Inventos increíbles salidos de la Universidad

Una mochila propulsora para astronautas, una silla de ruedas low cost fabricada con ruedas de bicicleta y carritos de la compra, lentes que frenan la miopía...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una silla de ruedas 'low cost' con carros de la compra

Bernat Villa y Adrià Sallés son dos estudiantes del grado en Ingeniería de Diseño Industrial y Desarrollo del Producto en la Escuela Superior de Ingenierías Industrial, Aeroespacial y Audiovisual de Terrassa (ESEIAAT) de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC). Ambos han diseñado y han creado, como proyecto de fin de grado, una silla de ruedas de bajo coste, que personas cercanas a los usuarios pueden montar fácilmente y que está destinada a los países en vías de desarrollo. La silla, bautizada como DIY Wheelchair, se monta y se desmonta en 15 minutos, tiene un coste de 70 euros y está fabricada con dos ruedas de bicicleta, dos ruedas de carretilla de hipermercado y tubos de fontanería de PVC.

El diseño de la silla DIY Wheelchair' contempla dos tallas conceptualizadas, el Standard y la Kids, con un peso que oscila entre los 15 y los 20 kg. La vida útil del cualquier modelo es de entre los 3 y los 5 años, en condiciones normales de uso.

Una lente de contacto que frena la progresión de la miopía

Jaume Pauné, doctorado recientemente en Optometría y Ciencias de la Visión por la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC), ha desarrollado una nueva lente de contacto que frena, hasta un 43%, la progresión de la miopía, modificando el enfoque a la periferia de la retina. Esta lente de contacto es fruto de la tesis doctoral de Jaume Pauné, que ya la ha patentado y fabricado por su cuenta. La lente ha sido validada con estudios clínicos realizados en un centenar de pacientes en el Centro Marsden —centro de terapia visual ubicado en el Centro Médico Teknon de Barcelona—, en la Facultad de Óptica y Optometría de Terrassa (FOOT) de la UPC y la Universidade do Minho (Portugal).

Una mochila propulsora para astronautas

Un proyecto desarrollado por alumnos, titulados y profesores de la Universitat Politècnica de València (UPV) ha sido seleccionado como finalista del International Space Apps Challenge, el concurso de aplicaciones para el espacio de la NASA. Se trata de Mars UPV, un trabajo que combina tres ideas revolucionarias: un exoesqueleto inteligente, una mochila propulsora y un casco de realidad aumentada (HUD). 

El proyecto Mars UPV consiste en un exoesqueleto inteligente que refuerza los movimientos de los astronautas desde el impulso del nervio y una mochila propulsora cuya característica principal radica en el uso como combustible de metano líquido y oxígeno, sintetizables in situ en el ambiente marciano. Todo ello se completa con un display integrado en el casco, que interactúa con el entorno gracias a un software específico y muestra información de interés sobre el planeta y las posibles señales de vida.

Entrenamiento de astronautas

"Hemos conseguido un demostrador que puede ser utilizado para el entrenamiento de astronautas. Ahora mismo no sirve para volar pero sí es útil para familiarizarse con el panel de control y demás herramientas. El prototipo que presentamos lleva detrás un estudio teórico y técnico importante que asegura que el equipamiento es viable", asegura el equipo que ha trabajado en el desarrollo.

El auricular perfecto

Investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid están desarrollando un dispositivo de audio que permite que cada persona pueda escuchar de forma óptima, con independencia del sistema de reproducción y de escucha utilizado.

"El audiófono exoaural es un dispositivo que corrige o ecualiza las deficiencias del sistema auditivo -y de los sistemas de reproducción y auriculares involucrados- de la misma manera que unas lentes corrigen los defectos del sistema visual", explican Lino García, Antonio MínguezFrancisco Javier Tabernero y Jorge Grundman, los investigadores de la UPM que lo han desarrollado.

"Por muy perfectos y precisos que sean los sistemas de reproducción de sonido, altavoces y auriculares, no existe ninguna garantía de que escuchemos de forma óptima debido a la particularidad de nuestro propio sistema de audición biaural", aseguran.

El audiófono exoaural "modifica el sonido que sale de un reproductor (analógico o digital) de manera inversa a las curvas audiométricas propias de cada individuo para corregir o ecualizar su distorsión. De esta manera, el sonido que percibimos es exactamente el sonido reproducido y no el sonido distorsionado por nuestro sistema auditivo, caracterizado mediante curvas audiométricas", concluyen.

Publicidad - Sigue leyendo debajo