Estas son las mejores startups europeas

Un negocio que ofrece financiación instantánea a través de préstamos para compras online, un proveedor francés de servicios B2B, que ayuda a las empresas de alimentación a dar una segunda vida a sus productos invendidos, una herramienta de generación de videos de alta calidad a partir de imágenes estáticas y una startup que desarrolla y comercializa paneles que generan electricidad a partir de la fotosíntesis de las plantas...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
GeoBlink

Geoblink ofrece una solución de inteligencia de negocio dirigida a cualquier empresa que cuenten con una red física de establecimientos, desde una cadena de restaurantes hasta una franquicia. Como herramienta de Business Intelligence para empresas de retail, aprovecha el Big Data en las 3 patas fundamentales que constituyen su producto:datos externos de todo tipo que te ayudan a localizar la mejor ubicación para tu negocio (tránsito, competencia, media de gasto…), analíticas con predicción de ventas y luego la visualización de todo. Así es como asumen con los clientes el compromiso de optimizar su estrategia de expansión y geomarketing.

Mediante su solución SaaS, que ofrece licencias de acceso anuales, Geoblink permite que los directivos “puedan acceder directamente y en todo momento a una gran cantidad de datos, visualizarlos a través de gráficos y mapas, así como realizar análisis avanzados de forma sencilla, sin necesidad de depender de departamentos o consultores que requieren de días para preparar la información. Los tiempos de análisis frente a otras aplicaciones en el mercado se reducen en hasta un 95% (según Gartner) y pueden acceder a indicadores y variables exclusivos, como tráfico peatonal y riqueza, entre otros”, afirman.

Se alzaron con el galardón a la mejor startup B2B en el último certamen de South Summit, ganaron luego el premio Emprendedor XXI a la mejor empresa tecnológicamente emergente y el último premio recogido ha sido el del concurso #startupsfight-Deloitte Digital , donde quedaron como finalistas. Con esta trayectoria, seguro que más de uno se habrá arrepentido de no haber seguido los pasos de Jaime Sánchez-Laulhé, CEO, cuando decidió emprender y dejar la empresa donde trabajaba con grandes retailers, McKinsey. Esto le dio la oportunidad de identificar los problemas del sector a la hora de tomar decisiones estratégicas con respecto a su red de puntos de venta. Cuenta que al principio, cuando todavía era un simple power point, no fue sencillo hacerse con un equipo de nivel. “En España, en ocasiones, se prefiere la comodidad y estabilidad de trabajar en una empresa grande o en la Administración a la inestabilidad de una startup. En mi caso personal, lo viví durante las primeras semanas de Geoblink, cuando dos personas muy cercanas decidieron no venir a Geoblink ya que estaban trabajando en multinacionales en puestos estables y el riesgo era demasiado grande. Una vez la startup empieza a crecer y a demostrar cosas, este problema desaparece, y ocurre todo lo contrario”, comenta el CEO.

Crecer e internacionalizar rápido

Aunque todavía les queda recorrido, la empresa ha conseguido reunir ya, en menos de dos años de vida, a 23 trabajadores de altísimo nivel. En una primera ronda, consiguió 175.000€ de capital de compañeros de su antiguo trabajo y en una segunda levantó 1 millón de euros del fondo de capital riesgo Nauta Capital. Pasó también por la aceleradora de Juan Roig, Lanzadera, que le proporcionó un préstamo superior a 150.000€. Se han servido también de alguna ayuda pública. El deseo de Sánchez-Laulhé ha sido siempre crecer e internacionalizar rápido y ello requiere financiación, de aquí que para este año anunciase ya en un foro su intención de levantar otra ronda de entre 2-6 millones de euros para abordar el desembarco en distintos países europeos. No parece que les vaya a resultar muy complicado teniendo en cuenta que entre sus clientes se encuentran ya algunos de la talla de “Granier, Toyota, English Connection o BasicFit, además de gestoras de centros comerciales a nivel europeo,  una de las mayores cadenas de restauración en Europa, operadores de telefonía, y otros”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Aplázame: Créditos instantáneos para compras online

Aplázame es un método de pago que se integra en el proceso de compra del comercio electrónico y permite a los clientes de las tiendas online comprar con un crédito instantáneo. Desde el punto de percepción del usuario, somos un botón que convive con el resto de opciones de pago. Si el usuario presiona ese botón, tendrá crédito para pagar su compra online en segundos”, resume Fernando Cabello-Astolfi, fundador de esta startup, en la que han invertido hasta ahora François Derbaix y Cabiedes & Partners, en una segunda ronda.

Cabello-Astolfi recuerda que la idea de Aplázame surge de en un emprendimiento previo (en el que también invirtió Derbaix), llamado Ibercheck, una plataforma para obtener información de impagos de particulares.

“Cuando nos dimos cuenta que ese proyecto no iba responder a la expectativa de tamaño que teníamos inicialmente, empecé a analizar lo que estábamos haciendo en Ibercheck. Recopilábamos comportamientos negativos de pago. Esos comportamientos negativos de pago alimentan unas bases de datos que se llaman burós de crédito, que consultan los bancos, las financieras, las aseguradoras…, para tomar decisiones de concesión o no de riesgo. Me di cuenta que en España, el buró de crédito era pobre, porque no contiene, como en otros países, información positiva de pago; sólo contiene información negativa, punitiva, cuando se ha impagado algo. Pero cuando se paga algo bien, no hay información al respecto”.

De forma paralela, Cabello-Astolfi también valoró que, además de poder conocer el comportamiento de pago, era clave conocer las preferencias de consumo, es decir, qué le gusta a un consumidor concreto. “Lo importante, entonces, era saber qué es lo que compra un consumidor y cómo lo paga. Ahí empecé a pensar en la idea de si se podría construir un buró que no sólo tuviera información negativa y positiva de pago, sino también sobre el comportamiento de compra de los usuarios. Pero modelos de negocio de esta naturaleza tienen un problema intrínseco, que es el problema de condición inicial: si existiera esa base de datos todo el mundo te la compraría. Pero no existe y ¿cómo consigues pasar de no existir a que exista? ¿cómo consigues que los particulares empiecen a darte información sobre esos aspectos? Y luego esta el problema de la desventaja del primer aportador, es decir, quién es la primera persona que empieza a aportar información para que todos los demás la vean. Estos problemas de condición inicial me rondaron la cabeza durante tiempo”.

Hasta que un día pensó que si ellos daban créditos, quedándose con el riesgo, “tendríamos acceso a la información sobre cómo pagan y qué es lo que compran, porque se lo vamos a financiar. Y en ese momento me doy cuenta que esa idea ya existe: que en el norte de Europa se llama Klarna y en EEUU se llama Bill Me Later. Eso significa que ya ha habido otros que han recorrido esa senda, lo que supone una validación implícita de que hay un mercado con apetito. Y nos pusimos a explorar esa posibilidad”. En julio de 2014, nacía Aplázame.

Cabello-Astolfi sostiene que su negocio, por ahora, es un B2B2C: “Damos crédito a consumidores, pero para poder darlo necesitamos crear ocasiones de crédito. Y éstas se crean en las tiendas online que integran nuestra solución. De ahí que lo primero que tuvimos que hacer fue convencer a las tiendas online para que integraran nuestra solución. Y eso fue fácil, porque básicamente les incrementamos las ventas, al darles crédito instantáneo a sus clientes para comprar en sus tiendas, y sin riesgo para las tiendas, porque Aplázame es quien adelanta el dinero a la tienda. Con esa propuesta de valor, hay muchas tiendas interesadas”.

Y detrás de todo esto, hay un importante desarrollo tecnológico: “Estamos concediendo créditos a la velocidad de la luz y tomando decisiones de crédito sobre la base de un montón de parámetros que somos capaces de recuperar en una transacción que se produce muy rápido. En el mundo digital es muy fácil dejar trazas, cualquier comportamiento de navegación desde un ordenador, la IP, la forma de digitar, la forma de navegar… constituyen una huella, que genera muchos datos. Nosotros recopilamos sistemáticamente esos datos y también, obviamente, el comportamiento de pago. Tenemos algoritmos que se generan automáticamente, que se ponen a explorar y a aprender sobre esos datos para ver cuál es la mejor decisión a la hora de conceder esos créditos”.

Cabello-Astolfi reconoce que, sin duda, están en un período de evangelización. “Hay un competidor nuestro que dice que hacen lo mismo que nosotros, pero que lo hacen bien. Y nosotros decimos que ellos lo hacen bien, pero nosotros, mejor. Ellos tienen más dinero que nosotros y están llevando el liderazgo en la evangelización del mercado. La oportunidad de negocio es tan grande que no me preocupa no estar en condiciones de ser el número uno. Nuestra prioridad es ser los mejores. Y eso, a la larga, te hace ser el número uno”.

Otra de las ventajas –según Aplázame- es que son los más baratos en conceder créditos, si el cliente quiere. “Queremos ofrecer el crédito más barato. ¿Y cómo lo ofrecemos más barato? Partimos de un TAE del 25%, que se compara con el de la competencia y también con el de las tarjetas de crédito, las revolving (que permiten aplazar las compras). Ese tipo de tarjetas tiene un interés que oscila entre el 20 y 30% TAE. Nosotros le permitimos al cliente bajar de un 20 a un 15% TAE si el cliente conecta servicios (redes sociales, banca online) con nosotros y nos da permiso de lectura. Por ejemplo, si nos dejas ver tu Facebook, sólo ver, te damos un 2,5 de descuento en los intereses (que es nuestro ingreso). La información de los clientes no la vamos a usar con fines comerciales. La vamos a usar para conocerlo, para saber quién es, qué cosas le gustan. Al final, los créditos es una cuestión de conocimiento, de confianza. Cuando yo conozco mejor a una persona, puedo estimar mejor el riesgo que tiene. Y aunque ahora ofrecemos un único crédito con el mismo tipo de interés a todo el mundo, nuestra ambición es que no sea así. Porque, a lo mejor, una persona concreta acredita que se le ofrezca un crédito al 7% TAE, porque es una reserva de valor muy segura, porque con los datos que tenemos de ella sabemos que siempre ha cumplido, porque la conocemos bien y porque existe una altísima probabilidad de que devuelvas tu crédito. ¿Por qué esa persona tiene que subvencionar las pérdidas que sufrimos por darle crédito a gente que paga peor? Que es como funciona el mundo del crédito. Como todavía no estamos en condiciones de individualizar al máximo el riesgo, sí estamos en condiciones de decirle a la gente que ‘si nos dejas conocerte mejor, te bajamos el interés’. ¿Me dejas ver los movimientos de tu cuenta bancaria? Te bajo un 30% los intereses (es decir, mi ingreso). Y exclusivamente, para analizar el comportamiento del usuario. Nada más”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Spotahome: Alquiler por meses

Spotahome es la única compañía que se encarga de comprobar personalmente todas las propiedades y de tomar fotografías profesionales y planos, grabando vídeos en alta definición de la propiedad y del barrio que incluyen descripciones detalladas.  

Su idea revolucionaria les ha  llevado a una expansión tanto a nivel nacional, llegando a 5 ciudades en España, como a nivel internacional, estando presentes en Italia, Bélgica, Irlanda, Francia y Reino Unido. Han formado una empresa de más de 50 personas en un corto período de tiempo y han tenido un crecimiento increíble, con más de 12.500 alojamientos que figuran en la web. El objetivo de Spotahome es llegar a ser la web más grande de alquiler de medio y largo plazo de alojamientos en el mundo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
TheMotion: VideoAds a partir de estáticos

La compañía, fundada en Madrid y con oficinas en Tel Aviv y Nueva York, ha diseñado una plataforma capaz de crear un inventario de video-ads, utilizando como base los datos contenidos en su catálogo digital de productos. Ya sea una prenda de vestir, un piso en alquiler o un teléfono móvil, la plataforma de TheMotion creará automáticamente el número de anuncios en vídeo que se desee, personalizados y disponibles en múltiples idiomas y formatos. Éstos mostrarán las principales cualidades de cada producto (precio, talla, disponibilidad, color…).

TheMotion permite a cualquier empresa que tenga un catálogo de productos online incrementar las ventas a través de campañas de adquisición en formato vídeo, en todos los canales (Facebook, YouTube, Doubleclick, Instagram, plataformas de Retargeting…). La compañía, con una plantilla de 40 empleados, ya cuenta con varios clientes del sector e-commerce y empresas de clasificados disfrutando del servicio. Además, está ultimando nuevas campañas con marcas de primer nivel, lo que permitirá tener un impacto global con su solución a partir de septiembre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Bioo: Energía a partir de la fotosíntesis de las plantas

Arkyne Technologies desarrolla y comercializa Bioo, paneles únicos que generan electricidad a partir de la fotosíntesis de las plantas de una manera competitiva y sostenible, proporcionando un sistema de producción de energía más verde y competitiva.

Su primer producto es una maceta que aprovecha la fotosíntesis de la planta para convertir la luz solar en electricidad utilizable para cargar el móvil.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
CuiCui Studios

Crean juegos interactivos y cuentos diseñados para dispositivos móviles, con especial atención en los aspectos psicopedagógicos.

 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Phenix: Gestión invendidos alimentación en tiempo real

Las mismas estrategias que se utilizan para los invendidos de las empresas no tienen aplicación en uno de los mercados con un mayor volumen de stock sin salida: la alimentación. No puedes venderlos al extranjero, ni exponerlos en mercadillos a bajo precio, como tampoco colgarles el cartel de promociones y rebajas, de la misma manera que tampoco puedes ofrecerlos como saldos a través de Internet o por la vía del formato ‘outlet’. No todo vale para dar salida comercial a esos productos invendidos y de ‘stock’. Pero eso no quiere decir que no se le puedan dar salida. ¿Qué haces entonces? A los fundadores de Phenix se les ha ocurrido hablar con las grandes cadenas y darles salida a través de asociaciones, eventos solidarios y empresas actuando como intermediario entre los mayoristas que no saben qué hacer con los invendidos (más allá de su eliminación, que tiene un coste elevado) y con las organizaciones benéficas que quieren distribuir estos productos. Phenix (en 2015 facturaron 600.000 euros y este año quieren cerrar con 2 millones de euros) ha creado una vasta red de receptores. Al día gestionan 8 toneladas de residuos –el equivalente a 10.000 comidas–.

Han desarrollado un software que conecta de forma automática todas las ofertas de invendidos con las necesidades de los receptores de alimentos, simplificando los procesos, minimizando el tiempo de gestión, la capacidad de respuesta máxima y la trazabilidad.

Dos terceras partes de los invendidos van a asociaciones benéficas y el resto, los productos que ya no son aptos para el consumo humano, se derivan a zoos y circos. A corto plazo se destinarán también a compostaje y biogás.

¿Dónde está el modelo de negocio? La gestión (recogida, transporte, almacenaje y entrega) de stocks invendidos supone un ahorro de costes en la eliminación de residuos y las empresas se benefician de una exención fiscal del 60% en concepto de donaciones en especie.

En Francia se aprobó en julio una nueva ley que marca una serie de limitaciones a las grandes cadenas de distribución a la hora de destruir alimentos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Travel Compositor

Se trata de un software que incluye en la misma plataforma todos los servicios que el usuario contrata cuando organiza un viaje.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo