7 ideas brillantes que se convirtieron en negocio

Siete ejemplos de emprendedores que han dado con la tecla para crear un proyecto de futuro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
BTwinBooks

Han probado su tecnología antipiratería con los usuarios finales de su mercado, los lectores, y la respuesta –según sus creadores– ha sido muy positiva. Las ventajas para los lectores y para las editoriales son enormes.

Gestionamos la identidad única de los libros impresos, permitiendo el acceso a copias y contenido digital asociado a cada libro físico”, explica Fernando San Martín, socio, junto a Unai Labirua, Lucía Gárate, Pablo Martínez, Enrique Zorrila y José Luis Ramírez, de BTwinBooks, una tecnología que permite la integración del mundo físico y digital.


“El usuario, adquiriendo un libro físico, puede acceder a una copia digital, así como contenido específico asociado a este, a través de smartphone o tablet. Y las editoriales, por su parte, tienen un control en tiempo real de las copias digitales activas, teniendo un control antipiratería en tiempo real, así como información exhaustiva de comportamiento de lectura de sus clientes, dándole una exhaustiva información de comportamiento de sus clientes y usuarios. Hasta la fecha, ninguna solución permitía este control unitario de identidad, lo que hacía propensa la piratería de contenido digital”, puntualiza San Martín.

Estudio del mercado
Conscientes de la complejidad del proyeto, analizaron las soluciones alternativas a la propuesta; el tamaño del sector y su concentración geográfica y empresarial, y también las características del sector (formas de trabajar, contratar, distribuir, medios utilizados…). “Las conclusiones fueron muy atractivas. Decidimos ver la receptividad de los usuarios finales, los lectores. Activamos una campaña a través de la mayor red social de lectores de habla hispana (Quelibroleo.com), de la que José Luis es copropietario. La comunidad lectora aplaudía la solución”.


El modelo de negocio consiste en facturar un fee por cada libro impreso con la identidad de BTwinBooks y un fee adicional por cada libro cuya copia digital se activa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Davalor Salud

Cuando se habla de industria del videojuego, convendría decir que el término no sólo alude a productos de ocio (lo que los antiguos llamábamos juegos de maquinitas). El concepto también hace referencia a los llamados serious game… o juegos formativos.

En realidad, se trata de juegos que, más allá de tener un objetivo de pura diversión, son productos que buscan la formación de los usuarios en campos tan diversos como la defensa, educación, exploración científica, sanitaria, urgencias, planificación cívica, ingeniería, religión o política, por poner algunos ejemplos. En ese entorno, Juan José Marcos Muñoz, CEO de Davalor Salud, encontró un nicho en el que aplicar estos serious game: las personas que tienen deficiencias en su función visual. El propio emprendedor define la actividad de la empresa: “Somos aún una startup dedicada a la salud funcional, tratamos a personas que están sanas, pero cuyo cuerpo no funciona bien”.

Abrir opciones
De momento, la empresa se ha centrado en las deficiencias del sistema ocular, pero en un futuro próximo entrarán en otros campos de la salud. “La ingeniería que hemos desarrollado, hasta ahora, vamos a aplicarla a la función visual. Sin embargo, dentro de un año esperamos poder aplicar nuestra tecnología a la resolución de problemas la función auditiva y, más tarde, psicomotriz de las personas”, afirma. Pero no acaban ahí los proyectos de futuro de esta compañía.

Tal y como explica su fundador, “también estamos desarrollando sistemas que complementan nuestro producto para entrar en la medición oftálmica. Además, tenemos en marcha poner servicios basados en la explotación de los datos que vamos recabando con nuestro trabajo”. En otras palabras: Davalor Salud quiere tener presencia en big data. Aunque Juan José dio sus primeros pasos hacia la creación de su empresa en el año 2013 (“fue entonces cuando tuvimos los primeros prototipos funcionales de nuestro producto”), no sería hasta hace año y medio cuando constituyó oficialmente la compañía: “Yo era el único trabajador de la empresa y ahora somos 55 personas, la mayoría, ingenieros y, algunos, con experiencia en ingeniería de videojuegos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Wildbit Studios

Que en Wildbit Studios saben de videojuegos parece evidente. Tan sólo hay que echar una ojeada al currículum de sus fundadores para darse cuenta de ello. Para empezar, Fernando Rada es el cofundador de la mítica Zigurat Software y coautor de Fred, el primer videojuego español en ser distribuido en el mercado internacional; Ángel Alda es un experto programador y responsable de la tecnología desarrollada por la compañía.

Por último, José Cuesta es un veterano del arte y la animación… además de ser alguien muy implicado con la formación de los nuevos profesionales del sector (es profesor en la Escuela Universitaria de Diseño, Innovación y Tecnología y en la Universidad Complutense de Madrid).

Para todos los soportes
Sin dudarlo, José Cuesta hace coincidir el nacimiento de Wildbit Studios con un momento determinado: “Fue en 2011, a raíz de las tiendas de aplicaciones móviles que estaban surgiendo. En ese contexto, enfocamos la empresa hacia los juegos para móviles. Sin embargo, y después de invertir mucho dinero en I+D, hemos acabado por desarrollar productos para todo tipo de soportes y plataformas digitales. En la actualidad estamos con el lanzamiento de DrawFighters, producto que cuenta con el apoyo de Sony”.

Patentes mundiales
En el caso de esta empresa, con sede en San Sebastián de los Reyes (Madrid), algunas de las patentes de Wildbit Studios son verdaderas innovaciones mundiales… como aquella que convierte, en tiempo real, dibujos 2D en personajes animados 3D. “Nos gustaría extender esta tecnología a áreas como la Educación o la Sanidad”, señala Cuesta. Con respecto, a nuevos campos de desarrollo de la compañía, subraya un especial interés por trabajar por y para personas de movilidad reducida: “Junto a la fundación Vodafone hemos participado en la creación de uno de los primeros títulos adaptados a personas con movilidad reducida gracias a un sistema de pulsadores adaptados”.

En concreto, el emprendedor se refiere al título llamado Speed Star, presentado en el pasado Mobile World Congress y disponible para Android: “Fue una pasada poder echar una mano a que los juegos lleguen a todo el mundo”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Flick hockey

Flick Hockey es el resultado del trabajo de un equipo. Disfrutamos con lo que hacemos y hay un espíritu de autoexigencia y crítica sana. Discutimos los errores entre todos aportando soluciones”, afirma Jordi Carrera, fundador de Flick Hockey, dedicada a la venta de material deportivo de hockey hierba.

Es la número uno en España gracias al conocimiento profundo que Carrera tiene del deporte. Capitán de la selección española y jugador del Atlètic Terrassa, empezó con un capital de 2.500 euros, en 2009. Combinaba su trabajo de ingeniero industrial con la apertura de una pequeña tienda y su web en Terrassa.

Gracias al tiempo que pasó en Australia, conoció y puso a la venta material de marcas antes inéditas en España. Ahora, distribuye en exclusiva marcas como Mazon, Adidas, Osaka y Ritual. También cuenta con otra tienda en Madrid, que abrió tras comprobar la alta demanda que tenía. “Tenía claro que faltaba un punto de venta profesional enfocado al jugador de hockey”, afirma.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Nice Things

La tienda online de Nice Things comenzó a funcionar en 2012 y desde entonces su facturación no ha dejado de crecer. “Cada temporada doblamos las ventas. El pasado invierno crecimos al 110% y este verano estamos cerca del 100%. La temporada pasada, la tienda online fue la número uno en ventas durante tres de los seis meses de otoño/invierno. Al final de la temporada, acabó la segunda en ventas”, explica Borja Santaolalla, director general.

Adaptaciones online
Pero este crecimiento exige adaptaciones. En primer lugar, hubo que amoldar el catálogo. “El canal online opera en muchos sentidos como una tienda retail: realiza un pedido inicial, gestiona su stock, hace reposiciones durante la temporada en curso, etc. En cuanto al catálogo, se hace un pedido ajustado al perfil de comprador online y quizás no haya tanta profundidad en cuanto a número de referencias como en una tienda física. Se apuesta mucho más por best sellers y productos que sabemos que se venden muy bien online”, precisa Santaolalla.


No obstante, los precios se mantiene igual que en el punto de venta físico. “Es algo innegociable como marca multicanal. El precio de producto varía según la región, pero es siempre el mismo online que en tienda. Lo único que podemos hacer es una campaña conjunta con otros canales; o bien cosas puntuales sólo online, como gastos de transporte gratuitos”, anota.


Externalización
Otro aspecto relevante es la necesidad de asumir la entrega de pedidos. “Tenemos externalizada la logística del e-commerce. Y los gastos de envío varían según la zona de entrega, desde cinco euros en España –pedidos de menos de 70 euros– hasta 20 euros para EE UU, Asia, etc.”, puntualiza. Uno de los cambios más importantes reside en la comunicación, que exige nuevas formas de relación con el cliente. “Nuestro programa de fidelización nos está abriendo muchas puertas en cuanto a cómo premiar a las mejores clientas, con descuentos, sugerencias personalizadas de look, eventos especiales, etc. Queremos ser una marca cercana y relevante”, señala Santaolalla.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Tagloo

Quién no ha escuchado –tras hacer una foto de grupo– la frase de “¡Mándamela, por favor!”. Pero, al final, “por falta de tiempo, por la incomodidad del correo electrónico o por la indiscreción de las redes sociales, se terminan almacenando cientos de fotos de otras personas sin llegar a enviarlas nunca”, sostiene Álvaro Trénor, empresario con más de 15 años de experiencia como productor publicitario.

Para dar respuesta al problema al que se enfrentan miles de usuarios de smartphones (organizar sus fotos y compartirlas de una forma sencilla y efectiva), Trénor fue madurando su idea hasta que decidió dar el salto y reinventar los álbumes de fotos.


Con el apoyo de Raúl Aznar, como lead investor, y de Eduardo Sebastián, como CTO, Trénor ha conseguido lanzar la aplicación Tagloo, disponible de forma gratuita en iOS y Android. “Tagloo ofrece una nueva forma de compartir fotos. Nuestra cuenta de Tagloo se va completando automáticamente con las fotos en las que nos etiquetan nuestros amigos.

Es lo que llamamos álbumes vivos. Tagloo permite a los usuarios etiquetar a las personas que aparecen en sus fotos privadas. Automáticamente, cada una de ellas tendrá esas imágenes en su cuenta. Además, también permite crear grupos compartidos entre varios miembros, de forma que las fotos que publique cada uno estarán disponibles para el resto sin ningún esfuerzo”, subraya.


También facilita organizar las fotos con etiquetas personalizadas. “Además de las de fecha, localización y personas, el usuario puede crear cualquier otra etiqueta y organizar su cuenta a su manera. Y para encontrar una foto determinada, puede filtrar por cualquiera de las etiquetas elegidas. Además, permite guardarlas en la nube de forma privada. Se pueden almacenar fotos hechas con el móvil –a tamaño original, sin compresión alguna– o importar otras que ya estén en el carrete, hasta un límite de 3GB (unas 1.500 fotos, a 2MB de media por foto)”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Foodie&Tours

Es un agregador de las mejores actividades de turismo gastronómico de cada destino, con reserva a tiempo real. “La idea surgió como resultado de mis años de experiencia en el sector turístico y gastronómico, observando cómo el sector de viajes crecía hacia la hipersegmentación y no había nadie que cubriera globalmente las necesidades del viajero foodie”, señala Hugo Palomar, que junto a Enric Elvira y Juan Peist, dirigen Foodie&Tours, que pretende cerrar el año con más de 1.500 tours vendidos.

Palomar reconoce que uno de los problemas que han encontrado es que se necesitan más operadores locales que realicen este tipo de actividades dirigidas a los foodies, porque la demanda supera la oferta y se pierden ventas. “Por esta razón, trabajamos en un paquete de soluciones tecnológicas y formativas, para ayudar a generar más oferta de operadores de actividades de gastronomía por destino”, señala.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo