Ideas de negocio con propuestas verdaderamente frikis

Que estas ideas de negocio sean ¿diferentes? no quiere decir que no puedan llegar a ser, eso, negocio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cerveza para beber tranquilo en la ofi

Deskbeers

Deskbeers te propone enviarte cerveza a tu oficina. Más específico no se puede ser a la hora de enfocar un negocio. Cerveza. Para. Tu. Oficina. Ni vino, ni vodka. Ni para tu casa. Para tu oficina. Cerveza. Porque todas las semanas hay algún hito que celebrar cuando trabajas en una startup: que si ya tenemos la primera beta, que si tenemos los primeros 100 clientes, que si todavía no hemos cerrado.... ¿Cultura de startup, dices? Sí, porque si lo hacemos en mi oficina, nos ponen de patitas en la calle. Y esto no es como enviarse los paquetes de Amazon a la oficina para que Tomás, el de seguridad, te haga de portero–mensajero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Miniglesias itinerantes

Tiny Chappel

La de tiempo que se pierde de la iglesia al lugar del ágape, ¿verdad? ¿Y si se redujera? ¿Y si, además, se pudieran evitar las novias a la fuga? ¿O los novios a la fuga? ¿Y si la iglesia tuviera ruedas? ¿Y si llegara a la puerta de tu casa? Tiny Chapel tiene ruedas, aspecto de local donde contraer dudoso matrimonio que tienen las capillas de Las Vegas y nueve metros cuadrados, incluido un servicio unisex, en el que caben 25 personas, lo que, a su vez, si lo piensas, es otra ventaja añadida (lo siento, cariño, los primos de Zamora no pueden venir). A partir de 90 euros por 30 minutos alquilan la iglesia sobre ruedas, eso sí, siempre que estén en un radio de una hora de Richmond (en el estado de Virginia), la ciudad en la que tiene el garaje. Con los problemas que hay en la mayoría de las ciudades españolas para un puesto itinerante de comida, como para poner una iglesia dispensando obleas a los feligreses...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Sumilleres de salsa

Heatonist

No, no estamos hablando de Celia Cruz. Llegas a un restaurante. Se te acerca un tipo fino, con un bigote delicado y con una concha del Camino de Santiago colgando de su cuello. “Si me permite el señor, me gustaría recomendarle esta salsa picante Hamajang Kiawe Smoked Ghost Pepper para quitarle absolutamente todo el sabor a esas coquinas que se va a meter entre pecho y espalda”, dirá mientras enseña el frasco de la salsa superpicante como si fuera Mufasa, presentando a Simba. La profesión en sí no tiene mucho futuro, pero sí la tienda online de marcas de todo tipo de salsas que se vende como 'sommerlier' de las salsas: Heatonist.com.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Consoladores para tus abuelos

Sexy Pranky

Hemos visto ya varias empresas que proponen modelos de suscripción de juguetes sexuales y productos de sex shops a domicilio: para parejas que se aburren, para parejas que no se aburren, para parejas de avanzada de edad, para solitarios y solitarias; mensuales, quincenales, semestrales, semanales, de todo. Unos han tenido una vida más larga que otros (sí, la broma era inevitable), alguno sigue vivo, pero lo que todos han tenido en común ha sido el packaging, uno plano, genérico, que no pudiera dar ninguna pista sobre el picante contenido, y el uso, para autoconsumo. Lo que nunca se nos habría ocurrido es suscribir a nuestros amigos o a nuestros abuelos, que nunca se plantearían comprar este tipo de productos, y que además les da una vergüenza tremenda, pero mucho menos que la caja dejara clarito qué contenido tiene. Llega el mensajero cuando no te lo esperas y, zas, ahí que te planta una caja con la foto de un enorme vibrador.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Preservativos sostenibles

Sustain natural

Imaginas una vida sin preservativos? ¿Qué rellenaríamos con agua para lanzar desde el tercero a los vecinos del portal de al lado? ¿Nos seguirían pareciendo igual de graciosas las escenas de Agárralo como puedas 33 y tres cuartos? ¿Seguirían los fabricantes de vaqueros incluyendo en su patrones el mini-bolsillo interior en la pernera derecha? ¿Los fabricantes de carteras de piel no harían ese bolsillo interior en la zona de las tarjetas de crédito que acumula pelusas? Eso por no hablar de prevenir las enfermedades de transmisión sexual y los embarazos no deseados. Al igual que tú, tampoco lo conciben Jeffrey Hollender y su hija Meika Hollender, cofundadores de la marca de preservativos sostenibles Sustain, un negocio familiar ciertamente atípico. ¿A qué se refieren con sostenibles? Tienen una quíntuple certificación: comercio justo, veganos (no tienen ningún producto derivado de animales), no están testados en animales (sí en seres humanos), no incluyen ningún tipo de sustancia modificada genéticamente, y fabrican en una planta en el sur de la India certificada por la FSC, que garantiza el consumo sostenible de madera, papel u otros derivados forestales. Eso sí, como seáis de los dos alérgicos al latex, olvidaros.

En clave femenina
En los primeros cuatro meses en el mercado consiguieron facturar 500.000 euros. Y el negocio sigue creciendo. La clave, cuenta el propio Hollender, ha sido dirigirse a mujeres y venderles el primer condón pensado para mujeres.

Y centrándose más aún en su público, ahora venden también tampones 100% naturales, lo que demuestra una gran fe en su producto principal hasta ahora.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo