5 fórmulas para innovar que funcionan

Estas cinco empresas españolas aplican con éxito técnicas clásicas de innovación empresarial que puede aplicar cualquier tipo de negocio. Dar clases a tus clientes para que te saquen todo el partido, aplicar garantías de entrega a tu trabajo, exportar tu servicio a otro sector, trasladar técnicas de otros mercados a tu mercado y especializarte en mercados generalistas...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Aplica técnicas de otros sectores a tus procesos de producción

Noem

Uso de árboles autóctonos catalanes para la construcción de casas transportables, ecológicas y personalizables que no emitan CO2. Eso, de por sí, reconócelo, ya es innovador: aglutinar conceptos transportable, autonomía, ecología y producto regional. Pero esta empresa nos ha llamado la atención porque para la fabricación de estas casas se han fijado en las técnicas del sector naval: han exportado el proceso de fabricación de un sector que nada tiene que ver con el que nos ocupa: la arquitectura modular ecológica, a la que han bautizado como Noem (No Emissions Living). “Teníamos la idea de una casa que cumpliera requisitos ecológicos, que fuera transportable/desmontable y también autónoma. Estuvimos estudiando distintos prototipos por toda Europa y no había ninguno que aglutinara los tres aspectos. Vimos que no existía y que había que inventarlo”, explica Rosa Vilarasau, cofundadora de este negocio, curtida en el departamento de márketing de Chupa Chups. Vamos, nada que ver.

Adaptar, no inventar

“Lo que hemos hecho ha sido una labor importante de investigación para adaptar la producción de otros sectores. Mientras investigábamos soluciones de construcción, nos dimos cuenta de que no era necesario reinventar, sino adaptar. Hemos introducido la movilidad y la transportabilidad en la construcción, que parecen conceptos distintos. Y para ellos hemos utilizado el know-how de sectores que estos temas ya los tenían solucionados, como el sector náutico o el automóvil: soluciones que nadie había incorporado a la construcción que nadie había utilizado”, explica.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Traslada tus servicios a otro mercado no lógico

Vicus

¿Eficiencia energética en el sector naval? Si otros sectores también lo buscan, ¿por qué no el naval? La pyme viguesa Vicus propone a las empresas navales la optimización del uso de la tecnología –y la mejora de su rendimiento y eficiencia– a través del estudio y la creación de mecanismos y soluciones de ingeniería propias. Aunque están especializados en el sector naval, se han dado cuenta de que su idea innovadora puede aplicarse a otros sectores, como las energías renovables.

“La empresa nació con un proyecto en mente: diseñar sistemas de accionamiento con motores de imanes permanentes y otra línea de negocio de eficiencia energética en los buques. Nuestra salida al mercado coincidió, en 2008, con la crisis de los precios del combustible y vimos que había un hueco para una empresa que se dedicase a la eficiencia energética en el sector naval. Ya teníamos experiencia en el diseño de hélices y comenzamos a trabajar en la optimización hidrodinámica enfocada a la eficiencia energética, sobre todo, de buques existentes, pero también para buques nuevos, y a la consultoría y auditorías energéticas”, explica Adrián Sarasquete, uno de los fundadores de esta pyme. Así, no se quedaron sólo en el diseño de un nuevo motor híbrido.

“Luego entramos en las energías renovables, que tienen ciertas similitudes y se pueden aprovechar conocimientos de un sector a otro. Las herramientas de simulación de fluidodinámica, por ejemplo, eran las mismas”, apunta Sarasquete.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Enseña a tus clientes a que te exploten al máximo

TCI Cutting

Que las cosas se hagan de una manera determinada en un mercado, no quiere decir que no se puedan hacer de otra manera. De la misma manera que si empiezas a trabajar en un sector, no tienes por qué quedarte encasillado en él. Si no, que se lo digan a Emilio Mateu, fundador de Tecnología de Corte e Ingeniería (TCI), una empresa de Guadassuar (Valencia) que se dedica a la fabricación de maquinaria de corte de precisión de materiales sólidos por chorro de agua y láser de CO2, que dicho así suena a la maquinaria que utilizaría cualquier villano para hacérselas pasar canutas a James Bond. El negocio empezó dedicándose al corte para el sector cerámico y ha terminado sumando, entre otros, el sector aeroespacial y aeronáutico, donde no se permiten tecnologías que aporten calor al corte porque templan el material y cambian sus características. De hecho, el corte por agua, al ser en frío, es el único que está homologado en aeronáutica.

ENFOQUE COMERCIAL

Mateu reconoce que no están solos en su sector, y ahí viene el por qué incluimos a esta empresa en el reportaje. Tan innovadora es su idea de negocio (cuenta con tres patentes propias) como su enfoque comercial: “Una instalación es tan buena como lo es su servicio postventa. Las empresas con las que competimos nosotros son empresas multinacionales con mucha estructura. Nos diferenciamos en el servicio postventa. Para nosotros es tan importante fabricar buenas máquinas, como que el cliente se sienta arropado tras su adquisición, poniendo a su disposición a nuestros técnicos para que pueda trabajar con la máquina de forma óptima”. En este sentido, ofrecen cursos a sus clientes para enseñarles a sacar las máximas prestaciones a sus máquinas. ¡Buena idea!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Garantiza precio y tiempos de entrega en sectores donde no es habitual

Dedentro

Te imaginas una empresa de reformas que garantice el cumplimiento de plazos y de precio y que cubra las desviaciones sin son culpa suya?

Esto es lo que hace DeDentro, una empresa de reformas de Guadalajara que ha trasladado los procesos y rigores de las obras de reformas para empresas al mercado de los particulares: ofrece una garantía de precio y tiempo de entrega en obras a domicilio.

“En construcción, desde los romanos, poco se ha inventado... con la excepción del hormigón armado. Lo que hemos hecho nosotros ha sido innovar en procesos aplicando el sentido común. Sabemos cuáles son los puntos clave para que podamos ofrecer una garantía de nuestro trabajo. Y si no se cumplen, no trabajamos. Podemos garantizar el cumplimiento de planificaciones y una mínima desviación entre presupuesto inicial y liquidación y una calidad máxima en el servicio únicamente siendo estrictos con todo el proceso”, explica Juan Carlos Corvera, fundador de DeDentro.

Actas y reuniones oficiales

“No hacemos ni una sola ejecución de una obra, si el cliente no tiene un proyecto de ejecución completo: un conjunto de planos donde se detalla la instalación eléctrica, la instalación de fontanería, donde hay un detalle de carpintería, donde hay calidades, marcas, modelos.. Y esto no quiere decir que el cliente tenga que entender de planos. Para eso realizamos una importante labor de comunicación con infografías: la técnica nos ayuda a enseñar al cliente en 3D qué es lo que dicen los planos para que no se lleven sorpresas. Entonces presupuestamos el proyecto de ejecución. Una vez que tenemos el presupuesto y el cliente lo acepta, y el precio está cerrado. Luego somos capaces de garantizar una planificación y un cumplimiento de plazo”, continúa Corvera.

¿Cómo? Ahí va otra innovación. “Hay reuniones de obra todas las semanas. En las reformas para empresas, todas las semanas hay una reunión oficial con la empresa y se hace una acta de obra. Nosotros lo hemos trasladado al sector de los particulares: todas las semanas hay una reunión oficial (obviamente, el jefe de obra está con ellos todos los días), pero una vez a la semana se levanta acta de la evolución y de los posibles cambios”, explica.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Especialízate en mercados a simple vista generalistas

Grup Met

Puede que haya un mercado que no haga una oferta especializada por sectores. Y si es así, también puede que ofrezca oportunidades de negocio. Es el caso del mercado logístico en el que Francesc Maristany encontró un hueco dentro el sector de la moda, cubriendo desde el transporte hasta la negociación con aduanas, añadiendo servicios exclusivos de este sector y especializándose en su argot. “Llevaba trabajando más de cinco años en transporte internacional cuando detecté un vacío en cuanto a especialización se refiere en el mundo de la moda. No le era aplicable el baremo general, se necesitaba algo más: un conocimiento mucho más amplio del mismo producto”, explica Maristany.

Transporte especializado

“Así, puse en marcha una empresa de transporte internacional, logística y aduanas especializada exclusivamente en la moda. No sólo éramos una empresa de transporte sino que ofrecíamos servicios complementarios como controles de calidad y ayuda para buscar nuevas fábricas, algo que nadie más ofrecía. La solicitud de nuestros servicios creció de manera tan descontrolada que tuvimos que dejar de trabajar un par de cuentas para poder mantener la calidad de nuestros servicios. Eso nos hizo enfocarnos no sólo al sector moda sino también a un tipo de cliente muy concreto, un cliente que requiere un servicio de calidad, que necesita una atención especial y no duda en dedicar sus recursos para que así sea”, recuerda.

Y ese cliente de calidad tenía más necesidades. “Tres años después decidimos complementar nuestros servicios de transporte con una nueva división dedicada exclusivamente a la producción del producto. De esta manera, ya sólo dejábamos en manos de nuestros clientes la tarea de diseñar el producto. Con esto cerramos el círculo y fuimos capaces de solventar total o parcialmente las necesidades de una empresa textil”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo