10 buenas ideas de negocio para importar

Ahí van algunas ideas extranjeras que merece la pena estudiar por si fueran extrapolables a otro país...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Eventos de surrealismo gastronómico

De una manera rápida y simplificada se puede decir que Bompas & Parr diseña experiencias gastronómicas diferentes a gran escala utilizando la tecnología más avanzada; sin embargo, esto sería dejar mucho en el tintero. Desde que en 2007 Sam Bompas y Harry Parr crearon su empresa sin ningún tipo de financiación, después de tratar de montar sin éxito un puesto en el mercado de su condado para vender postres saludables, estos jóvenes emprendedores no han pasado inadvertidos.

Navegar sobre ponche

“La verdad es que hemos hecho cosas muy diferentes: la Alcoholic Architecture, el Cognac Punch…” explica Bompas. Para entendernos, una tienda en la que se podía inhalar los vapores de ginebra con tónica –previo visto bueno de un grupo de científicos que calibró la potencia de la nube– y un bol de ponche gigantesco con más de cuatro toneladas de coñac Courvoisier, por el que los visitantes navegaron antes de empezar a beber. Además de estas iniciativas gastronómicas, Bompas & Parr han sabido capitalizar y añadir valores a uno de sus productos culinarios más versátiles, la gelatina, con la que crean colores, tamaños y formas completamente inusuales para eventos muy peculiares. “Utilizamos un software de diseño de arquitectura y maquinaría de alta precisión para obtener las formas deseadas”, asegura este emprendedor. Sus proyectos exploran cómo el sabor de la comida se altera con la altura, la profundidad y la densidad.

Sin imitadores

“¿Socios? No, la creatividad es para nosotros lo más importante y no queremos comprometerla. ¿Imitadores? Tampoco, porque nadie podría estar tan loco como para querer ganarse la vida haciendo lo que hacemos nosotros”, asegura Bompas.

También comercializan moldes para gelatinas y galletas, gadgets para la cocina, trabajan como consultores de experiencias gastronómicas y ofrecen servicios de catering. Y para seguir ampliando sus posibilidades han publicado el libro Jelly with Bompas & Parr.

Entre sus clientes están BBC, Bloomberg, Disney, Ferrero, Courvoisier, Kraft Foods, Habitat o Hendrik’s Gin. Y han trabajado para el arquitecto Norman Foster, la diseñadora Stella McCartney, el cocinero Heson Blumenthal y los museos Modern Art, de San Francisco, y el Victoria & Albert, de Londres.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Chollos de parafarmacia

Mitesh Soma creó ChemistDirect en 2007 después de ver cómo en la farmacia que regentaba su mujer Krishna muchos de los productos se compraban por peniques y se vendían por un buen puñado de libras: “El margen de beneficio era enorme, así que pensé que si era capaz de recortar los costes en intermediarios, gracias a una solución de e-commerce, y tener una plantilla pequeña, la idea podía funcionar”, asegura Soma, que comenzó con una inversión de 600.000 euros “y después tuvimos otra inyección de 3,6 millones de los fundadores de Skype, Niklas Zennstrom y Janus Friis”.

ChemistDirect ofrece un descuento de hasta un 90% en más de 25.000 productos (medicamentos, bronceadores, maquillajes, complejos vitamínicos…), “además en comparación con las tiendas contamos con un stock enorme, ofrecemos un servicio de chat con nuestros farmacéuticos para aclarar dudas y somos un solución crucial para los miles de clientes que viven en lugares remotos y de difícil accesibilidad”, señala este emprendedor, cuya experiencia como consultor le ha ayudado a saber dónde, cuándo y cómo invertir: “Como no pudimos gastar mucho en marketing, nos aseguramos de que la web fuera elegante, fácil de usar y que mostrara los descuentos. También inserté una página en el Daily Mail cuando lanzamos la web, y la verdad es que fue un acierto”, explica.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cursos para aprender a programar para principiantes

Steer. Dirigido al universo de startups (fundadores con algún conocimiento informático, pero que nunca han programado) y a profesionales que se reciclan (diseñadores gráficos que quieren arrancar una nueva vida digital más allá del papel).

Hasta ahora la formación no reglada para aprender a programar se dirigía a la mitad de la tabla y no se había preocupado de los extremos: se enfocaba a programadores en ciernes con una buena base que querían aprender un lenguaje o una habilidad concreta. Nadie se dirigía, por ejemplo, a los ingenieros ya licenciados, buenos, pero sin experiencia laboral, para explicarles cómo se programa realmente en las empresas (qué es lo que se necesita, cuáles son los atajos más habituales en el mundo real de la programación) hasta que llegó IT Training Courses.

Como tampoco nadie se había preocupado por la gente que sin un título universitario debajo del brazo quería aprender a crear un CMS propio en una semana con profesionales de primer nivel, en persona (nada de online) y pagando por ello (nada de economía colaborativa, ni de aprender en ratos libres) hasta que arrancó la británica Steer. ¿A qué nos referimos con cursos para aprender a programar de nivel? A aquellos que cuestan 1.500 libras, no aptos para cualquier bolsillo. Se dirigen al universo de startups (fundadores con algún conocimiento informático, pero que nunca han programado) y a profesionales que se reciclan (diseñadores gráficos que quieren arrancar una nueva vida digital más allá del papel).

Las propuestas de este tipo funcionan si de verdad están muy especializadas y si son de calidad. Vamos, que si dicen que te enseñan a crear un CMS en una semana y a integrar, sea verdad.

PROS: Hay una demanda de formación de nivel más allá del entorno colaborativo (otra cosa es que los precios que se mantienen en Reino Unido tengan sentido aquí).

CONTRA: Es un modelo de negocio que no tiene más barrera de entrada que la inversión en marketing digital necesaria para darse a conocer en el mercado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Reclutar talento para startups

Love Work. No es una plataforma tecnológica, sino un bufete de headhunting tradicional enfocado a encontrar a esos profesionales y a negociar condiciones para que las dos partes contratantes lleguen a un acuerdo.

Love Work es un despacho londinense de cazatalentos para startups: te ofrece encontrar a esos ingenieros que no hay quien convenza para que dejen su puesto en esa startup a la que ha metido dinero Telefónica, a ese responsable de desarrollo de negocio que tanto necesitas y a esos expertos en marketing digital que saben lo que se hacen. Eso por no hablar de encontrar a un buen director financiero que conozca las particularidades del arranque de una startup, pero que sepa que, al final, es como cualquier otro negocio. No es una plataforma tecnológica, sino un bufete de headhunting tradicional enfocado a encontrar a esos profesionales y a negociar condiciones para que las dos partes contratantes lleguen a un acuerdo. Para perfiles directivos, lo creas o no, no es tan fácil atraer talento. Algunas fundaciones (como Entrecanales) están comenzando ya a introducir el concepto de becas ‘de nivel’ en startups.

Paralelamente hay un mercado de profesionales que ya no están en grandes empresas y todavía tienen recorrido.

PROS: Aunque no es una propuesta para todos los públicos, sí hay un mercado para esta propuesta de negocio que no ha sido cubierto todavía. Es un modelo que encaja con spinoffs universitarias con inversión, pero cojas en el área financiera y de marketing.

CONTRA: Cualquier empresa de headhunting puede reorientarse hacia este mercado en cualquier momento. No es un negocio pensado para neófitos en el mercado de los Recursos Humanos y sin contactos en empresas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Plataforma de gestión de reparaciones en pisos alquilados

Renter Fixer. Una plataforma de gestión de reparaciones en pisos alquilados propone una nueva forma de comunicación entre inquilinos y caseros al tiempo que fija un estándar de precio en la reparaciones.

¿Te cuadra la idea? Renter Fixer es una aplicación británica (de momento) que conecta al inquilino, al dueño y al reparador cada vez que hay que abordar una chapuza en un piso alquilado.

Todo lo que sea dar transparencia en este sector y fijar precios frente a la disparidad existente, tiene una oportunidad para funcionar. Y se trata de un negocio de intermediación...

PROS: Es un sector con una oferta microfragmentada. Aunque a los caseros no les hace gracia, al final tienen que atender las reparaciones, así que...

CONTRA: Si a un negocio ya establecido como Reparalia se le ocurre desarrollar la aplicación, ya tiene el back-end solucionado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Recogida privada de basura

Aunque parezca poco apetecible, lidiar con la basura de los demás puede convertirse en un negocio muy rentable. Eso es lo que pensó Jason Mohr cuando montó AnyJunk, con una inversión de 35.000 euros. “Un año antes dejé mi trabajo en el sector bancario porque quería hacer emprender en algo y mientras buscaba en varios sectores me crucé con la empresa canadiense 1-800-Got-Junk? que se dedicaba a limpiezas en profundidad de casas y que había crecido rápidamente. Entonces pensé que la idea se podía introducir en el Reino Unido con ciertas variaciones”, recuerda Mohr, que prevé unos ingresos de 5,8 millones de euros. 

El binomio que ha hecho a este emprendedor alcanzar el éxito es el énfasis que su empresa ha puesto en el reciclaje y reutilización de la basura recogida, “más del 77%”. Y también ha logrado diferenciarse de otras empresas por su servicio enfocado al sector comercial, aunque también se dirigen a particulares.

Mohr ha conseguido dar una solución medioambientalmente responsable al problema generado por la basura y también económicamente efectivo para otras empresas: en el Reino Unido todo aquel que no sea un particular debe pagar un canon por deshacerse de la basura en el basurero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Aplicaciones civiles para los drones

"Estábamos convencidos de que existía una gran oportunidad en el mercado para el uso de las aplicaciones civiles que aportaban los aviones no tripulados”, explica Maarten Vandenbroucke, que fundó Trimble, en agosto de 2008, junto a Peter Cosyn y Maarten Van Speybroeck después de que los tres se conocieran en una red de emprendedores en Flandes. Tras compartir sus conocimientos sobre aerodinámica, ingeniería civil e interacción humana computerizada, crearon el revolucionario X100: un pequeño avión no tripulado (pesa 1,7 kilogramos), que es capaz de volar a 70 kilómetros a la hora y crear mapas casi de manera instantánea a gran resolución gracias a un tratamiento numérico de las imágenes que capta.

El equipo de Gatewing ha demostrado que ser joven no está reñido con tener unas metas empresariales muy claras: “Hay mucha gente que trabaja con equipos no tripulados para ofrecer un producto que sirva para todo. Hemos huido de esa visión y nos hemos centrado en todo lo contrario, en crear un producto superespecializado dirigido a un nicho específico del mercado”, afirma Vandenbroucke.

 

Su X100 no es solamente un avión que toma fotografías desde el cielo, sino que, sobre todo, es una solución integrada que ofrece al cliente un producto final (el mapa de alta calidad) y de fácil manejo gracias a un software comprensible. ¿Quiénes son sus clientes? En principio, cualquier empresa que necesite una muestra cartográfica aérea (constructoras, refinerías, compañías de agua, electricidad, agencias forestales…). Todas ellas pueden obtener un mapa de una manera más económica y menos contaminante que si contratan un avión con tripulación abordo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Distribución moda ecológica: Motherhouse

Cuando Eriko Yamaguchi estaba haciendo prácticas de verano en una multinacional en Washington sintió que era una lástima que casi toda la gente que conocía en la organización nunca había estado en un país en vías de desarrollo, así que hizo las maletas y se marchó a estudiar a Bangladesh, uno de los países más pobres de Asia. Una vez instalada, pensó qué podría hacer para ayudar a la economía del país. Mientras paseaba un día por un mercadillo encontró la solución: bolsos de yute, una planta parecida a la rafia con un gran valor ecológico debido a su gran capacidad para absorber CO2.

“En 2006 y con 20.000 euros creé Motherhouse. La filosofía es la de elaborar un producto de alta calidad y diseño a partir de materiales básicos gracias a las tecnologías y sabiduría japonesa que ponemos en práctica”, explica Yamaguchi, que cuenta con unos ingresos anuales de 2,3 millones de euros. “Quería lograr un producto que lo compraran por gusto, no por estar haciendo una obra de caridad al adquirirlo”. Gracias a su tesón y filosofía ha logrado posicionar su marca en los más altos estándares en su Japón natal al tiempo que ha mejorado las condiciones de trabajo y la calidad de vida de las personas que trabajan en la planta de Bangladesh.

Hay otras marcas como ésta...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Portal de trabajo para profesionales del sector de la automoción

Career Driven. Un portal en el que se pueden encontrar todo tipo de profesionales para el sector de la automoción, uno de los más importantes de España y Europa.

Career Driven es un portal de trabajo australiano para profesionales de la automoción, desde comerciales para concesionarios hasta ingenieros para empresas del sector del automóvil. Sólo enfocado al mercado laboral español no funcionaría, pero ¿y para encontrar trabajo en cualquier punto de Europa en este sector...? ¿Por qué no entran los portales que ya están en el mercado? ¿Un desarrollo de marca va a conseguir que te elijan a ti? Es fácil de replicar. Antes de que digas que nos hemos golpeado en la cabeza y se nos ha ido todo el sentido común, piensa que en España hay 3.000 concesionarios y 18.000 puntos de venta.

PROS: Tienes una oportunidad si miras a toda Europa y lo combinas con una selección offline tradicional de Recursos Humanos.

CONTRA: Al ser un nicho, en cualquier momento los competidores que ya están en el mercado generalista pueden entrar con facilidad

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Intermediario entre productores locales y restaurantes

Food Orbit. Una plataforma para que restaurantes y empresas con cocina propia puedan comprar directamente del productor alimentos ecológicos y gourmet.

Se trata de plantear un marco de relación directa entre el agricultor/ganadero y el restaurante.

Está funcionando bien a nivel privado. Los restaurantes buenos van todas las mañanas a MercaMadrid, MercaBarna... El restaurante premium lo tiene resuelto, pero por debajo de eso tiene sentido. A los restaurantes les evitas ir a luchar al mercado, y pueden ofrecer en la carta determinados productos. Cada vez hay más restaurantes que incluyen información sobre la trazabilidad de los productos.

Tiene mucho sentido no sólo para restaurante, sino para otro tipo de negocios, como guarderías, o para cocineros de empresas... Aquí el coste de partida es también razonable.

Pero, cómo vas a evitar la economía sumergida? Tú me pones la plataforma, pero tienes que evitar que contrates. A lo mejor lo resuelves con un contrato de compromiso, si introduces el método de pago...

PROS: Disponer de un canal de venta extra para poder vender sus productos a un precio adecuado, sin los enormes sobrecostes de los intermediarios.

CONTRA: Ya hay operadores que se dirigen al consumidor final que fácilmente pueden virar hacia estos clientes sin excesivo esfuerzo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo