5 empresas de éxito de nichos industriales

La industria española es competitiva a nivel mundial… en determinados nichos. Os presentamos varias empresas que son rentables en sus sectores y que pisan fuerte en el mercado internacional.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Ibarnia: actualización continua

Para una empresa con tan larga trayectoria como Ibarnia (sus orígenes se remontan a mediados de los 40) es de vital importancia mantenerse en continua regeneración. Este ha sido una de los secretos que la ha llevado a permanecer estable dentro del mercado.

Su andadura comenzó con la fabricación de taladros de columna para todo tipo de sectores industriales, aunque hace unos años decidieron parar la producción y traspasar la actividad a su competidor vecino, ya que veían que los productos que fabricaban no tenían buena convivencia.

Los centros de mecanizado de Ibarnia se destinan a sectores como la aeronáutica, el oil&gas y fabricantes de moldes y matrices. Entre sus clientes se encuentran empresas como Thyssen, Michelin, fabricantes de componenetes de Airbus y Boeing o la división de energía de Toshiba.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Ajusa: captando las necesidades del mercado

Jose Manuel Martínez se dio cuenta a tiempo de la demanda que existía en el mercado y le puso remedio. Su experiencia trabajando en talleres y siendo responsable de recambios Michelín, hizo que se diera cuenta que se necesitaba un fabricante de juntas de culata para motores. Y así lo hizo en 1972, cuando fundó Ajusa.

Con el paso de los años ha incorporado muchos más productos al catálogo de su empresa, fabricando juntas de turbo, kits de reparación, tornillos de culata, tanques hidráulicos, árboles de levas o juntas de estanqueidad.

Las ventas de Ajusa se llevan a cabo a través de tres canales: fabricación de primer equipo (OEM, Original Equipment Manufactured), recambio original (OES, Original Equipment Supplied) y recambio libre. La mayor parte de su negocio corresponde al recambio libre (57% de sus facturación).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Satecma: afrontar las crisis con determinación

El grupo de empresas nacido en Rivas (Madrid), se enfrentó a un reto en 2011, año en el que fallecía su fundador, Omar Cuadrado, dejando el negocio en manos de sus hijos de 26 y 24 años. Además, sucedía en plena crisis y con la construcción, sector al que se dirigían, prácticamente parada.

Pero después de la tormenta llega la calma, y la crisis hizo que la compañía pusiera más atención a los productos ajenos a la construcción. Cuenta con varias líneas de negocio entre las que encontramos construcción, pinturas, industria o detergencias.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Gallardo: la apuesta por la innovación

Antonio Gallardo, tras una larga experiencia en el sector de la fabricación de maquinaria, decidió crear una empresa por su cuenta junto a sus dos hijos. De esta forma nace Gallardo Ingeniería, de diseño y fabricación de maquinaria para el embotellado.

En la compañía fabrican todo tipo de maquinaria de llenado como enjuagadoras, llenadoras, tapadoras, capsuladoras, transportadores y despaletizadores. Estas maquinas se venden más tarde a varios sectores de la industria alimentaria como Nestlé, Coca-Cola o Pepsi

Una de sus claves más importantes es la innovación, ya que para que el producto sea competitivo, se renueva constantemente, y esto es lo que les permite abrir nuevos mercados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Galvatec: especialización y perspectiva

Dos de los socios de Galvatec trabajaban previamente en el sector aeronáutico, lo que les permitió detectar un hueco en el mercado. De esa manera se formó la compañía en el año 2006. Por entonces se dedicaba a los tratamientos superficiales de piezas de fibra de carbono.

Más adelante comenzaron a realizar ensayos no destructivos y a tratar piezas de acero, un proceso para el que había pocas empresas en Europa. Esto les permitió darse a conocer y en 2008 volvieron a refinanciarse. Gracias a ello pudieron asumir tareas de montaje y consiguieron llevar a cabo el mecanizado (torneado, fresado,…) ya que el mercado demandaba el ciclo completo de fabricación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo