6 ideas de negocio que te hubiera gustado tener a ti

Emprendedores con mucho ingenio en mercados dispares.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Omniumlab Studios: videojuegos y gamificación

La seña de identidad radica en la incorporación de mecánicas de juego a los proyectos que desarrollan, “con verdaderas estrategias de gamificación que van más allá del clásico PBL (puntos, insgnias y tablas de clasificación), dotándolos de diferencias competitivas respecto a otros similares existentes en el mercado”, sostiene José Antonio Racero, cofundador, junto a Verónica Quirell, de OmniumLab, estudio de soluciones TIC, especializado en el desarrollo de videojuegos formativos (serious games) y aplicaciones móviles nativas.

“Además, desarrollamos software de gestión a medida, animación 3D y realidad aumentada. Y en todos estos campos añadimos un fuerte componente de innovación. Poseemos la acreditación de Joven Empresa Innovadora, certificada por Aenor”, recuerda Racero.

Desarrollan desde Algeciras (Cádiz), donde están ubicados, proyectos a medida para sus clientes (entre ellos, la Universidad de Cádiz, Ecoembes o la Junta de Andalucía) y desarrollo de proyectos propios como SaaS, “mediante los que comercializamos productos y servicios directamente en modo suscripción”, destaca este emprendedor.

Por ejemplo, uno de sus últimos proyectos (diseño y programación) ha sido UStarUp, un videojuego formativo sobre cómo completar un modelo de negocios utilizando la metodología Canvas, que sido desarrollado por el Consejo Social de la Universidad de Cádiz, en colaboración con la Cátedra de Emprendedores.

Coopetición

Racero subraya el magnífico trato que tiene con empresas competidoras: “Han sido referentes para nosotros y a las que apoyamos cada vez que tenemos ocasión. Colaborar entre nosotros tiene más ventajas que inconvenientes. Sumando, llegaremos más lejos”.

www.omniumlab.com

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cucutoys: e-commerce de jueguetes creativos y ecológicos

Habían trabajado juntos en una multinacional farmacéutica y tenían claro que querían montar algo. “Había llegado la hora de cambiar de estilo de vida. Los dos queríamos más flexibilidad para poder estar con nuestros hijos y hacer algo que realmente nos gustara. Y como tenemos mucha parte del niño que todavía llevamos dentro, los juguetes nos vinieron como anillo al dedo”, recuerdan Iván Asegurado y Gonzalo Conejero, cofundadores de CuCuToys, una tienda online que vende juguetes educativos, creativos, responsables y ecológicos.

Catálogo cuidado de productos


Analizaron todos los productos de la competencia, cómo los trasladan al consumidor y qué tipo de productos distribuyen, además de identificar las compañías con una idea de negocio similar, posicionamiento, inversión en publicidad, etc.

“El enfoque con el que realizamos la selección de nuestro catálogo es innovador. Hacemos la selección desde tres puntos de vista claramente diferenciados y a la vez convergentes. Primero, nos centramos en los niños, en lo que el juguete y su uso le aporta a su desarrollo y evolución como persona y los valores que transmiten. Luego analizamos el impacto en el medio ambiente, bien por procesos de fabricación, materiales o educación y divulgación de conductas respetuosas con el medio ambiente. Y, finalmente, desde el punto de vista social, hemos cuidado mucho y hemos tenido que recorrer medio mundo para encontrar fabricantes que tengan condiciones laborales adecuadas con un respeto por los trabajadores y trabajadoras y una remuneración justa”, enumeran.


Una de las cosas que tenían claro desde el principio es que no querían endeudarse con préstamos o financiación ajena que pudiera comprometer la libertad de decisión sobre el futuro de la empresa, “por lo que el cien por cien son recursos propios. Los primeros 15.000 euros los destinamos a comprar producto, a logística y al área legal. La previsión de facturación para 2015 –arrancaron en octubre de 2014– es de unos 160.000 euros”.

www.cucutoys.es

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un sex shop delicatessen

Los secretos de mamá

Toda la vida has estado haciendo caso a tu madre: “Cómete la sopa”, “vuelve a las 10”, “estudia”, “monta una boutique erótica...” ¿Monta un sex shop? A veces las ideas de negocio no se te ocurren a ti... sino a tu madre.

Una madre y un hijo que no habían emprendido antes le consiguieron dar una vuelta de tuerca al concepto de sex shop dirigiéndose a un público diferente del habitual: “las mujeres que nunca entrarían en una tienda así”, resume Marisa Payno. “Mi hijo me comentó que estaba buscando una idea interesante sobre la que montar un negocio, yo sugerí la idea de una boutique erótica, y ahí quedo la cosa. A la mañana siguiente, mi hijo se levantó diciendo que ya tenía el nombre, Los Secretos de Mamá”, recuerda.

¿EN SANTANDER?

Daniel Fernández, su hijo, comenta: “La gente es aún un tanto conservadora en Santander. De ahí la idea de que mi madre fuera la figura sobre la que girase todo y de ahí el nombre de la empresa. En la ciudad no hay nada parecido. Todavía hay quien sólo ve los juguetes, pero realmente hay mucho más, desde literatura hasta lencería o cosmética sensorial. También intentamos dar un toque divulgativo y didáctico, que la gente aprenda además de divertirse, que vean el erotismo como algo natural, romper esa barrera quizás sea lo más difícil”. Marisa y Daniel organizan también eventos, como exposiciones, concursos (de relatos) y charlas.

CON RECETA DEL GINECÓLOGO

“Es que nuestro público es diferente; busca algo divertido, abierto, incluso iluminado”, cuenta Marisa. “Por ejemplo, me llama mucho la atención que vienen muchas clientas pidiendo bolas chinas recetadas por sus ginecólogos y nos comentan que hasta ahora no las habían comprado por no entrar en los sex shop tradicionales. Ésa es la idea que queremos evitar, que la gente entre como en cualquier otro lugar, que no hay, absolutamente, nada sórdido, ni vulgar, que no van a estar incómodas, sino al contrario, van a pasar un rato de lo más agradable y divertido”, asegura.

El siguiente paso de Marisa es convencer a su hija para que se ocupe de la tienda on line que arrancará en 2010. “Tenemos clientes de todas las edades, principalmente mujeres, aunque realmente entiendo todos nuestros artículos como juegos de pareja, por lo que los chicos también se sienten bien, siendo los primeros en felicitarme por la valentía de montar algo tan diferente”, cuenta. El salto a la red es lógico.

UNA TIENDA DIFERENTE PARA UN CONCEPTO DIFERENTE

En este proyecto se han juntado una buena idea con un estudio de diseño, Freeman y la luz, que se quería dar a conocer y que estaba dispuesto a ayudar gratis a un emprendedor para demostrar de qué eran capaces, iniciativa en la que también intervino esta revista. “La idea fue buscar un posicionamiento especial de la tienda que pudiera expandirse. La principal idea fue dirigirnos a un cliente que no era el habitual, que no estaba familiarizado con estos productos y alejarnos de la estética de los sex shops. Ideamos una tienda para no esconderse, que toma los códigos de las tiendas de moda de lujo”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mozzarella catalana

La Búfala del Empordá

De momento, la Búfala del Empordà genera unos 1.000 litros de leche diarios, lo que le supone unos ingresos al año de 438.00 euros. Esta cantidad se podría multiplicar por cuatro durante el año que viene, cuando la producción y la comercialización de mozzarella se encuentren a pleno rendimiento. La previsión es que esta primavera la empresa fabrique entre 1.000 y 1.200 kilos de mozzarella al día.
Una de las ventajas con las que cuenta la explotación de Lluís Mont es que la leche de búfala posee el triple de grasa y el doble de proteínas que la de vaca. Además, con 100 litros de esta última se pueden elaborar unos 16 kilos de queso, mientras que con la de búfala la cifra puede alcanzar los 30 kilos. De esta forma, la calidad provoca que se multiplique el precio de venta en relación a la leche y el queso tradicional.

Aunque todavía no es una carne muy demandada en Cataluña o en España, Mont confía en que la tendencia mejore con los años. Él no se cansa de repetir que las búfalas son mejores que las vacas, incluso más dóciles. Lamenta que aún no existe mucha demanda en el mercado interior. Por eso, los acuerdos comerciales que ha firmado para vender la carne han sido con empresas italianas: “Allí sí que es apreciada porque saben que la carne tiene una tercera parte menos de colesterol que la de ternera”. Mientras, Lluís Mont se enorgullece de que la antigua explotación ganadera Ramaderia Mont haya pasado a ser la empresa familiar la Búfala del Emporda, que elabora la primera mozzarella catalana.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Venta de semen de toro

Aberekin

La cría de sementales y venta de su semen para inseminación es un negocio que en España tiene nombre propio, Aberekin, ahora un referente mundial.

Seguro que nunca has pensado que las eyaculaciones de algunos toros podían ser un bien muy codiciado. Y que por una pequeña dosis se puedan pagar hasta 33 euros. Este negocio lleva años en España. La vasca Aberekin es una de las pioneras. Su mercado se basa en la necesidad de los ganaderos de inseminar a sus vacas con semen de calidad para tener mejores rendimientos lecheros y cárnicos. La demanda es constante, pese a la reducción del censo de explotaciones lecheras.

Salvador Gorostola, director general de Aberekin, conoce el negocio a la perfección, desde dentro, y así explica el porqué de esta empresa. “En los años 80, en el País Vasco era necesario mejorar la producción de material genético y frenar la fuerte dependencia exterior”. De este modo, las asociaciones de ganaderos de las tres provincias vascas coordinaron, con el apoyo de la Administración, un programa de mejora que fructificó en una empresa con vocación y gestión privada participada por 19 entidades de cinco comunidades autónomas.

En la mayoría de casos el proceso comienza con un viaje a EEUU. Allí compramos unos 180 embriones con los que se inseminan novillas jóvenes de alquiler, gracias a un acuerdo de colaboración con asociaciones ganaderas. Si nace un macho, es para Aberekin; si es hembra, para el ganadero. Una fórmula de reducir costes y generar sinergias.

La gestión de las eyaculaciones también tiene sus particularidades. Cuentan con una sala de monta en donde el toro eyacula en una vagina artificial. De ahí, el semen pasa al laboratorio donde se examina la calidad. Cada envase contará con 30 millones de espermatozoides.

Duplex, el supertoro
Un punto de inflexión en la empresa fue, precisamente, el conseguir un toro único. En 2000, se situaron en la cima de la genética de la raza Holstein gracias a un toro fantástico –Duplex–, cuyo semen fue usado por muchos centros internacionales de inseminación y por ganaderos de todo el mundo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Sombreros sevillanos para judíos ortodoxos

Isesa

Salteras, una pequeña localidad sevillana, acoge una fábrica centenaria (1885) dedicada a la producción de los famosos sombreros andaluces de ala ancha y las monteras de los toreros. Hasta ahí nada extravagante. Sin embargo, Isesa (Industrias Sombrereras Españolas, SA) también fabrica los sombreros que visten los miles de fieles que hacen sus plegarias frente al Muro de las Lamentaciones en Jerusalén. En efecto, el complemento de los judíos ortodoxos o de alguno de los VIPs que se pasean por las elitistas carreras de Ascott llevan la etiqueta Made in Sevilla. Sólo los artículos para los hebreos representan la mitad de la facturación de esta empresa en la que trabajan 30 personas.

Todo comenzó en los años 80: “Un distribuidor de Estados Unidos que se había quedado sin proveedor nos contactó para de-sarrollar estos productos”, explica Miguel García, director. En la fábrica hispalense se pusieron las pilas ya que el cliente, que suele visitarlos una vez al año, es sumamente exigente: los sombreros, de negro riguroso, no pueden tener la más mínima variación de color ni de peso…García cree que les escogieron por la buena reputación de su marca en el mercado mundial, aunque también es innegable que la calidad del producto lo diferencia del de sus competidores: el valor añadido de Isesa es que no compran los fieltros para realizar los sombreros sino que lo hacen ellos mismos. Además, cada sombrero se hace de una sola pieza, no hay parches y casi la totalidad del proceso se hace de forma artesanal. “Es un proceso de fabricación muy manual. No tenemos un apartado de I+D como tal. Hace unos años, por ejemplo, construimos una factoría nueva en la que se invirtieron seis millones de euros”, aclara García.

Si el proceso de fabricación es artesanal, el sombrero es también de lo más natural: se utiliza pelo de animal (liebre o castor) y un único aditivo, la goma laca, una resina proveniente de un árbol de India que sirve para endurecer la materia prima. Isesa exporta a Estados Unidos, Japón, Israel, Finlandia, Inglaterra…

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Startups