Cuatro ideas de negocio que hacen que la vida sea más fácil

¡Poner en marcha un negocio que solucione los problemas de la vida cotidiana! Si sabes dar en el clavo, es un planteamiento que siempre funciona.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dineyo

Frente a los ‘tradicionales’ cupones para fidelizar a los clientes, Dineyo paga dinero a los usuarios por sus compras y las de sus amigos.

Esta aplicación móvil, desarrollada por Luis Florit, Oriol Collell, Valentí Freixanet y Alberto Royán, traslada el concepto cashback –reembolso en compras de Internet muy habitual en Estados Unidos o Inglaterra– a las tiendas físicas de barrio. “De esta manera, cada vez que un cliente compre en una tienda suscrita a Dineyo, recibirá una recompensa o cashback. Además, si invita a sus amigos, el cliente ganará una pequeña recompensa por las compras de sus amigos cada vez que éstos compren en cualquier tienda Dineyo”, afirma Florit.

 

Las ventajas para los comercios son varias: “Pretende revolucionar las herramientas de captación y fidelización de clientes. Los comercios en vez de gastar dinero en campañas de publicidad o marketing de retorno desconocido, premian directamente a sus clientes por comprar y por recomendar, ya que, al fin y al cabo, son los mejores prescriptores del producto. Además, el cashback no devalúa el producto del comercio, como sí lo pueden hacer los descuentos, muy habituales en el mercado español. El producto servicio siempre vale lo mismo y siempre se paga lo mismo por él. El premio o la recompensa viene a través de Dineyo”, argumenta.

 

Modelo de negocio

 

De cada transacción, el comercio paga un porcentaje a Dineyo. “De esa cantidad, la mayor parte se usa para recompensar a los usuarios y Dineyo se queda una pequeña fracción. Gracias a la naturaleza del proyecto, obtenemos información real de mercado. Estamos trabajando para procesar toda esa información, que puede ser muy valiosa una vez tengamos un volumen suficiente”.

En cuanto a la facturación, prevén hacerlo a medidados de 2016, unos 200.000 euros. “Este año nos estamos centrando en ampliar nuestra masa de usuarios”.

Trappit

Esta empresa, fundada en 2014 por Daniel de Carvajal y Luis Martín Lázaro, ha desarrollado un algoritmo (ARPO: Airline Reservation Price Optimisation), que permite rastrear cualquier billete de avión hasta encontrarlo más barato de lo que ha sido comprado. Su software abarata hasta un 10% el coste en viajes de avión de las grandes compañías. “Nuestra tecnología, además de ser 100% española, es única en el mundo. Por eso más de la mitad de las empresas del IBEX-35 está dentro de nuestra cartera de clientes o en fase de prueba de nuestro producto”, explican. Trappit ha inaugurado oficina comercial en Dubai, desde donde abordarán el mercado de Oriente Próximo, y tienen previsto asentarse en el mercado norteamericano y latinoamericano, donde ya tienen varias empresas en fase piloto. La inversión inicial fue de 300.000 euros y han captado al fondo de inversión Diamond Partners, que valoró la empresa en 3,7 millones de euros antes incluso de tener clientes.

Macarena Bilbao

Esta licenciada en informática, que durante años trabajó en el sector de la automoción, emprendió por casualidad. “Buscando en Internet juguetes didácticos para mis hijos, más allá de los clásicos de plástico, a pilas..., descubrí cocinitas hechas por padres a partir de muebles usados. Me pareció una idea muy graciosa y mi marido y yo hicimos la nuestra. Una amiga la vio y me pidió que le hiciera una. La hicimos con una mesita de noche y palés fijados con clavos. Por aquel entonces, tenía un blog en el que colgaba las cosas que iba haciendo. Al cabo de unos meses se empezaron a interesar por ellas así que sobre la marcha cambié los clavos por tornillos. Estuve mucho tiempo haciéndolas a modo de hobbie, porque trabajaba por cuenta ajena hasta que llegó la crisis y me despidieron. Fue entonces cuando decidí profesionalizarme. Invertí en un taller, en herramientas, en mejorar los productos (tanto en fabricación, materias primas como conseguir el Marcado CE) y en una web en español e inglés para poder acceder a todo el mundo. El trabajo que hago es tan artesanal que si vendo a través de intermediarios se dispara el precio final, así que mi tienda es mi ventana al consumidor”, confiesa Macarena Bilbao, que invirtió unos 15.000 euros.

Sus juguetes simulan cocinas, lavadoras, puestos de mercado, casas de muñecos, guitarras, cámaras de fotos, pupitres con aire retro, tocadores, sillas y cabeceros de cama. Los productos son personalizados. El cliente dispone de varias combinaciones de colores y acabados que hace que cada uno sea prácticamente único. Cada pieza va numerada. Una vez fabricado, el cliente recibe fotos para confirmar la aceptación del pedido.

Vento.TV

Su objetivo es ofrecer una alternativa a las dificultades que tienen determinados sectores económicos para despegar en internet. Vento.tv es una herramienta de videoconferencia online diseñada para que el comercio tradicional y la pequeña empresa puedan mejorar el servicio que ofrecen a través de su web y competir así con los grandes operadores de ecommerce.

“Nuestra propuesta consiste en utilizar una videoconferencia en vivo para disminuir las barreras de falta de confianza existentes en el ecommerce actual. Establece un nuevo canal de comunicación entre el vendedor y sus clientes, con dos focos de atención: la preservación del anonimato para el usuario y la movilidad”, explican Germán López y Álvaro Rojo, dos de sus fundadores.

El visitante a la web del negocio, con un solo click y sin necesidad de registrarse ni instalarse nada, puede establecer una videconferencia con el vendedor. “Esta videconferencia es anónima para el comprador, que no tendrá necesidad siquiera de conectar su cámara si no desea ser visto. Gracias a nuestra versión móvil, Vento.tv permite una movilidad total al vendedor, pudiendo desplazarse por el negocio mientras resuelve las dudas del cliente o le muestra los productos en vivo. De igual modo, el comprador podrá activar la videoconferencia desde su móvil, con libertad para conectarse desde cualquier lugar”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo