6 ejemplos que demuestran que se puede montar un buen negocio con poco dinero

¿De verdad crees que sólo es posible arrancar un negocio con una inversión muy potente?

image
Metricool

Metricool es una empresa de social media fundada por Juan Pablo Tejela Alonso y su mujer, Laura Montells, ambos ingenieros informáticos. Antes de abandonar el trabajo, estuvieron dos años desarrollando y probando el proyecto durante las tardes y los fines de semana. Así durante dos años, hasta que lanzaron el producto de forma gratuita y vieron que encajaba muy bien en perfiles como los community manager. Cuando la empresa alcanzó unos ingresos recurrentes de 3.000 € al mes Juan Pablo Tejela decide dejar su trabajo por cuenta ajena y ponerse a tiempo completo con el proyecto.

La empresa la constituye en abril de 2016, con él como único empleado y la ayuda de Montells en sus ratos libres. Como los recursos que tenían no eran muchos para montar una empresa, decidieron pedir un préstamo participativo de 50.000 € a Enisa en la opción de jóvenes empresarios. Pero para que se lo concediesen, el organismo público les pedía una inversión similar el recursos propios. La madre de Tejela les ayudó a alcanzar la suma de los 50.000 euros de arranque. Este dinero y el de Enisa es el único que han invertido hasta la fecha. El resto, hasta el día de hoy, lo han conseguido a pulmón vacío, es decir, conteniendo el gasto y aumentando los ingresos.

Actualmente, Metricool alcanza unos 350.00 usuarios con clientes de más de 120 países, ha alcanzado ya la cifra de un millón de euros de Annual Recurring Revenue (ingresos recurrentes normalizados), es Partner Premier de Google y será patrocinador oficial del Social Media Marketing World de San Diego (EE.UU) el próximo año.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Yo pongo el hielo: 13.000€ entre cuatro
image
Yo pongo el hielo

Los fundadores de Yo pongo el hielo se conocen de haber trabajado antes en Tiendanimal. Esto les sirvió a Freddy Salazar, Raúl Mena, Pablo Rodríguez y Yago González para conocer todos los secretos y las habilidades del ecommerce.

Relacionado con el comercio electrónico optaron ellos por montar una empresa especializada en la venta de bebidas por internet, primero con alcohol y energéticas y ahora ya de todo tipo. Para constituir la empresa, cada uno de los cuatro socios fundadores iniciales aportaron 3.000€ de sus propios recursos y los 1.000 restantes los fueron sumando con mínimas aportaciones que hacían los socios que se dedicaban part-time al proyecto. Este fue todo el capital con el que contaron para montar la empresa que lanzaron desde Málaga en mayo de 2014, cerrando el ejercicio de 15.000€ de facturación. Las previsiones para este año son cerrar con 5M gracias a su entrada en el canal mayorista de distribución aliándose con una serie de socios ya establecidos.

Ahora se han mudado a una nueva y han alquilado un almacén mucho más grandes. En ese momento se plantearon la posibilidad de recurrir por primera vez a financiación externa, pero al final desecharon la idea. “No hemos venido a hacernos ricos, sino a crear algo propio y hacer una empresa sostenible”, declaraban en esta web.

Apodemia: 10.000€ prestados por los padres
image
Apodemia

Apodemia es una red de tiendas que vende joyería exclusiva que puede ser personalizada. Todas las joyas están inspiradas en la naturaleza y están bañadas con una patente propia de oro blindado de 18 quilates que les permite ofrecer una vida media del producto de 10 años a un precio asequible.

Los fundadores de Apodemia son Jimena Von Knobloch, directora creativa, y Jaime Landeta, CEO. Jimena antes trabajó en agencias de RRPP y estuvo un año y medio como personal assistant de Ana Palacios. Landeta trabajó en banca de inversión.

Antes de empezar se aseguraron con detalle cuál sería el modelo de negocio y cómo lo iban a enfocar. “Y cuando lo tuvimos todo claro dejamos nuestros respectivos trabajos para involucrarnos al 100% en el proyecto”, afirman.

La empresa la constituyen en 2013. Apodemia nació con el mínimo capital social posible y al que sumaron un préstamo de 10.000€ de sus padres. “La idea era ir a ferias internacionales como Pure London y Who´s Next? en París y vender nuestro producto para otras tiendas del mundo. Gracias a ello conseguíamos financiarnos con el 50% del pago de sus pedidos por adelantado para poder hacer las producciones. Lo que ganábamos lo invertíamos al 100% en seguir creciendo y devolver el préstamo. Por lo que al principio todo se destinaba a acudir a ferias, producir y enviar el producto y poner en marcha una pequeña web en la que enseñar y vender el producto”, cuentan los protagonistas los orígenes de la empresa que hoy cuenta ya con 16 tiendas, once de ellas en Madrid, además de Bilbao, Valencia, Barcelona, Palma de Mallorca y La Coruña.

La casa de las carcasas: 3.000€
image
La Casa de las carcasas

Es el ejemplo por excelencia teniendo en cuenta que Ismael Villalobos, ahora con 30 años, fundó La casa de las carcasas hace seis años con una inversión de 3.000 euros y hoy tiene una facturación que supera los 40M de euros con más de 135 tiendas, todas propias.

“Hice como pude una web bastante básica y, con el dinero que había ahorrado trabajando como socorrista y otras cosas monté el ecommerce”para la venta de carcasas y accesorios de telefonía móvil. El acierto, entonces, fue empezar a vender a través de Amazon cuando todavía lo hacían muy pocos y la compañía de Bezos se hallaba inmersa en una campaña de publicidad brutal.

En 2014 da el salto a la tienda física abriendo un primer kiosko en el centro comercial Xanadú, en Madrid. Esta fue la prueba que le ayudó a comprobar que su negocio tenía mejor encaje en el off que en el online aunque a día de hoy conjuga ambos canales.

Expremiviajes: 50€
image
Exprimeviajes

Con Exprimeviajes Vanesa Gómez ha creado una plataforma web de viajes donde publica a diario lo que ella llama “chollos”. Aprovechando las ‘tarifas error’ afirma que obtiene descuentos de hasta un 95% y se refiere al suyo como “un negocio redondo”. La plataforma supera ya el millón de usuarios y todo gracias a una inversión inicial que, según asegura la fundadora, no superó los 50€, 10€ para el dominio y 40€ por el hosting. Esa es la inversión inicial que, afirma, tuvo que hacer, al margen de comprar el ordenador del que carecía. La web la diseñó ella misma sin tener experiencia previa, pero sí con mucha paciencia y esfuerzo. Al mes, la inversión era rentable y al cuarto mes ya superaba los ingresos que percibía anteriormente en la empresa para la que trabajaba en el departamento de Recursos Humanos, “que no era poco”.

Zapatelas: pequeñas aportaciones de amigos
image
Zapatelas

Zapatelas el nombre de la marca y de la tienda que montó hace años la ex alcaldesa de Madrid Manuela Carmena y que hoy se emplaza en la calle Manuela Malasaña. Aquí no vamos a hablar de grandes cifras ni de fuerte expansión porque el objetivo perseguido por esta empresa ha sido siempre social.

Sin embargo, sí resulta curiosa la forma de su constitución. Para ello hay que remontarse a 2012, cuando Manuela Carmena funda la empresa Yayos Emprendedores S.L., dos años después de jubilarse de la judicatura. En el ánimo de Carmena estuvo siempre montar una empresa social, pero se encontró con varias barreras. La primera, la ausencia de una legislación específica para este tipo de sociedades, la segunda, que, como jubilada, resultaba imposible, en aquel momento, compatibilizar el cobro de la pensión de jubilación con la actividad emprendedora. Varios amigos del entorno de la ex magistrada todavía en activo salieron al quite con pequeñas aportaciones de capital propio que posibilitó el nacimiento de una empresa que todavía funciona a día de hoy.

Publicidad - Sigue leyendo debajo