4 soluciones alternativas al envejecimiento hospitalario

Que la mayoría de los ancianos se resisten a abandonar su hogar hasta que no se ven obligados a ello es un hecho constatado en las residencias pero que también avalan los estudios. Una encuesta del Imserso (Instituto de Mayores y Servicios Sociales) ponía de manifiesto que más de un 87% de los mayores querían envejecer en su propia casa, aunque fuese solos. Atentos a la demanda, algunos emprendedores idean soluciones innovadoras que prolongan la independencia y mejoran la calidad de vida de los ancianos, más allá de las medicinas. Estas son algunas

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cuidum: marketplace de cuidadores

“Los gobiernos deberían arbitrar medidas de apoyo a los ancianos que quieren alternativas al envejecimiento hospitalario”, afirma Jorge Cantero, director ejecutivo de Cuidum . Esta startup ha creado un marketplace donde se conectan cuidadores profesionales  a domicilio con familias de personas dependientes. “Hasta ahora, la manera más habitual de encontrar un cuidador era el boca a oreja, a través de recomendaciones de amigos u otros familiares. Sin embargo, los cuidados que requiere una persona con cáncer son muy diferentes a los de un paciente de Alzhéimer”, argumenta Cantero. Para asegurar la capacitación de los cuidadores, Cuidum ha desarrollado un algoritmo propio que posibilita un proceso de selección automatizado y riguroso conforme a las necesidades de cada paciente. Tan sólo un 23% de las solicitudes de trabajo que reciben, supera el filtro que establece el algoritmo.

Además de la profesionalización del sector, Cuidum desea acabar también con la precariedad laboral de los cuidadores. “En España hay un total de 463.000 personas con cuidadores. El problema es que 9 de cada 10 cuidadores que vemos acompañando a un anciano o empujando un carrito trabajan fuera de la ley, es decir, sin contrato y con sueldos que no llegan al Salario Mínimo Interprofesional, una responsabilidad legal que recae sobre los familiares”, de aquí que Cuidum, empresa respaldada por el Sistema Nacional de Empleo, y apoyada por un crédito participativo de Enisa, se haya constituido como agencia de colocación autorizada. La empresa, que nació en Valencia, ha expandido ya su servicio por las principales ciudades españolas. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Sensovida: Teleasistencia avanzada

Para aplazar el máximo posible el traslado de la persona mayor a la residencia o a la casa de alguno de sus hijos, la startup zaragozana Sensovida ha creado un sistema de teleasistencia avanzada que permite a los mayores disfrutar de independencia en su domicilio a la vez que procura a sus familiares la tranquilidad de saber qué hace y cómo se halla en cada momento y a tiempo real.

Se trata de una innovación aplicada a la vida en el hogar (IoT) que permite la monitorización de la persona mayor a través de la instalación de sensores en todas las habitaciones del domicilio. Estos dispositivos (pequeños receptores capaces de medir el movimiento) van emitiendo métricas e información respecto a la actividad del usuario: si está dentro o fuera del hogar, el tiempo de actividad y reposo, el número de visitas al baño…cuando el sistema detecta alguna anomalía lanza señales de alerta que reciben tanto los familiares como el centro de control, cuyo servidor analiza las señales con un algoritmo inteligente. 

Para hacer el seguimiento del familiar fuera del domicilio, el sistema se complementa con una aplicación móvil que no requiere de ADSL ni conexión a internet. Tampoco importa si el anciano no sabe manejar el móvil, con tenerlo siempre a mano es suficiente, para que envíe la posición GPS al centro de control.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Vincles BCN: para combatir la soledad

Hay estudios que afirman que la inmensa mayoría de las personas mayores (83,6%) viven con sus parejas o solas en su propia casa. Pensando en ellos surge la iniciativa de Vincles BCN  un proyecto social que persigue generar una red de confianza alrededor de personas de edad avanzada “para que así se sientan menos solas”. El proyecto consta de un sistema informático, adaptable a móviles y tablets, que permite al usuario hacer llamadas, enviar mensajes de voz o hacer un seguimiento de la medicación que toma. El proyecto, nacido en el centro creativo Imagine ganó el premio Mayor’s Challenge 2014 de la fundación Bloomberg Philantropies y su puesta en marcha fue asumida, en 2015, por el área de Calidad de Vida del Ayuntamiento de Barcelona. La intención era incorporar 20.000 personas a la red, entre particulares y organismos públicos, en dos años. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Trabensol: el 'cohousing'

Los hay, sin embargo, que en lugar de esperar a que lleguen respuestas empresariales a sus deseos, se anticipan arbitrando lo que, para ellos, es la solución ideal. Con esta pretensión surgió la fórmula denominada cohousing (covivienda), donde los interesados crean su propia comunidad de vecinos para mantener su independencia sin sentirse solos y compartir gastos, cuidados y servicios. Aunque ya existen varias iniciativas similares e, incluso, constructoras especializadas, como Living Cohousing, la pionera en España fue Trabensol. Se trata de una cooperativa integrada por 54 socios cooperativistas -en la casa residen cerca de 90 personas-, muchos de ellos amigos de la juventud, que se decidieron a vender sus casas e invertir ese dinero en la adquisición de un terreno compartido donde construir un edificio y convivir todos,solos o en pareja. Ubicada en Torremocha de Jarama (Madrid) disponen de un terreno de 16.000 m2 que contiene zonas ajardinadas, un huerto de 1 hectárea y un moderno edificio sostenible de 6.000 m2 que se distribuye en apartamentos, todos iguales, de 50m2.

“Muchos de nosotros trabajábamos todavía cuando enfermaron nuestros padres y recordamos que, a veces, por falta de tiempo, no podías atenderlos como querías. No deseábamos esto ni para nosotros ni para nuestros hijos, por eso nos decidimos a montar la cooperativa”, cuanta Jaime Moreno Monjas, antiguo trabajador de TVE y ahora  coordinador de la Comisión de Comunicación, una más de las muchas comisiones que armonizan la convivencia. 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo