7 ejemplos de emprendedores que tenían un sueño y lo han hecho realidad

Estos emprendedores te cuentan su modelo y cómo las han puesto en marcha, para que te puedan servir de ayuda.

image
Luis García Millán

LUIS GARCÍA MILLÁN: SER UN REFERENTE TECNOLÓCICO Y CREAR RIQUEZA EN MI REGIÓN

Luis García Millán
se hizo popular en 2018 por ser el responsable de la app que utilizan ahora los astronautas en la Estación Espacial Internacional para consultar y documentar de forma digital todos los procesos que llevan a cabo. Antes de que existiera la app los astronautas se valían de incómodos manuales físicos por lo que este fue el encargo que recibió García Millán, ingeniero de Telecomunicaciones, tras conseguir un contrato en Colonia (Alemania) en el Centro Europeo de Astronomía de la Agencia Espacial Europea, “y eso que por entonces no sabía ni quien era Pedro Duque”, bromea.

La misión fue un éxito pero, tras dos años de estancia en Alemania, Luis García tenía claro que quería regresar a Jaén, su ciudad natal, y crear una empresa que permitiera varias cosas: primero reducir la brecha tecnológica que, en su opinión, es más fuerte en este provincia que en otras zonas. Segundo, crear empleo de calidad y retener a los jóvenes en Jaén .“He perdido a tantos amigos que han tenido que irse a otras ciudades…”, lamenta. Y, por último, despertar en los jóvenes el orgullo de pertenencia a una ciudad que a él le parece maravillosa. Y claro, todo ello sin renunciar a su otra pasión, la ciencia con la tecnología y el espacio.

Para conseguir todo esto fundó en 2018 una empresa, Sol Galaxy, inspirada en el desarrollo que había hecho para la ESA. Le apoyaron en el lanzamiento un exdirectivo de Telefónica ya jubilado y dos profesores de la Universidad de Jaén. En Sol Galaxy proporcionan una tecnología sencilla, pero muy potente, que ayuda a las empresas a tener digitalizados todos los procesos asegurando así la trazabilidad de los mismos y evitar el error.

Las cifras que acumula la empresa no son aún tan relevantes como para comunicarlas, pero sí que en un año Sol Galaxy ha conseguido contratar a dos jienenses. No es mucho, pero por algo se empieza. Lo gracioso es que el empeño de García Millán por dinamizar la ciudad le lleva a hacer otras cosas al margen de emprender. Además de contar con un pequeño espacio para la divulgación de la ciencia y la tecnología en La SER, recorre también auditorios de todo tipo ofreciendo conferencias y está a punto de estrenar participar como actor en una obra de teatro cuya autoría comparte con un amigo.

En cuanto al futuro dice García Millán que su sueño es “ser un referente tecnológico y ser capaz de crear riqueza que repercuta en mi región". Con 27 años cumplidos, todavía está a tiempo de conseguirlo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Juan Patricio Ybarra: tener no una, sino varias empresas
image
Ideas seguridad privada

De pequeñito pequeñito: futbolista, como buen argentino. Ya de grande: emprendedor. La prueba irrefutable de que Juan Patricio Ybarra Vargas lleva años soñando con ser emprendedor la aporta cuando nos cuenta que fue uno de los que se imprimió el plan de negocio para montar un videoclub que publicó, hace ya unos cuantos años, la Revista Emprendedores.

Sabía que le gustaba el mundo de la empresa y que prefería montárselo por su cuenta antes que trabajar para terceros. El sueño era contar algún día no solo con una, sino con varias empresas. La oportunidad le llegó en 2013 después de que la compañía para la que trabajaba su hermana Inés quebrase y ellos decidiesen tomar el testigo en la zona de Baleares, con la sede en Palma de Mallorca. No fue un traspaso, dado que ambos hermanos decidieron constituirse como sociedad de nueva creación y fundar Ideas Consultora, orientada a la formación de empresas. Una de las ramas de formación se destinó al personal de la seguridad y vigilancia privada, donde empezaron a sobresalir por encima de la media, hecho que les animó a simultanear la primera con una segunda marca: Ideas Seguridad Privada.

A día de hoy, Ideas Seguridad Privada se ha convertido en empresa de referencia en la zona, tanto como cantera de formación para futuros profesionales de la seguridad como para ayudar a las grandes compañías ya establecidas en el cumplimiento legal de reciclar a sus empleados con un mínimo de 20 horas de formación cada año. De aquí su relación con compañías del tamaño de Prosegur, Eulen o Securitas, entre otras.

Les distingue de la competencia disponer del Certificado Profesional en Seguridad Privada, reconocimiento que les capacita no para expedir el título, pero sí como centro examinador con más de un 95% de casos de éxito laboral. Lo otro que refiere Ybarra Vargas es la elaboración de un temario propio y los contenidos formativos que se adecua a las nuevas exigencias corporativas en materia de seguridad. Así, en Ideas Seguridad Privada tanto ofrecen cursos de primeros auxilios para vigilantes, como cursos en nuevas tecnologías, tales como el manejo de drones, o formación en habilidades sociales como pueden ser el trabajo en equipo o liderazgo para los mandos intermedios. Esta especialización les ha abierto las puertas, no solo en la zona de Baleares -están en Mallorca, Menorca, Ibiza- sino también en la península. Así es como, poco a poco, la empresa ha ido creciendo y de facturar 80.000 euros en 2013 pasaron a cerrar el último ejercicio con 700.000 euros de facturación. La intención para 2020 es seguir creciendo en la península y repartir a sus alumnos por ciudades como Barcelona o la Costa del Sol con una demanda creciente en seguridad.

Y si puede, también crecerá con un tercer proyectos que tiene en Argentina. Se trata de Pertot, compañía especializada en el asesoramiento a otras empresas en busca de financiación. Con ésta Juan Patricio Ybarra da por satisfecho su sueño de ser algún día multiemprendedor. Pero ahora se propone cumplir otro: convertirse en conferenciante profesional y ayudar a otros emprendedores con la sabiduría y la experiencia que él ha acumulado en su recorrido.

Nuria Morales y Beatriz Magro: contribuir a la economía local
image
Komvida

“Queríamos hacer algo que mejorara el mundo, aunque fuera un poquito, y queríamos ponerlo en marcha en el pueblo que nos había visto nacer, contribuir a la economía local. Sin duda ese componente personal ha sido determinante para el éxito del proyecto”. Las palabras corresponden a Nuria Morales Álvarez y Beatriz Magro Nogales, fundadoras de Komvida , empresa especializada en la elaboración de kombucha 100% natural y ecológica. sostenibilidad y medio ambiente

En lo que respecta al primero de los objetivos planteados, entienden que su contribución principal se dirige al terreno de la salud. Además de convertir la kombucha en una alternativa saludable a los refrescos tradicionales, carbonatados y azucarados, añaden que se trata de una “bebida con beneficios diferenciales para el organismo, ya que al no estar pasteurizada, presenta microorganismos vivos muy beneficiosos para nuestra salud”. Destacar, también, el compromiso de la empresa con la sostenibilidad y el medio ambiente.

El otro sueño cumplido es el de contribuir a la economía local. Komvida tiene la planta para la elaboración de kombucha en Fregenal de la Sierra, un pueblo de Badajoz de 5.000 habitantes, que es donde nacieron y se conocieron las dos fundadoras de la compañía. Una fábrica que ya da empleo a 21 personas de la localidad, en su mayoría mujeres.

En cualquier caso, nadie mejor que ellas para hacer un resumen de su breve trayectoria: “Dar a conocer una bebida milenaria que se ha puesto de moda asociándola a personalidades tan relevantes para nosotros como el Chef Mario Sandoval, pionero de los fermentados en la cocina; abrir nuestra propia fábrica de kombuchas en nuestro pueblo natal; emplear a personas locales y en su mayoría mujeres; exportar nuestras Komvidas y sobre todo, a la meca del mercado kombuchero como es el de EE.UU. En definitiva, cumplir nuestro sueño”.

Ana Bella: por una sociedad libre de violencia de género
image
Ana Bella

Ana Bella nació en Sevilla el 27 de Agosto de 1972. Se casó con 18 años y a pesar de haber obtenido matrícula de honor en COU su marido no le permitió ir a la universidad. Sufrió malos tratos psicológicos y físicos durante once años hasta que una noche se escapó de su casa con sus cuatro hijos/as, denunció e ingresó en una casa de acogida. Cuando quiso abandonar la casa de acogida y empezó a buscar trabajo, se encontró con que la sociedad repetía las frases de su marido: “¿Pero adónde te crees que vas, si solo sabes fregar escaleras?”.

Con el paso del tiempo, Ana Bella ha demostrado que sabe hacer muchas cosas más. Lo primero que creó fue una fundación que lleva su nombre a través de la cual impulsa distintos proyectos para empoderar a las mujeres maltradadas. Gracias a ella ha generado una red de “Mujeres Supervivientes” voluntarias que animan a otras víctimas de malos tratos a romper con su situación y su silencio.

Con el mismo fin ha creado una escuela para capacitar a las mujeres profesionalmente. “La vía más eficaz para que las mujeres superemos la violencia en positivo, es favorecer nuestra inserción laboral en trabajos valorados socialmente”, es el argumento con el que justifica la necesidad acuciante de la escuela gracias a la cual ha facilitado la formación y el empleo a numerosas mujeres.

“Estamos redirigiendo la energía negativa desde la violencia hacia la Empatía y la Productividad. Las mujeres supervivientes no somos el problema, somos parte de la solución. En nuestro camino de empoderamiento dejamos de ser víctimas para convertirnos en mujeres victoriosas que actuamos como agentes de cambio social”, es otro de los argumentos que utiliza para persuadir a las mujeres a que se sumen a la causa.

Gracias a su actividad Ana Bella ha ido cosechando numerosos reconocimientos empresariales. Fue Premio Mujer Emprendedora 2009 de la Fundación Pública Andaluza Andalucía Emprende, en marzo de 2011 fue elegida Emprendedora Social en España por la Fundación Internacional Ashoka y, en 2014 recibe en Berlín el Vision Award, uno de los premios más prestigiosos en innovación social, entre muchos otros.

Jesús Alonso Gallo: comprarse un BMW, ser portada en El País y vender a Michelín
image
Alonso Gallo

Ya de jovencito, dice Jesús Alonso Gallo que se planteó dos cosas: tener un BMW rojo de dos puertas y ser millonario antes de los 30 años para poder dedicarse luego a lo que le diese la gana. Pero mientras tanto, se puso a trabajar.

A los 23 años le ofrecieron la posibilidad de sumarse al proyecto de Dinamic Software, distribuidora y productora de videojuegos que triunfó. De aquí pasó a ser subdirector de Dinamic Multimedia, director general de Dro Soft, y presidente de la compañía FX Interactive, todas ellas enmarcadas en el sector de los videojuegos. Dinamic fue reconocida con el Premio a la Mejor Empresa de 1987 motivo que propició su aparición en la portada de El país semanal el 1 de febrero de 1987 bajo el título “Genios del ordenador”. “Este había sido otro de mis sueños, y ahí aparecía yo, en la portada, con la foto del equipo”, contaba Jesús Alonso. Tampoco tardaría en cumplirse el del BMW que adquirió tras la venta de Dinamic Multimedia, pese a no tener aún el carnet de conducir. Más adelante vendió su participación en FX Interactive a los socios y decidió abandonar definitivamente el sector de los videojuegos.

Con dinero obtenido Alonso Gallo se animó a acometer un cuarto emprendimiento, esta ven dentro del sector de la gastronomía. El resultado fue el nacimiento de restaurantes.com, una central gratuita de reservas online para restaurantes. Suele contar en sus conferencias que el día que constituyó la empresa, colgó una nota en el frigorífico donde podía leerse: “he creado restaurantes.com y se la voy a vender a Michelin”. La noticia de la adquisición se produjo en 2016.

A partir de ese momento se puede decir que Jesús Alonso Gallo puede dedicarse a lo que le de la gana, pero como lo que le gusta es el emprendimiento, ahí sigue ayudando a otros emprendedores a construir startups minimizando el riesgo de error. También invierte en ellas -24 en 8 años- “y no ha cerrado ninguna”, afirma. Lo que no sabemos es si logró ser millonario o no antes de los 30, pero a estas alturas eso ya tampoco importa demasiado.

Malasmadres: por la conciliación familiar
image
EvaGascon

“Detrás de este Club de Malasmadres hay un equipo de personas profesionales, comprometidas con la conciliación y que ponen cada día su pasión e ilusión en este proyecto, pero sobre todo grandes personas que hacen que este club crezca y pueda afrontar nuevas aventuras, siempre con el objetivo de ayudar a las Malasmadres”.

Realmente, y aunque disponen de una potente comunidad, Malasmadres es también un proyecto emprendedor que se dedica a la venta de ropa. Laura Baena, fundadora del club y madre de dos niñas ha sido ya muy laureada por su iniciativa. Entre otras menciones, figura entre los 100 españoles de menos de 42 años que serán los líderes económicos; fue personaje Social del Año 2019 por su lucha por la conciliación y fue elegida una de las TOP 100 Mujeres Líderes de España 2019.

Y todo ello, como ellas mismas dicen, “Malasmadres con mucho sueño, poco tiempo libre, alergia a la ñoñería y ganas de cambiar el mundo. Yeah!”.

Eduardo Molet: no trabajar nunca para terceros
image
Eduardo Molet

El sueño de Eduardo Molet no era convertirse en emprendedor sino ser apoderado de banca o formar parte de algún importante consejo de administración. Con dichas ambiciones estudió Ciencias Económicas y Empresariales. Su primer empleo le llegó a través de la multinacional Eulen, donde ascendió hasta ser nombrado director administrativo. Años después, en 1986, fue despedido aduciendo la empresa competencia desleal. “Para un bilbaíno, una acusación de este tipo es una de las mayores. Para mí fue un trauma, por lo inesperado, por lo brutal y porque era una empresa en la que llevaba trabajando 8 años dándolo todo”.

La experiencia, que Eduardo Molet vivió a los 33 años le condujo a la determinación de no volver a trabajar por cuenta ajena y a reinventarse profesionalmente.

Tras varios intentos fallidos de fundar su empresa, Eduardo Molet acabó vendiendo pisos montando su propia inmobiliaria. Una empresa con la que ha conseguido hacerse con un importante hueco en el mercado y que hoy cuenta con cerca de 200 empleados.

Ahora, dice que se siente plenamente satisfecho, que no volvería a trabajar para terceros ni por asomo, y que a sus hijas les dice: !Ala, que hay que conseguir clientes, no jefes y que tal y como están las cosas es difícil que alguien te proporcione un trabajo en condiciones”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo