6 ideas de negocio que no deberías pasar por alto

Detrás de estas seis ideas de negocio se esconden tendencias de mercado muy diferentes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Smartick

Aseguran que 8 de cada 10 alumnos mejora su nota en la asignatura y un 94% incrementa su capacidad de cálculo, lógica y resolución de problemas. ¿En serio?

La Comisión Europea ha seleccionado a Smartick, entre un total de 7.546 propuestas presentadas, como el mejor programa global para empoderar el rendimiento de los niños en edad escolar combinando su método de aprendizaje de las matemáticas con el entrenamiento cognitivo.

Hace 5 años que esta startup empezó a descollar con una innovadora propuesta pedagógica para la asignatura de matemáticas en la que acomodaba el ritmo de aprendizaje a las capacidades personalizadas de cada alumno en la Educación Primaria (4-14 años). Basaban su método inteligente en analíticas de big data, diversos lenguajes de programación e inteligencia artificial. Con tan sólo 15 minutos de entrenamiento diario online, garantizaban a los niños una mejora sostenible en sus conocimientos matemáticos, todo ello con la tablet y sin esfuerzo. Los resultados son extraordinarios: 8 de cada 10 alumnos mejora su nota en la asignatura y un 94% incrementa su capacidad de cálculo, lógica y resolución de problemas.

Desarrollaron primero un algoritmo que sirviese para averiguar la capacidad y el nivel y de cada niño y, en función de ello, lanzar ejercicios personalizados que reforzasen las áreas más endebles. El método, adoptado con éxito en numerosos colegios de España, se extendió como la pólvora entre la comunidad educativa global estando ya presente en 54 países.

Ahora, tras superar los estrictos requisitos de la Fase 2 del programa Horizonte 2020 en su categoría denominada Open Disruptive Innovation, la Comisión Europea le reconoce la valía y le otorga 1,3 millones de euros para llevar a cabo un estudio científico que demuestre que su método es también capaz de detectar otras carencias cognitivas y prescribir, en función de ellas, recetas personalizadas en forma de juegos online que combinen el entrenamiento cognitivo con el aprendizaje de las matemáticas.

Un paso más allá

Al hablar de carencias cognitivas se refieren a variables como el déficit de atención, déficit de memoria de trabajo, capacidad de percepción, concentración y otra serie de funciones ejecutivas que obstaculizan el aprendizaje y por tanto el rendimiento escolar. Se prescribirían así itinerarios cognitivos personalizados de la misma forma que lo hacen con las matemáticas.

“Vamos a demostrar que si un niño en edad escolar potencia las matemáticas y entrena sus habilidades cognitivas de forma conjunta, adaptativa e inteligente, estaremos maximizando su rendimiento escolar. Queremos llevar el rendimiento escolar a un escalón superior”, afirman Daniel González de Vega y Javier Arroyo, cofundadores de la compañía.

El estudio científico, que arrancará a comienzos de año, lo realizarán con un grupo de 600 niños repartidos entre Granada y Madrid. Clasificados luego en 3 subgrupos, se les aplicará a unos los ejercicios matemáticos de Smartick, a otros sumarán ejercicios cognitivos y, un tercer grupo, recibirá una solución placebo. También se incluirán en el trabajo de campo niños con Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH). Transcurridos los 3 meses de estudio, se analizarán los resultados y se medirán con pruebas conductuales y de neuroimagen, EEG y resonancia nuclear magnética funcional, en colaboración con grupos de investigación de la Universidad de Granada, el Centro de Tecnologías Biomédicas del Campus de Excelencia de la Universidad Politécnica de Madrid y el Hospital Clínico Puerta de Hierro de Madrid. “Con esto lo que queremos es demostrar que el cerebro del niño cambia anatómicamente. El cerebro se modifica al activar determinadas regiones y al aumentar la conectividad de las distintas partes”, dice Daniel González de Vega.

Por qué matemáticas y no otra disciplina

“Primero porque es la que a nosotros nos pilla más cerca”, dice Daniel González de Vega, ingeniero de formación y amante de esta disciplina. “Segundo, porque las matemáticas son nucleares, no sólo en el programa educativo, sino también en la sociedad. Cada vez se demandan más perfiles profesionales hábiles en matemáticas, con perfiles técnicos científicos y técnicos en alza (STEM)”. La tercera razón la encuentra Daniel González de Vega en los resultados del informe PISA donde España no acaba de mejorar. Por último, está el hecho de que las matemáticas sea, probablemente, la doctrina más interconectada de todas. Esto es, que no te permite avanzar sin tener antes la base sólida.

Crecimiento exponencial

La primera versión comercial la lanzaron en 2011 y, desde entonces, no han parado de mejorar ni de recibir reconocimientos. Uno de ellos el del MIT (Massachussets Institute of Technology) que, en 2015, la eligió entre las 15 startups internacionales con mayor potencial. Con sede en Madrid, abrieron este año una segunda sede en Estados Unidos (Boston) un mercado en el que desean aumentar su presencia y abordar desde él la conquista de Latinoamérica. El equipo lo integran actualmente 42 personas, entre ingenieros, matemáticos, pedagogos, psicólogos y educadores.

Sheedo

Sustituyen el papel de usar y tirar por el papel de usar y plantar. Esta joven startup cuenta ya con 300 clientes en España y 5 en China.

Crean el papel de forma totalmente sostenible y artesanal usando para ello fibra de algodón y utilizando semillas en la composición. Renuncian así a la tala de árboles y al uso de químicos para el blanqueamiento del papel. El resultado es un producto resistente y muy elegante para ocasiones especiales y el uso corporativo. Pero no es esa la principal peculiaridad de este papel, sino que, una vez utilizado, en lugar de tirarlo, se pone en agua para que brote una planta. Así, y dependiendo un poco de la pericia del hacedor, podremos obtener una margarita, una manzanilla, una zanahoria o una lechuga.

La idea, reconocida por organizaciones como Greenpeace o la Fundación Biodiversidad, ha sido galardonada ya con varios premios, uno de ellos a la pyme socialmente responsable de la última edición de los premios de la Revista Emprendedores. El equipo de Sheedo lo integran cuatro jóvenes emprendedores del grado LEINN de TeamLabs. La startup tiene capacidad para producir papel de manera personalizada tanto para particulares como para clientes de empresas, una cartera que integran ya 300 en España y 5 en China, donde están en negociaciones para aliarse allí con una fábrica. La producción nacional se hace en España gracias a la asociación exclusiva con un molino papelero ubicado en Cataluña. El otro canal de distribución es contribuir a la imagen de marca de otras empresas, como el acuerdo que han suscrito con Danone para diseñarles la campaña de Navidad.

Optimizar la producción

Aunque disponen de stock suficiente para afrontar sin apuros la demanda de los próximos meses, en sus planes está adquirir una máquina que ayude a optimizar el proceso de producción que pasaría a ser semiartesanal pero igualmente respetuoso con sus valores sociales y medioambientales. Para ello están pensando en acudir a una pequeña ronda de financiación u organizar una campaña de crowdfunding que les permita alcanzar la suma de 100.000 a 200.000 euros que cuesta la máquina.

Se trata de un papel muy exclusivo, con un gramaje de 250 gramos que cortan en todos los tamaños y que se distribuye en resmas de un mínimo de 100 unidades a un precio similar al de cualquier otro papel especial. No obstante, aclara Gala Freixa, una de las integrantes del equipo que el foco ahora “no lo tenemos puesto en vender, sino en producir”. Con una media de edad de 22 años, este equipo lleva varios proyectos simultáneamente, pero es en Sheedo donde centran su esfuerzo actual para cumplir el sueño que expresa Gala: “Convertirlo en un gran proyecto con un equipo grande de gente joven con mucho talento”.

Style privé

Hasta hace meses abogada y asesora de empresas tecnológicas, Patricia Manso ha creado una plataforma online de belleza integral a domicilio.

Apenas lleva unos meses al frente de la empresa, pero quienes trabajan con ella la ven como una promesa emprendedora que dará que hablar en los próximos años. Ella sonríe cuando escucha el comentario pero, aún en el caso de que el proyecto fracasara, dice estar convencida de haber hecho “lo que debía. Intentar cumplir mi sueño”.

Patricia Manso se licenció en Derecho por Icade. Desde entonces ha trabajado en varios despachos como experta en nuevas tecnologías y protección de datos. El contacto con las startups y un entorno familiar de emprendedores la empujaron a acometer su propio proyecto: crear Style Privé , una plataforma online de belleza a domicilio a cuyo proyecto dedica ahora el 100% de su tiempo.

Conocedora del mundo empresarial y legal en el sector de belleza, el proceso de Patricia Manso ha ido a la inversa de lo habitual. “La idea surge para una mujer que tiene poco tiempo para hacer reservas y acudir a distintos centros de belleza. Con Style Privé aglutinamos todos los servicios en una plataforma: peinado, maquillaje, manicura, pedicura y depilación con hilo. El servicio que ofrecemos es a domicilio, para particulares y empresas, a un precio más asequible que lo habitual”. Así empezó a fraguarse la idea en marzo de este año y en el mes de julio ya estaban en el mercado a la vez que aceleraba el proyecto en uno de los espacios de coworking de la Escuela de Organización Industrial de Madrid (EOI). La financiación, sostenida hasta ahora por recursos propios y una pequeña participación del negocio de su marido, quiere ampliarla con un crédito Enisa y una ronda semilla a la que espera acudir en breve.

En plan femenino

Choca un poco el salto de un sector grave, como en el que ella ejercía, a otro que puede parecer más ligero y típico del emprendimiento femenino. “Sí, es una empresa de mujeres, pensada para mujeres, en la que he contratado sólo a mujeres y creada por una mujer. Estoy en plan femenino porque creo que las mujeres tenemos grandes capacidades y debemos ayudarnos entre nosotras”.

En lo que respecta al mundo de la belleza y la cosmética, reconoce que siempre le ha interesado. “A todas, en algún momento, nos gusta estar guapas y, quien diga lo contrario, miente”, afirma. Pronto, sin embargo, salen a colación los datos relativos al mercado que hacen factible la idea de negocio: más de 50.000 peluquerías en España, previsiones globales de facturación de 700 millones de euros en 2019 y 140.000 personas empleadas en el sector, muchos de ellos freelance. Llegado este punto, le sale también la vena jurista al denunciar el intrusismo y el exceso de profesionales que se mueven en el mercado negro. “A mí esto no me gusta y, como no quiero líos, sólo trabajo con freelancesdados de alta en régimen de autónomos o los contrato yo”. Así ha reunido ya a más de 60 profesionales nucleados por un equipo permanente de cinco personas.

Aún es pronto para anticipar previsiones de facturación y dar cifras de clientes, “pero los resultados, hasta ahora, son muy positivos”, se limita a decir. Más que de las cuentas, prefiere hablar de la experiencia. “La vida me ha cambiado mucho, pero en positivo. Ahora soy mucho más feliz y me da igual como acabe esto, aunque procuro ser bastante realista y equivocarme en pequeño. Compensa todo lo que se aprende por el camino y es una experiencia que se la recomiendo a cualquiera”.

Style Privé ya está en Madrid y Barcelona pero la idea es crecer deprisa y desarrollar la plataforma de venta online en toda España. ¿Y luego?, pues ya se verá porque Patricia Manso, que se reconoce como una “mujer acelerada”, empieza a entender ya a esos emprendedores que arrancan con una idea de negocio, la desarrollan, lo venden y, a las semanas, están ya con otro proyecto nuevo. “Igual estoy un poco loca, pero me encanta crear empresas y proporcionar trabajo”.

Wefitter

WeFitter, una start-up española, ha sido seleccionada entre 4.000 aplicaciones de 108 países para formar parte del programa Blackbox Connect de Google Venture.

La start-up española ha conseguido destacar con su negocio relacionado con Salud & Bienestar. WeFitter es una plataforma que incentiva las personas a que sean más consistentes en su ejercicio físico y lo hagan un estilo de vida. Reconoce y recompensa quien esta comprometido con estar activo y tener un estilo de vida saludable, a través de retos y premios.

