17 ideas extranjeras para importar ya

Hemos repasado los portafolios de las principales aceleradoras internacionales en busca de
 ideas de negocio que todavía no hayan sido adaptadas aquí. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
1. Appear, ‘marketplace’ de locales para tiendas ‘pop up’

Empresas que se dediquen a organizar eventos pop up buscando una localización chula en la que aglutinar muchas marcas en torno a una idea ya existen aquí. Aunque no deja de ser una oportunidad con recorrido en el mercado. Vemos también otra en la localización de locales especiales para marcas que quieran montar su tienda pop up. En Valencia conocemos y nos gusta El mercado de Tapinería, aunque es un concepto diferente porque la ubicación es siempre la misma, una plaza en la que cambian las marcas y en torno a varios restaurantes que ponen la parte de diversión en la compra. Lo que propone Appear Here es distinto: ellos buscan los locales y los ponen a disposición de las marcas a través de su web. Son meros intermediarios y están por muchas ciudades, la mayoría en Inglaterra: Londres, París, Manchester, Liverpool... Tiene todo el sentido hacerlo también aquí. En las principales ciudades españolas. En Madrid, acabamos de descubrir Pop Up Madrid, una nueva web (en beta) que aglutina mucha información sobre marcas, eventos, etc. relacionados con los comercios pop up.

2. Mott & Bowt, ‘e-commerce’ de vaqueros ‘premium’ a buen precio

Mott&Bowt es un e-commerce especializado en pantalones vaqueros premium, con un precio medio de 100 dólares. La filosofía de la empresa es vender un producto de calidad basado en acabados muy naturales, incluso con detalles hechos a mano, sin cobrar 200 dólares por ellos, que es el precio medio de los vaqueros de gama alta. También se preocupan especialmente por la comodidad –son elásticos–, que es el principal factor por el que se eligen los vaqueros, según el Lifestyle Monitor. Para evitar un exceso de devoluciones que puedan acabar con el margen del negocio, Mott&Bowt ha reducido el número de modelos a tres básicos.

3. Lensabl, ‘e-commerce’ de cristales de gafas ‘low cost’

Sí, un e-commerce de cristales y sólo de cristales. Su propuesta de valor es que en el mercado actual, cuando nos cambia la graduación, casi nos obligan a comprar una nueva montura, porque los cristales solos suelen ser muy caros. Ellos los venden a mitad del precio de mercado y sin costes de envío. Aquí habría que tener en cuenta que las gafas son un artículo de moda aunque conectará muy bien con los cada vez más numerosos consumidores españoles que defienden un consumo más responsable. Además, ofrecen la opción de personalizar las gafas que Snapchat acaba de lanzar al mercado con el nombre de Spectacles.

4. Function of Beauty, tienda online de productos para el cabello personalizados

La tecnología aplicada a sectores tradicionales para ofrecer productos completamente personalizados. En este caso, champú y acondicionador del cabello. La mayoría de los productos de este tipo obligan a los consumidores a escoger por una necesidad: brillo, hidratación, protección del color, liso o rizado... Ellos ofrecen en su web la posibilidad de combinar hasta cinco necesidades y crearlo completamente a medida. Pueden llegar a obtener hasta 450 millones de combinaciones diferentes para cubrir todas las necesidades.

La tecnología tiene un papel protagonista en
este comercio online que funciona por suscripción. No en vano, está incubada en Y Combinator, una de las aceleradoras de Silicon Valley. También ofrecen asesoramiento para quienes no conocen sus necesidades concretas.

5. Madison Reed, tecnología aplicada a los tintes de pelo

Más productos tradicionales a los que se añade alta tecnología para conseguir personalización 100%. Madison Reed vende tintes para el cabello, retoques de la raíz para alargar los tiempos de ir a la peluquería, champú y acondicionador y una gama de herramientas y accesorios para darse el color en casa sustituyendo los artificiales y limitados tintes del súper. Para acertar con el color, el cliente responde a un cuestionario de 12 preguntas sobre su pelo o envían una imagen del mismo para que los especialistas les aconsejen sobre los productos adecuados. Dicen que el volumen de datos recogidos les permite acertar siempre. Otra clave está en la calidad de los tintes, permanentes pero naturales, sin amoniacos, ni parabenos o cualquier ingrediente que dañe la salud del pelo. Hemos visto algo similar también con cremas de cara en Curology.

6. Beardbrand, tienda online especializada en cuidados para la barba

Para hipsters, concretamente. Vende todo tipo de productos premium para cambiar esa percepción de que las barbas son para quienes no quieren dedicar tiempo a asearse. Cremas, bálsamos, tijeras... online y offline, porque la marca tiene también presencia física con comercios asociados y una gran comunidad online de barbudos que intercambian consejos y experiencias.

7. Winc, club de vino con recomendaciones personalizadas

De nuevo la personalización como forma de diferenciarse en negocios tradicionales. Clubes de vino hay muchos, pero con un sistema de recomendación como el de Winc parece que no. No en vano está en el top 5 de los mejores clubs del mundo. Gracias a la tecnología, este club puede confeccionar una caja al mes con vinos de todo el mundo escogidos en base a la información que recogen de los clientes: por las calificaciones y recomendaciones que publican. La tecnología también les sirve para crear un sistema de recompensas con el que ofrecen descuentos a sus mejores clientes. Hemos visto algo muy similar en el mercado de cervezas artesanas que explota Brewpublik.

8. Froodly, alimentos con fecha de caducidad

Una aplicación que ayuda a los comercios a vender productos antes de que caduquen a clientes dispuestos a comprarlos a cambio de rebajas de entre un 30% y un 70%. Los compradores se informan de las ofertas a través de alertas que reciben en su móvil de los comercios locales. La web es de Finlandia y responde también a una necesidad social cada día más extendida y que puede impulsar nuevos negocios: cómo evitar que se desperdicien alimentos. ¿Qué podemos cambiar en la cadena de producción y consumo para evitarlo? De momento, ya hemos encontrado un negocio similar en Portugal, Good After, un supermercado de alimentos a bajo precio con fechas de caducidad limitadas que acaba de entrar en España.

9. Crema.co, ’marketplace’ para los muy cafeteros

Crema.co es un marketplace de café para los muy cafeteros que te ofrece recomendaciones personalizadas según tus gustos y acerca a los amantes del café a productores pequeños. Es un portal que ayuda igual al consumidor al escoger los mejores cafés del mundo, como a los tostadores y agricultores profesionales, al ampliarles sus mercados y permitirles obtener mejores ingresos con menos esfuerzo. Y nos preguntamos si quien dice café, no puede decir té, (antes hemos visto ya vinos y cervezas...). O cualquier tipo de comida selecta: quesos, por ejemplo. La cuestión es ser capaz de desarrollar la tecnología necesaria para que las recomendaciones se adapten bien a cada producto. 

10. Sun Basket, cajitas de comida y recetas para veganos

En España fracasó el intento de la británica Veganbox porque los consumidores se quejaban de que era una selección básica de productos sin ningún criterio y que resultaban caros: arroz, soja, etc. por 25 euros. La apuesta de Sun Basket es enviar los ingredientes necesarios para hacer nuevas recetas. Una propuesta que en España no es ninguna novedad, pero que no se ha replicado en el segmento de la comida vegana, orgánica o estilos de vida sin gluten, etc. Otra novedad es que esta startup norteamericana enfoca todo el negocio a la sostenibilidad, aunque hay también mucha tecnología detrás: todas las decisiones se toman en base a los datos que obtienen, desde la selección de ingredientes hasta la gestión de la logística.

11. Zesty, ‘marketplace’ de restaurantes de comida sana para oficinas

Una empresa creada por matemáticos que se ha convertido en el servicio de catering favorito de las oficinas de Silicon Valley. En lugar de trabajar con un solo restaurante como se hace habitualmente lo hace con más de 100 de San Francisco para poder servir una amplia variedad de menús de comida sana que ellos se encargan de enviar junto con información detallada de lo que contiene cada plato. Analizan y miden minuciosamente los menús que sirven tanto para que resulten lo más saludables posible como para evitar el desperdicio de comida. Allí ya le han salido nuevas competidoras: ZeroCater y Farm Hill.

12. UpCraftClub, ‘marketplace’ de patrones de costura

¿Patrones de costura como modelo de innovación? Pues sí. Resulta que la mayoría de las webs que los ofrecen se basan en una oferta de modelos muy clásica. Y que los patrones de los diseñadores no están al alcance de los aficionados a la costura. Así, este marketplace cubre un hueco de mercado poniendo en contacto a diseñadores indies que quieran compartir sus creaciones con los comercios especializados. Es un modelo B2B2C y la forma de ingresos es por suscripción (la pagan los comercios no el cliente final), con varios precios en función del número de patrones que se contrate mensualmente y del acceso a otros servicios como webinars.

13. Totspot, el Wallapop de ropa de niños

Cierto que ya hay en nuestro mercado webs de moda de niños de segunda mano, pero aquí la clave puede ser la misma por la que Wallapop ha adelantado a otras webs de compraventa más veteranas cuando llegó. Totspot pone como fortaleza la simplicidad y la venta a través del móvil de todo tipo de artículos de los niños. A diferencia de Wallapop, las ventas entre usuarios se realizan dentro de la aplicación (no hay dinero en efectivo). La web también se encarga de la logística si hay que realizar un envío. Ha tenido tanto éxito que la acaba de adquirir una más grande: Poshmark

14. Hijup.com, venta online de moda árabe con diseño

La hemos encontrado en Indonesia y nos parece una oportunidad más que justificada. Apenas hay variedad de propuestas en la mayoría de los comercios que venden ropa para el mercado árabe. No se innova. Hijup, por contra, propone pantalones, faldas, camisas... que se adaptan al gusto de este mercado y que van más allá de los clásicos pañuelos y chilabas.

15. Italist.com, ‘marketplace’ de moda italiana ‘premium’

Aunar bajo un mismo paraguas varias marcas de lujo tradicionales y de diseñadores noveles para quienes admiran el sello italiano en la forma de entender la moda. Eso es lo que propone esta plataforma de ropa, zapatos y accesorios con sede en Beverly Hills. Y enseguida nos hemos preguntado si hay una oportunidad similar englobando la moda nacional. Cierto que ya existen en España plataformas de diseñadores emergentes como Buylevard y de marcas de prêt-à-porter como Designers Rooms, pero lo que proponemos es combinar marcas de siempre con otras propuestas emergentes. Una oferta enfocada a un público internacional y no local, para acercar la experiencia de comprar moda española a los de fuera. Un mercado vertical de lujo hecho en España, que no está cubierto.

16. Thistle, kits de comida sana para niños

Con los niños como público objetivo de la comida sana hemos visto también Lily & Bella, comida basada en ingredientes orgánicos. Y NurtureLife, platos listos para comer adaptados a la etapa de desarrollo de los más pequeños y a sus preferencias alimenticias. Vemos también una oportunidad en un enfoque de alimentos sin azúcar, por el debate que está generando el abuso de este ingrediente en la industria de la alimentación en general.

17. Sproutling.com, ‘wearables’ para bebés

Los nuevos dispositivos para monitorear a los bebés se van imponiendo frente a las viejas soluciones basadas exclusivamente en audio. Sproutling, por ejemplo, permite a los padres conocer hasta el ritmo cardiaco del bebé y envía alertas si éste baja o sube en exceso. También puede controlar su temperatura y proporciona información sobre los patrones de sueño y del ambiente del bebé, para que los padres puedan diseñar pautas que le ayuden a dormir mejor.

Como esta pulsera, en el mercado existen otras soluciones similares como Allb, que se coloca en la ropa del bebé en lugar de estar en contacto directo con su piel y que puede crear patrones sobre la evolución del bebé para compararla con la de otros bebés en el mundo. Más variantes sobre este mercado potencial la ofrecen Owlet o Mimo Smart Baby Monitor, también en versiones wearables. Y en España, los chupetes con sensores de Kokomolo y la ropa de Rapife.

Publicidad - Sigue leyendo debajo