5 ideas valientes que triunfan en EE.UU.

Un equipo de tatuadores especializados en reconstrucciones de mama, una marca de ropa para niños sin dibujos, un estudio de diseño que se dedica sólo a diseñar logos de apps, una tarjeta para practicar yoga en cualquier parte del mundo y un Uber de recogida de basuras.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Tatuajes para reconstrucciones mamarias

The Vinnie Myers Team

Aquí se aplica la teoría del negocio necesario. Hay negocios que merece la pena que existan: con que sea sostenible (y no sea especialmente rentable), ya vale. No hemos querido ni saber si facturan o no para incluirles en esta selección. Vinnie Myers es un tatuador de prestigio (también es médico de formación) que hace unos años decidió especializarse en tatuajes para pacientes de mastectomías que deciden reconstruirse las mamas. Comenzó trabajando para clínicas privadas y terminó montando un negocio propio junto a otros dos tatuadores.

Está especializado en repigmentación de pezones (juega con tatuajes en 3D para dar un mayor realismo a las reconstrucciones) y más de 3.000 clientes avalan su trabajo. ¿Qué quieres que te digamos? Que nos alegramos de que exista.

Un gimnasio global que no es cadena ni franquicia

ClassPass

¿Quién nos iba a decir a estas alturas de los modelos de negocios que el primer gimnasio global no iba a ser una franquicia? Ni siquiera una cadena dirigida por un emprendedor barra aventurero con una muy envidiable mata de pelo roquera en la cabeza. ClassPass es como el gimnasio de la esquina, pero en cualquier esquina del mundo (bueno, para ser honestos, de momento sólo cubre Estados Unidos, Canadá, Gran Bretaña y Australia, pero es un comienzo). Pagas 79 dólares al mes y puedes hacer deporte en cualquiera de los gimnasios. A lo mejor quieres hacer un programa de ejercicios que combina Bikram con un circuito clásico, pero resulta que para hacer uno tienes un gimnasio en una punta de la ciudad y para hacer lo otro tienes que irte a la otra punta. Y encima puedes dar tantas clases como quieras. Y, claro, antes dos gimnasios eran dos cuotas. Y luego te ibas a Barcelona a ver a unos amigos un fin de semana largo y adiós el entrenamiento. Hasta ahora, claro.

Las clases se reservan a través de una aplicación móvil y funciona como un bufé libre.

Llevan ya cuatro años en el mercado –mientras tanto han conseguido levantar más de 52 millones de dólares de financiación–, en el que han tejido las alianzas en un mercado tremendamente atomizado. De hecho es esta atomización del mercado (que se replica en cualquier país en el que le pongas la vista) lo que hace que tenga sentido este modelo de negocio.

Una marca de ropa infantil sin dibujos

Primary

Que nadie se atreva a decir nunca que ya está todo inventado en el mercado del retail, ni en el mercado de la moda. ¿Una marca de moda infantil con diseños muy sencillos, productos básicos y ningún artificio: ni dibujos, ni relieves, ni flores colgando? Ni una sola cara simpática, ni un solo animal antropomorfizado, ni una frase graciosa con la que los padres se puedan sentir superiores pensando que otras personas se van a fijar en lo que pone la camiseta de su hija. Si esto no es una propuesta de valor diferente, no entendemos lo que es una propuesta de valor diferente.

De hecho, este modelo de básicos es con el que comenzaron muchas marcas de distribución, pero que variaron al introducirse necesariamente el diseño en la propuesta de valor para competir. Pero vamos, a ver quién encuentra en Carrefour, Eroski, Alcampo o Primark camisetas como estás sin ningun dibujo.

Uber para la recogida de basuras

Rubicon

A ver, las cosas como son: esta es una idea genuinamente estadounidense, en el sentido de que sólo funciona en un país como Estados Unidos donde determinados servicios públicos ponen los pelos de punta. Queremos decir que sólo funciona en un país en el que pasan a recoger la basura uno o dos días a la semana y te 'crujen' mensualmente por esta recogida. No obstante nos interesa por adaptar el modelo de Uber, Cabify y similiares y aplicarlo a un sector que, francamente, no se le habría ocurrido a nadie antes.

Al grano. Rubicon es una empresa estadounidense que se dedica a recoger la basura de las empresas que ha decidido ahora fichar al CTO del equipo original de Uber, un tal David Plouffe, para que desarrolle una aplicación para los hogares de tal forma que quien quiera que le recojan la basura antes de tiempo o con más frecuencia o después de un fiestón de no te meneés pueda hacerlo con un toque en su dispositivo móvil. En lugar de prestar el servicio Rubicon directamente, lo prestan recogedores de basuras independientes.

Estudio de diseño de iconos para apps (¡exclusivamente!)

The icon factory

Muy bueno tienes que ser diseñando logos e iconos para dedicarte única y exclusivamente a diseñar logos e iconos para marcas, aplicaciones y juegos móviles. Y si sólo fueran los móviles... con el desarrollo de las televisiones inteligentes y la llegada de los relojes más inteligentes todavía (con pantallas minúsculas, no aptas para hipermétropes) el campo de iconos se amplía a otros formatos y otros clientes.

Si es cierto, como dicen los expertos del sector, los logos de la aplicación y los pantallazos influyen en la decisión de compra, después de haberte dejado las sienes en desarrollar una buena aplicación y en tejer un ASO eficaz, tiene sentido invertir en un logo que ayude a conseguir ese usuario/cliente/consumidor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo