ha sido patentada por el CSIC recientemente.

Se basa en la estimulación eléctrica de células electroactivas, como las musculares, los osteoblastos y las neuronas. Estos pequeños dispositivos producen potenciales eléctricos cuando recogen la energía alrededor de la célula (motilidad celular, ultrasonidos, campos magnéticos, etc.) Así pues, el proyecto pretende trabajar desde una perspectiva innovadora de una nanomedicina no basada en procesos químicos, sino consistente en un "polvo inteligente” (Smart dust) que pueda estimular eléctricamente grupos específicos de células y nervios de manera selectiva, inalámbrica y no invasiva.

La beca postdoctoral Junior Leader Retaining de la fundación bancaria “la Caixa” se suma a otros reconocimientos que ya ha recibido el investigador Gonzalo Murillo, como el MIT Technology Review en el ámbito Innovadores Menores de 35 y “Most Novel Innovator in Europe”, el del Choisseul Insitute como “100 Economic Leader for Tomorrow”, el del Programa Engega! del Parc de Recerca UAB, o el Cleantech Camp, impulsado por InnoEnergy, Gas Natural Fenosa, Barcelona Activa y la Cámara Municipal de Lisboa. En esta convocatoria, especializada en retener el talento en España y Portugal, se seleccionaron 11 investigadores e investigadoras de excelencia de entre más de 480 solicitudes.

Un molde para diques rompeolas de hormigón
image
SATO

Los creadores de este proyecto son los españoles Carlos Fermín Menéndez y Antonio Corredor. Con esta creación ambos fueron nominados para el Premio al Inventor Europeo 2019 en la categoría de Industria.

Su solución está orientada a la protección de puertos y costas mediante la creación de diques realizados a base de moldes de hormigón reutilizables. Hace mucho tiempo que la protección de las zonas costeras de los fuertes oleajes del mar se realiza mediante la construcción de diques trasladando piedras de gran tamaño. El proceso, además de laborioso y caro resulta, a la larga, ineficaz, dado que las olas terminan por adoquinar el entramado y se convierte en una superficie plana. Lo que estos inventores han diseñado es un molde para la construcción de lo que denominan cubipods y que definen como un “elemento prefabricado de hormigón en masa utilizado en la construcción de mantos principales de diques en talud y en la protección de márgenes de ríos. Se trata de un elemento masivo que resiste la acción del oleaje principalmente por gravedad y fricción lateral, colocándose en el talud de forma aleatoria en una o dos capas”.

Gracias a su diseño, Cubipod presenta una elevada estabilidad hidráulica. Entre sus ventajas destacan, también, su económico coste de producción -hasta un 40% más barato- una gran robustez estructural; facilidad de fabricación, acopio y colocación; una alta fricción con la capa de filtro; porosidad del manto constante durante la vida útil de la estructura, y una elevada flexibilidad frente al oleaje y posibles asientos del terreno, sin limitación de tamaño o profundidad.

Para la comercialización del proyecto recurrieron a SATO sato.ohl.es/index.html, la empresa de construcción marítima en la que ya trabajaba Corredor.

Una caja fuerte para controlar la adicción a la marihuana
image
Weedo

La idea es de Gonzalo Badiola, más conocido en youtube por su nombre artístico Bandhi, quien se presenta a sí mismo como inventor y futurólogo. Pero también es fumador de marihuana, un hábito que no tiene, por ahora, intención de abandonar pero sí que le preocupa controlar el consumo para no caer en una adicción que le reste energía para su actividad y productividad diaria.

Para ello el mismo Badiola ha creado un prototipo que consiste en una especie de caja fuerte donde depositar la marihuana y mantenerla a buen recaudo hasta el momento preciso en el que decide consumirla. Persigue, así, no dejarse llevar por la adicción y consumir el cannabis solo cuando él decide, no de forma impulsiva.

La caja, que quiere comercializar con el nombre de Weedo, contiene distintos departamentos de madera en cada uno de los cuales se aloja una dosis. Una vez depositado el contenido en su interior, la caja de cierra hermáticamente y luego, a través de una aplicación que acompaña al hardware, programas un calendario y estableces las horas a las que deseas que se abra y te proporcione, solo, uno de los contenidos. El ingenio, que él circunscribe dentro del sector de la salud física y mental, pretende “un consumo responsable del cannabis reduciendo su consumo y combatiendo la adicción”, declara Jorge Piñero, CEO de Weedo. Ellos han empezado orientándose a la marihuana por el potencial del mercado, pero el artilugio sirve para controlar otras adicciones, como la del tabaco o el consumo de medicamentos de alto riesgo como son los ansiolíticos o antidepresivos.

Una silla de ruedas con motor que se maneja con un chicle
image
Pablo Gallego

El ingenio se denomina ChewIt , una solución con apariencia entre un caramelo y un chicle pero que en realidad es una nueva interfaz de entrada intraoral que proporciona una solución efectiva para escenarios de interacción manos libres. “ChewIt se asemeja a un objeto comestible que permite a los usuarios realizar varias operaciones con manos libres, de manera simple y discreta. Nuestro diseño se basa en una serie de estudios que investigan las implicaciones de la forma, el tamaño, las ubicaciones para la comodidad, la discreción, la maniobrabilidad y la obstrucción. Además, evaluamos posibles gestos que los usuarios podrían utilizar para interactuar con dicha interfaz intraoral”, afirman en la página web.

Pablo Gallego, ingeniero electrónico de telecomunicaciones, es uno de los autores del ingenio. Aunque tiene múltiples aplicaciones, la inmediata se orienta a los usuarios de sillas de ruedas con motor. El proyecto de Gallego se enmarca en las investigaciones que realizó durante su estancia en el Aumented Human Lab un laboratorio que estudia nuevas interfaces de interacción entre el hombre y las máquinas. Del equipo forman parte también Denys Matthies y Suranga Nanayakkara.

El lápiz del dolor
image
UPintelligence

UPintelligence es una startup asturiana que pone las tecnologías más punteras al servicio de la creatividad. Uno de sus últimos inventos es un sensor para la monitorización del dolor. Óscar Cosido y Óscar Ruiz son los fundadores de UPintelligence ,un grupo transdiciplinar de investigadores en ciencias de los datos, computación, inteligencia artificial e ingeniería industrial.

Dentro de sus múltiples desarrollos se encuentra un lápiz capaz de medir el dolor. Consiste en un dispositivo digital con diversos sensores que se va desplazando por el cuerpo del paciente hasta crear un mapa de todo su cuerpo en el que se reflejan los puntos más sensibles y los campos donde se intensifica el dolor. El prototipo no está aún patentado y están pendientes de ejecutar las pruebas de validación para su uso médico.

Un nuevo guiado de roduras para trenes
image
José Luis Gómez

A lo largo de su historia Talgo ha estado siempre a la vanguardia tecnológica. Gran parte de ese mérito se lo debe a José Luis López Gómez, un ingeniero mecánico que trabajó durante más de 40 años para esta compañía ferroviaria, 24 años de ellos al frente de la Dirección Técnica de Patentes. Aunque continúa prestando asesoramiento técnico, José Luis Gómez está jubilado.

José Luis López Gómez ganó el Premio Popular al Inventor Europeo del año que otorga la Oficina Europea de Patentes por un sistema que permite a los trenes circular con más seguridad y confortt, un nuevo método para que las ruedas de los trenes Talgo rodasen con más seguridad sobre el raíl, manteniendo siempre la posición óptima, especialmente en las regiones montañosas. El galardón lo recibió tras ser seleccionado entre un total de 123.000 patentes europeas que se presentaron al European Inventor Award. Pero no fue este ni su primer ni su único invento. José Luis Gómez atesora un total de 21 patentes y, aunque antes no le gustaba llevar la cuenta, ahora piensa que “estas cosas hay que contarlas para recuperar la confianza en nosotros mismos”. López Gómez nunca quiso montar una empresa propia para explotar sus innovaciones pero es un claro y ejemplo de éxito en el intraemprendimiento.

Una próstesis fabricada en 3D con plásticos reciclados
image
Saphten

Otro de los finalistas nacionales del Dyson Award, la solución de Saphten consiste en una prótesis fabricada mediante impresión 3D a partir de plásticos reciclados que permite que el paciente pueda realizar cualquier tratamiento de fisioterapia en la mano por sí mismo. Su autor es Diego Acosta Vidal quien, además de diseñador industrial, es fisioterapeuta acostumbrado a tratar con pacientes con enfermedades neurológicas. “La espasticidad fue una de las patologías que más he visto durante mi carrera”, declara.

Como valor diferencial de otras soluciones existentes ya en el mercado, destaca que “es la primera ortesis antiespática que tiene un sistema bidireccional de cierre milimétrico. Lo que lo hace mucho más cómodo y preciso”. Otra cosa que apunta el inventor es que Saphten “está diseñado para países subdesarrollados, en los que simplemente con una impresora 3D, los pacientes pueden tener una infinidad de ortesis personalizadas, fáciles de ensamblar y ajustar. También es el primer sistema de bloqueo milimétrico bidireccional impreso en 3D y nunca se había aplicado en una ortesis antiespástica”.

Pieza clave en el sistema de posicionamiento por satélite Galileo
image
José Ángel Ávila

El madrileño José Ángel Ávila recibió en 2017 el Premio al Inventor Europeo a la Investigación. Ávila forma parte de un grupo de expertos, reunido en 2002 por la Agencia Espacial Europea (ESA), para diseñar un nuevo sistema de señales de radio.

En la actualidad trabaja como Ingeniero Principal de Evolución y Seguridad de la Señal GNSS en la Agencia Espacial Europea (AEE) en Noodrwijk, Países Bajos. Ávila, junto al resto del equipo, se ha centrado en una sola constelación de satélites: la del sistema de navegación Galileo, el GPS europeo. El objetivo era conseguir para Europa una independencia en el sistema de navegación y posicionamiento a través de la creación de una tecnología propia superior a la estadounidense GPS y su competidor ruso, Glonass.

“Igual no somos conscientes, pero nuestras redes bancarias y financieras, nuestras infraestructuras estratégicas de transporte, energía y comunicaciones dependen en un alto grado de la navegación por satélite del sistema de GPS estadounidense. Si el sistema cae o por razones estratégicas Estados Unidos lo desactiva o empeora la calidad, las consecuencias serían catastróficas”, justificaba la trascendencia de la investigación.

Una forma de limpiar más sencilla y eficaz
image
Manuel Sánchez

Manuel Sánchez Salvador se presenta como “un inventor español, que ha creado una nueva forma de limpiar más fácil e higiénica”. El producto se denomina Limfoin consistente en una escobilla eléctrica “ideal para la limpieza de los inodoros de los hoteles, baños públicos. Además, los diferentes cabezales que tiene sirven para limpiar mas superficies del baño, como plato de ducha, bañera, azulejos, lavabo, etc..

Los cabezales no rayan la loza”.

Entre las ventajas del producto, este inventor destaca también, una batería de litio que le permite una autonomía de unos 50´, además de prescindir del uso de cables, lo que facilita su manejo. Al tener una forma ergonómica no es necesario agacharse evitando así lesiones en la espalda, entre otras. Especialmente útil para los profesionales de la limpieza y para uso doméstico de personas mayores o con problemas de movilidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo