8 oportunidades de negocio en el sector tecnológico

¿Alguien es capaz de aventurar cuál será la tecnología del futuro? ¿Cuál será el facebook, el cloud computing o el smartphone del mañana? Nos atrevemos a hacer de Nostradamus. Ésta es nuestra predicción.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Hace apenas años nadie podía imaginar que fenómenos como Facebook, Tuenti o Twitter llegasen a ser reales, que la gente pudiese tener la capacidad de generar y gestionar amigos desde el ordenador de su casa y que, en algunos casos, los más extremos, esa pantalla luminosa fuese la única puerta de acceso al mundo. Pero, seguramente, también se vería como ciencia ficción hace una década el fenómeno de tener toda la información digital en ese espacio etéreo llamado nube.

¿Y qué decir de los teléfonos inteligentes hace dos décadas, cuando el móvil se parecía más al zapatófono de Filemón que al pequeño dispositivo que se usa ahora?

Hemos preguntado a un grupo de expertos y la cautela es la norma en sus respuestas. Porque, como todos coinciden, la tecnología va tan rápida que lo que hoy es una quimera en menos de tres años puede convertirse en realidad.

Tecnología y conocimiento
No obstante, nos hemos animado a hacer una predicción de cuáles son los avances tecnológicos que marcarán los próximos años y, por tanto, dónde pueden surgir la mayor cantidad de oportunidades de negocio en torno a ellas. Los hay en todos los sectores, algunos requieren esfuerzos económicos más importantes que otros, pero todos van a despuntar. Lo importante, apunta David Boronat, CEO de Multiplica, “es tener la sensibilidad y el sentido común para detectar cuál de estas tecnologías y qué combinación de ellas te pueden permitir crear una oportunidad de negocio” o, como defiende Ricardo Pérez, profesor de Sistemas de Información y Estrategia de IE, “casi todas las oportunidades del futuro estarán relacionadas con saber vincular tecnología con conocimiento del cliente”. ¿Te animas?

Internet

El gran boom viene por dos líneas diferentes: las redes sociales y el cloud computing. Ambas son dos tecnologías que están en pleno desarrollo, casi en el punto más álgido de la curva de mercado, y sin embargo todavía darán mucho juego para crear negocios o transformar uno en funcionamiento.

Cloud Computing’
La nube es uno de los avances más revolucionarios de los últimos tiempos: permite que todo nuestro contenido digital esté colgado en un espacio ajeno, y  nos ahorra costes de servidores y de dispositivos.

“En el cloud computing estamos viviendo varias fases. La primera ha sido la de la creación de autopistas y armarios para transferir toda la información a la nube, en el primer caso, y para almacenarla, en el segundo. Ahora se trata de ver cómo se hace la computación de esa ingente cantidad de datos”, señala Pedro Moneo, CEO de Opinno. Y en esta gestión se abren, sobre todo, tres campos:

‘Streaming’
Este concepto, que hace referencia literalmente a la transmisión a un punto, se vincula con las tecnologías que permiten agilizar y recortar la velocidad de respuesta. En la actualidad ya se están desarrollando tecnologías que permiten que cualquier móvil de los llamados tontos puedan acceder en tiempo real a cualquier contenido que tengamos almacenado en la nube, desde vídeos hasta presentaciones. Éste es todoun avance que puede mejorar la gestión de contenidosen las empresas y también agilizar las transacciones en el comercio electrónico.

Encriptación
La seguridad en la nube es crucial para que esta tendencia se consolide. Aquí están surgiendo numerosas empresas que están desarrollando software destinado a garantizar la seguridad en las transmisiones del cloud computing. IBM acaba de crear una tecnología que, además, permite realizar y analizar operaciones en la nube con datos encriptados sin necesidad de desencriptarlos. Es decir permite hacer computación de información encriptada. Esto puede ser crucial para garantizar la seguridad no sólo en la gestión de la información sino en las operaciones monetarias.

Big Data 
Está relacionado con el cloud computing, pero trasciende sus límites. Desde la puesta en marcha de la Red se han ido subiendo cantidades ingentes de información y hay muchísima información en tránsito. Ahora, señala el profesor Juan Miguel Gómez Barbis, “se trata de ver qué hacemos con todos esos datos y ahí es pueden surgir multitud de oportunidades de negocio”. Y señala dos áreas principales.

Minería de datos: se trata de desarrollar modelos de negocio que permitan dar valor a esos datos, hacer lo que se llama business intellligence, para ser capaces de discriminar qué información realmente me interesa y cuál no. “Las empresas están como locas por saber su social media, cómo son percibidas, qué piensan sus consumidores de ellos”, insiste Barbis. Así que todos aquellos modelos de negocio especializados en el análisis de datos de Internet tienen mucho futuro.

Monitorizar esos datos: ser capaces de crear directorios que permita almacenar los datos que me interesan y replicarlo en todos los dispositivos (lo que ya hace Dropbox por ejemplo).

Redes sociales

Para el experto Rafael Achaerandio, “es un ámbito que está explosionando y generando un nuevo mercado y una nueva forma de relacionarse las personas que puede generar numerosas oportunidades”. Y entre las que ya se están detectando, podemos destacar las siguientes:

Intranets 2.0
“Antes, las tecnologías de consumo eran una derivación del mundo militar o profesional, como pasó en su día con el GPS; ahora se está produciendo el fenómeno contrario y tecnologías que arrancaron para el gran consumo pasan a las grandes organizaciones, como es el caso de las redes sociales”, señala el profesor Franc Carreras. Y pone como ejemplo el uso de Intranets que son redes sociales corporativas: “Es un fenómeno cada vez más extendido y ya hay empresas españolas, como Zyncro, que lo están desarrollando”. Este tipo de sistemas permiten a los trabajadores compartir información.

‘Open Graft’
Es una herramienta de Facebook que permite categorizar la información que está en la red, de manera que ésta sea más inteligente y pueda conectar más cosas de forma más eficiente. Muy útil para el comercio electrónico.

Remaps 
Permite hacer un histórico de tus gustos y los sitios que visitas en Internet pero que, además, facilita ponerlo en relación con las preferencias de tus amigos. Ha sido creado para Facebook pero abre un sinfín de posibilidades para hacer CRM en cualquier empresa. Además de establecer las preferencias, también permite conectar con cualquier página que aparece en Facebook desde tu propio IP.

‘Social Commerce’
Está relacionado, precisamente, con esa tecnología Remap. Ahora lo que se propone es utilizar las redes sociales como establecimientos comerciales virtuales, de manera que si compras algo te permite ver cuántos de tus amigos han adquirido eso mismo y dónde. Es la prescripción llevada al extremo.

Medio ambiente

En este aspecto, la clave está en la búsqueda de la eficiencia energética tecnológica, cuyos pilares se sostienen en servidores con menos emisiones y reducido coste de mantenimiento, producción de energía más barata, mayor autonomía de los dispositivos y, por supuesto, ahorro de energía.

Green Computing’
Hay una tendencia cada vez más en auge que aúna tecnología y preocupación medioambiental. Lo que persigue es desarrollar servidores más eficientes, más inteligentes, que contaminen menos, con menos emisiones y que requieran menos costes de mantenimiento. Cualquier modelo de negocio que ponga su foco en esa eficiencia energética tecnológica va a tener un gran empuje en los próximos años.

Baterías
La preocupación por el medio ambiente y el desarrollo de vehículos eléctricos está impulsando el desarrollo de tecnologías que permitan producir energía de forma barata. Y dentro de ellas. las que más se están impulsando son las baterías de litio sólido, que permiten mayor autonomía y una rapidez de recarga mayor, tanto para los vehículos eléctricos como para todo tipo de aparatos electrónicos, como los androids o los smarthphones que consumen batería muy rápidamente.

‘Smart Grird’
Es una especie de red que pone en relación los elementos que consumen energía con los que lo producen para gestionar la energía de forma eficiente. De momento, se está desarrollando entre los grandes consumidores y productores (tipo ciudad), pero tiene muchos campos de aplicación: empresas, edificios y polígonos, entre otros.

Universo móvil

“El 90% de los negocios que están surgiendo en Silicon Valley están relacionados con el mundo mobile –teléfonos inteligentes, tabletas…- hasta el punto de que ya se habla de Smartphone Valley”, avanza Jesús Lacoste, CEO de SoyDigital Network. lo que más se está impulsando son:

Acceso a internet
La aparición de toda la generación de smarthphones, androids, tablets, ipads está revolucionando el concepto de acceso físico a la información y el futuro pasa por desarrollar tecnologías y software que permitan acceder a Internet tanto desde estos dispositivos como incluso desde el televisor de casa o desde cualquier otro electrodoméstico. Ya hay compañías, como Samsung y LG, que están apostando por televisores que se conectan a Internet por defecto. Aquí puede haber un gran filón y ya se empieza a hablar de la televisión del futuro, de la llamada Smart TV, que permitirá también interactuar o incluso condicionar el desarrollo de una trama televisiva en tiempo real, por ejemplo.

Desarrollo de ‘apps’
Los teléfonos inteligentes permiten descargar hasta 1.000 apps (aplicaciones que te bajas desde el móvil) al día, frente al móvil tonto, que sólo permite 48. La expansión de los primeros permite anticipar una gran explosión de las apps. Dentro de estas aplicaciones, las hay de todo tipo: juegos, herramientas, programas, contadores de calorías, de pulsaciones… “Las hay gratuitas y de pago, pero está claro que para conseguir masa crítica y poder superar la limitación del real state” o espacio físico, tienes que empezar ofreciéndolo de forma gratuita pero con una versión premium”, señala David Boronat. El mundo de posibilidades que se abre es infinito, porque el móvil permite desarrollar tantas aplicaciones como las que hay en la web: reservas, compras de entrada, de billetes, acceso a contenidos… Un ejemplo, en la empresa Mindfulapps han creado una aplicación antiestrés para su uso en el móvil.

Códigos bidimensionales
Se tiende a utilizar el móvil para conectar las tiendas y las presencias offline. Por ejemplo, en GAP han desarrollado unos códigos bidimensionales para acceder a determinada información al acercar el móvil a los códigos que aparecen en las prendas. También lo hacen en Sephora para que puedas acceder a muestras de productos. Y lo que hacen es crear capas de información que se van superponiendo.

Cupones 
Se están extendiendo las tecnologías que permiten enviar cupones de descuento a los clientes que andan cerca para que los canjeen en tu establecimiento o incluso asociarlos a la tarjeta de crédito para canjearlos en cajeros o similares.

Pago por móvil 
Es la revolución que ya debería haber llegado, puesto que la tecnología que se aplica, la NFC, hace tiempo que está en el mercado. El problema es que todavía hay pocos dispositivos que la lleven incorporada.

Geolocalización

“Cada vez vamos a saber más dónde están nuestros clientes en todo momento lo que nos permitirá hacerles ofertas sobre la marcha”, según Ricardo Pérez. Aquí se detectan dos tendencias muy claras:

Las ‘smart cities’
Las llamadas ciudades inteligentes. Cada vez se están desarrollando más tecnologías que permiten interconectar, a través del móvil y de Internet, los diferentes servicios de la ciudad entre sí y con una unidad central, que automáticamente detecta cuándo debe ser vaciado un contenedor de vidrio, por ejemplo, o cuándo se ha producido una avería en una acera. La empresa española Gecor ha desarrollado un software que se encarga de gestionar las incidencias de la ciudad y ya lo ha exportado a Miami.

Realidad aumentada
Es una de las tecnologías más en auge. Consiste en que tú grabas, fotografías o simplemente enfocas con el móvil algo y automáticamente el dispositivo te localiza dónde estás, te añade capas de información. Esto, aplicado a determinados negocios, puede abrir un mundo infinito de posibilidades en el terreno del marketing, la prescripción y la distribución, porque, como afirma Franc Carreras, permitirá “crear una copia virtual de tu empresa. Imagina, por ejemplo, qué potencia puede tener en un parque de atracciones.

Biotecnología

La Ley de Moore establece que cada dos años se puede duplicar la capacidad de computación. Si esto es importante en cualquier terreno, “en genética donde todo se rige por la velocidad y el precio de la secuenciación genética, es fundamental. para moneo, tres tecnologías tendrán un fuerte impacto.

Separación de cromosomas
Recientemente se ha desarrollado una tecnología que permite separar los pares de cromosomas, lo que abre la puerta para el desarrollo de industrias biológicas sanitarias, alimentarias…

Genomas canceroso
La primera lectura de un genoma canceroso, que permitirá, en un futuro, crear una base de datos de todos los cánceres, con las implicaciones que puede tener para desarrollar técnicas curativas, paliativas y demás. 

Computadora biológica
La creación de la primera computadora biológica: en el Craig Venter Institute han conseguido escribir un genoma entero e inyectarlo en una célula y hacer que viva. Es la primera célula sintética de la historia. “Es la idea de la célula mínima que permitirá crear todo tipo de tejidos, córneas, bacterias, pigmentos… Las posibilidades en el mundo de la alimentación, de la química y la salud son infinitas”, asegura Pedro Moneo, CEO de Opinno.

Domótica y robótica

El Internet de las cosas
Es un poco la tecnología que se aplica en las smart city pero en las viviendas. Se trata de desarrollar sensores en los electrodomésticos que conecten los aparatos con una unidad central, de manera que, por ejemplo, la nevera no sólo diga apagado o encendido, sino que sea capaz de conectarse automáticamente con el servicio técnico cuando detecte una avería, determinar cuándo hace falta cambiar el líquido refrigerante o avisar al usuario de que le hace falta comprar más comida. Otra opción es instalar sensores que sean legibles a través del móvil. Ya lo estamos viendo en aplicaciones industriales como los lectores de contadores de agua o las máquinas vending que avisan a la central de la necesidad de reponer mercancía, pero todavía tiene mucho recorrido por hacer.

Tejidos inteligentes
Lo incluimos en este apartado porque vincula tecnología con algo tan casero y tan tradicional como la ropa. Estamos viendo proyectos, como el de Innovalley de Xavier Verdaguer, que ya están desarrollando productos como maletines para el portátil que recargan automáticamente la batería, camisetas que permiten proyectar imágenes o zapatos que se conectan al GPS del móvil.

Reconocimiento gestual
Estamos empezando a ver tecnologías que reconocen las imágenes en 3D y permiten realizar acciones en función de las posturas y los gestos. Las aplicaciones mayoritarias que ya hay se están dando en las videoconsolas (XBox, Play Station 3 o Wii). Es sólo el principio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo