Ideas muy sencillas a partir de soluciones creativas

Un Airbnb para la comunidad LGBT, neveras conectadas a Internet para empresas (vamos, vending saludable estilo startup) y una nueva forma de enseñar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Así se entiende ahora el vending saludable

https://bytefoods.co/

¿A alguien más le da reparo dejar comida en la nevera de la oficina? ¿Alguien más se ha encontrado un bote de tomate natural rallado que caducó hace un par de meses? ¿No? Pues vaya, seremos nosotros, pero lo de la nevera de las oficinas hay que arreglarlo. En la Redacción no somos nada escrupulosos, pero ¿sabías que, según la Sociedad Española de Seguridad Alimentaria, en las zonas húmedas del frigorífico, donde hay algún tipo de agua líquida, pueden concentrarse de 10 a 100 millones de bacterias por centímetro cuadrado? Si el mantenimiento es malo –y piensa que esa nevera que tenéis en la oficina sale en Cuéntame–, incluso pueden superar los cien millones. 

El otro día escribíamos sobre Bodega, un supermercado dentro de la oficina, que te ponía comida fresca en la oficina, pero cuyo objetivo, en realidad, era ahorrarte salir a hacer la compra de los productos que consumes más habitualmente y las toallitas húmedas, que nosotros sepamos no se comen. Hoy le toca el turno a Byte, que no es una idea 100% nueva, pero cuya ejecución sí nos ha llamado la atención. 

Se trata de una empresa que distribuye máquinas de vénding conectadas a Internet que únicamente ofrecen platos de productores de comida saludable, que se autoabastece en función del consumo (vamos que no repite los sandwiches de atún con tomate porque a alguien se le ocurrió un buen día que la máquina tenía que tener sándwiches de atún con tomate #stopsandwichesdeatúncontomate).

Las máquinas sólo admiten tarjetas de crédito y sólo te cobran cuando cierras la puerta de la nevera. Si abres la nevera para coger esa ensalada super-sana que te ha recomendado Javi, que la probó el otro día y le cambió la vida, pero ves en los ingredientes que lleva queso de cabra y a ti no te gusta (¿por qué se le olvidaría a Javier avisarte?), la devuelves y no te cobran. Resulta que la máquina funciona con RFID y es capaz de seguir a los alimentos.

La gracia del negocio es que también propone a las empresas programas de fidelización de empleados en los que, por ejemplo, se permite que con un código, todos aquellos trabajadores que hagan horas extra puedan sacar comida gratis de las máquinas.

De momento han convencido de las bondades del sistema a una empresita que se llama Amazon. 

A nosotros se nos ocurre que puede ser una buena solución para el suministro de las startups que ofrecen tuppers precocinados saludables para toda la semana. De la misma manera que las empresas de catering te ponen un horno si contratas la línea de frío... 

Ya pagarás la formación cuando encuentres trabajo

https://lambdaschool.com/ 

Imagina que estudiantes salidos de Stanford que trabajan en la NASA se convirtieran un buen día en profesores de una escuela de posgrado especializada en ciencias de la computación y que esta escuela es gratuita hasta que encuentras un trabajo.

LambdaSchool ofrece programas formación online interactivos que duran seis meses (aseguran que vas a programar más en esos seis meses que en cuatro años de carrera) y sólo se paga cuando encuentras un empleo: te piden el 17% de tu sueldo durante dos años sólo si ganas más de 50.000 dólares al año. Si no, tan amigos... 

Airbnb para el colectivo LGBT

https://www.misterbandb.com/es

Que no te confunda el nombre de este negocio: no es un nuevo aperitivo de maíz inflado con sabor a salsa picante de 1.1MM unidades Scoville con una simpática mazorca con gafas de sol totalmente ignorante de la que se le viene encima como mascota. Es una vuelta de tuerca al modelo de negocio peer to peer de Airbnb (viviendas y habitaciones de alquiler de uso turístico entre particulares) dirigido al colectivo LGBT.

Desde que arrancara Airbnb en 2008, en California (EE UU), su modelo de negocio ha dado lugar a toda suerte de clones en diferentes países, desde 9flats, Alterkeys.com, VRBO o HomeAway, hasta HouseTrip, OnlyApartments o SeasonFlats, algunos de ellos durmiendo ya el sueño de los justos.

Era cuestión de tiempo (queremos decir de poco tiempo) que el plagio empresarial se convirtiera en inspiración picassiana y se comenzaran a atacar distintos nichos con este modelo. El problema es que todos comenzaron a atacar el mismo nicho: los clientes de alto poder adquisitivo con propiedades de más nivel que una habitación en un edificio vejete en una zona bien situada y con servicios de 'hometel'; apartamentos de lujo con servicios premium, unos de pago, como limpieza, lavandería o desayuno, y otros gratuitos, como un asistente personal que te recibe y te hace recomendaciones el día que llegas y te atiende durante tu estancia, wifi, sábanas de postín... Y ahí han surgido una larga lista de negocios que han dado lugar a un mercado fragmentado que está viviendo ahora un proceso de fusiones y adquisiciones. Como OneFineStay, SweetInn o Le Collectionist, por ejemplo (la segunda, por cierto, acaba de levantar 10 millones de euros de inversión que ya se ha gastado en adquirir la española Bonder & Co.).

El problema de la apuesta por este nicho es que, sí, todos ellos se aprovechan de una de las ventajas habituales de los nichos: marcar unos precios mucho más altos de lo que podrías permitirte si entraras en un mercado generalista con más competencia, pero se encuentran con el problema de que no es un grupo de clientes estables. Sí pueden perder clientes porque una empresa de tu competencia –que ya está en el mercado o que vaya a salir– les ofrezca un producto más barato.

El reto de un nicho es encontrar un nicho de clientes fieles, ¿no? Eso es lo que nos han enseñado.

Dicho lo cual, sorprende que a nadie se le ocurriera antes dirigirse al colectivo gay con este mismo modelo de negocio. Es exactamente lo que propone desde hace cuatro años Mister BandB. El experto en creación de empresas Guy Kawasaki siempre habla de tres pilares para acertar con un modelo de negocio. Mister B&B da en el clavo en los tres.

1. Se pone como objetivo un nicho de mercado específico. “Cuanto más concreta sea la descripción de tu cliente, mejor. Muchos emprendedores temen establecer un foco excesivamente limitado y específico porque saben que con ello no podrán dominar el mundo. Sin embargo, las empresas de mayor éxito empezaron poniéndose como objetivo alcanzar como máximo un par de mercados y crecieron luego adquiriendo un tamaño mayor a medida que fueraon abordando nuevos mercados”, asegura Kawasaki. Han empezado con el colectivo de hombres gais y quiere ampliar su foco a todo el colectivo LGTB.

"Los modelos de negocio que intentan aumentar el tamaño del pastel en vez de hacerse con más pedacitos del mismo pastel son los que mejor funcionan habitualmente [sobre todo para las startups]”, apunta Kawasaki. 

2. Mantiene la sencillez. “Si no eres capaz de describir tu modelo de negocio en diez palabras o menos es que no tienes un modelo de negocio. Evita la jerga empresarial que esté de moda en el momento (estratégico, crítico, escalable...); no sirve para describir un modelo de negocio”, continúa. ¿Cómo se define Mister b&b? “misterb&b ayuda a conectar a la comunidad gay mundial al permitir que los hombres gais ganen dinero gracias a sus habitaciones libres y que viajen por el mundo sintiéndose bienvenidos en cualquier lugar al que vayan”. Eso es foco. 

3. Copian a los demás. "El comercio lleva un montón de tiempo conviviendo con nosotros, de modo que a estas alturas ya deben de haberse inventado todos los modelos de negocio posibles. Podemos innovar en tecnología, marketing o distriubción, pero tratar de inventar un nuevo modelo de negocio es una estrategia perdedora. Intenta relacionar tu modelo de negocio con algo que ya tenga éxito y todo el mundo entienda", sugiere. Su web lleva un disclaimer en el que se desvincula de Airbnb.

Publicidad - Sigue leyendo debajo