Conscientes de que la práctica de deporte en general, y del running en particular, ha experimentado un boom en los últimos años, Carlos Rodés y Roger del Sol decidieron emprender en este mercado.

Su primera idea giraba en torno al desarrollo de una aplicación que permitiese a los usuarios registrar sus ejercicios, pero “vimos que la competencia era amplia y la calidad muy elevada. Decidimos, entonces, aprovechar la información de apps de referencia para no obligar a los usuarios a migrar de sus aplicaciones favoritas a la nuestra”, explica Rodés.

El resultado es WeFitter, una plataforma que promueve la actividad física y los hábitos de vida saludables a través de descuentos, regalos y promociones para sus usuarios. Para ello, permite a los usuarios registrar sus ejercicios aprovechando aplicaciones como RunKeeper, Nike+, Strava, Fitbit, Misfit y Moves, entre otras.

Los usuarios pueden sumar puntos, que son canjeables por premios como descuentos en hoteles, cursos de esquí, suplementos nutricionales o bonos regalo para accesorios y ropa deportiva. WeFitter tiene acuerdos con empresas como Hoteles Catalonia, DIR, Ulabox, TradeInn, JustEat, Quadis Rent a Car, Leksport, Grandvalira, Playandhelp, PersonalRunning, MammothHunters, Gymboree, cookiteca, Alimmenta o Genuinus, entre otras. “Somos una plataforma win-win, donde los usuarios obtienen recompensas y descuentos y las empresas ganan visibilidad y llegan a su público objetivo”.

Modelo de negocio

Cuentan con tres líneas de ingresos. Una es la de publicidad con premios, por la que las empresas pagan un fee de engagement (cuota) por cada premio que los usuarios canjeen en la plataforma. Otra es la de publicidad con retos, por la que las empresas pagan una cantidad fija por realizar un reto esponsorizado en la comunidad de WeFitter. “Y también le ofrecemos a las empresas SaaS, permitiéndoles llevar a cabo campañas de afiliación a través de acciones promocionales y retos esponsorizados”, subrayan estos emprendedores, que prevén ampliar su oferta de premios y de apps.

Disabled Park

Disabled Park consiste en una aplicación móvil y una página web que facilitan la búsqueda de estacionamiento para personas con movilidad reducida.

La idea surgió en 2012, cuando Ana Puertas Montesinos (promotora del proyecto) y unos amigos realizaron un viaje hasta Alicante. Ana tiene movilidad reducida, y no consiguieron encontrar una plaza adecuada libre. “Decidimos utilizar un parking, y nos encontramos con la desagradable sorpresa de que no disponía de ascensor“. Ante el desafortunado incidente surgió la idea de DisabledPark, un proyecto que inició junto a tres compañeros emprendedores y que vio la luz en 2014.

Según Ana, “con la colaboración de los ayuntamientos podríamos eliminar las barreras que existen actualmente en ciudades y municipios españoles”. La joven incide en que además esta aplicación supone un impulso para el ocio y el turismo de las localidades adscritas. “Por ejemplo, una persona discapacitada que no conozca la ciudad puede saber qué establecimientos tienen cerca de un aparcamiento o a qué eventos tiene facilidades para acudir”.

El proyecto DisabledPark está compuesto por una página web y una aplicación móvil que facilita la geolocalización de las plazas de aparcamiento para personas con movilidad reducida. Su objetivo a corto plazo es dar cobertura a todas las ciudades y municipios a nivel nacional, para después expandirse en Europa. La aplicación DisabledPark (disponible en la App Store y GooglePlay completamente gratis) es una aplicación intuitiva, sencilla y con una función clara: facilitar el día a día a las personas con movilidad reducida y a sus acompañantes.

Se trata de una base de datos pionera a nivel internacional con más de 28.000 plazas, que ya está operativa en más de 100 ciudades españolas y que utilizan más de 10.000 usuarios. Además, con el programa apadrinamiento las empresas pueden informar a los usuarios de las plazas más cercanas a sus negocios, aportando así un Plan de Responsabilidad Social Corporativa.

Se trata de una base de datos pionera a nivel internacional con más de 28.000 plazas, que ya está operativa en más de 100 ciudades españolas y que utilizan más de 10.000 usuarios. Además, con el programa apadrinamiento las empresas pueden informar a los usuarios de las plazas más cercanas a sus negocios, aportando así un Plan de Responsabilidad Social Corporativa.

 

La aplicación se encuentra en constante evolución, y ha añadido funciones como la denuncia de estacionamientos sin permiso o la geolocalización de nuevas plazas. El siguiente paso será desarrollar un sistema que indique si las plazas están libres u ocupadas mientras se expande internacionalmente. En Europa hay 33 millones de posibles usuarios, y en el mundo 150 millones de personas que podrían resultar beneficiadas.  

Aeroarte

Antes pasaban las noches pintando a hurtadillas las paredes públicas, ahora lo hacen en fines de semana y de día ilustrando las persianas de los establecimientos como reclamo publicitario.

Cuando regresó a casa después de ser detenido, se encontró con que sus padres le habían tirado a la basura todos los aerosoles y utensilios de los que se valía para embadurnar cualquier superficie. Le amenazaron con echarle de casa si no dejaba el grafiti, pero no hizo falta. Recogió lo que quedaba de sus cosas y, a la edad de 18 años, se marchó a un piso compartido. Cuando se le acabó el dinero, a los 6 meses, regresó, pero sin haberse dado por vencido. La deserción llegaría más tarde, con una multa de 1.600 euros que le tocó pagar de sus propios ahorros. Fue entonces cuando tomó la determinación de dedicarse al grafiti de manera profesional y, en lugar de pagar, cobrar por ello. Se dio de alta en autónomos y se alió con otros cuatro grafiteros para montar AeroArte, una asociación que, en un modelo de negocio B2B, ofrece servicios de decoración de persianas y marketing artístico a todos los establecimientos de la zona. Ahora, el sueño de Lucas Amat es crear una gran empresa que de trabajo a los amantes de este arte callejero y normalizarlo como ha sucedido con el mundo de body art.

Sigue conceptuándose como artista urbano, pero reconoce que, desde que pinta a la luz del día y con el consentimiento de los propietarios de las paredes, algunos le dicen que lo suyo ya no es grafiti. Él no se arrepiente de nada, ni del ‘vandalismo’ callejero, ni de la oficialidad actual, pero la adrenalina se la proporciona ahora el mundo de la empresa donde dice canalizar sus dos grandes pasiones: “el emprendimiento y la creatividad”, por este orden. “A los 3 años de estudiar Administración y Dirección de Empresas, lo dejé porque echaba de menos la creatividad, así que me pasé al marketing, que es lo que estudio ahora”, cuenta.

Publicidad original

Mientras tanto, los integrantes de AeroArte, consiguen “sacarse un sueldo” componiendo grafitis los fines de semana y moviéndose por el circuito reglamentario. Ahora, Lucas entra en un establecimiento, pregunta por el propietario y le suelta del discurso de las bondades que ofrece su persiana como espacio de reclamo publicitario donde estampar el logotipo, el nombre del comercio o incluir alguna ilustración artística a demanda. Nada que ver con el raquitismo del toldo o la visera de la tienda además de que, por una pequeña inversión de entre 400 o 500 €, el comerciante disfruta, durante años, de una publicidad permanente y original que cualquier transeúnte puede apreciar durante las más de 12 horas diarias del cierre del establecimiento.

Con este argumentario, ha convencido ya a 200 comercios dentro de su zona de actuación, Cataluña, porque, eso sí, se mantiene respetuoso con ciertos códigos de su antigua comunidad, donde el territorio es sagrado. Ofrecen también servicios a particulares interesados en decorar las paredes de sus casas con este arte y proclama su absoluta independencia ilustrando dormitorios infantiles. Otra vía de monetización son los talleres formativos en centros escolares, en esa nueva misión que se ha propuesto de reconvertir un sector marginal, en una industria. “También antes eran sospechosos quienes se tatuaban y ahora se ve como algo normal. Algo así es lo que me gustaría conseguir con el mundo del grafiti”, dice.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Startups