Si te atreves con un mercado complicado, plantéatelo como estos negocios

Soluciones para empresas de seguridad privada, una red social de pescadores que parece mentira que sea negocio y el siempre interesante reto de gestionar invendidos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un software sencillo para la seguridad privada

http://www.guarnic.com

Atención, pregunta: ¿Qué te parece más negocio?

A. Desarrollar un ERP específico para el mercado de la seguridad privada.

B. Simplificar la solución para las tres tareas más demandadas dentro del sector.

C. Ofrecer un modelo de ingresos/ venta SaaS.

D. Centrarse en un mercado geográfico (América Latina) en el que no han entrado empresas europeas centradas en cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado.

La respuesta correcta es A+B+C+D. Son las cuatro buenas ideas cuando se mezclan. Pero por separado tienen más dificultades para tener una oportunidad en el mercado.

Guarnic es un software de control de rondas en tiempo real del personal de campo de empresas de seguridad privada mediante tecnología GPS y NFC para seguimiento de flotas y personas, con lo que el seguimiento se realiza de una forma visual más real. Una solución que permite ver en mapas reales la posición exacta de una flota de vehículos, personas o agentes. Este sistema posiciona y hace un seguimiento en tiempo real de las patrullas y agentes, a través de un sistema de información geográfico, con la cartografía del municipio. El sistema permite buscar de forma automática los agentes más cercanos a determinada localización con el trazado correspondiente.

La empresa es argentina, se ha desarrollado en Chile y acaba de entrar en el mercado colombiano. En el mercado, por supuesto, ya hay empresas que ofrecen soluciones de software que hacen lo mismo, pero dentro de paquetes más complejos y enfocados a estamentos oficiales y grandes empresas de seguridad.

La clave está aquí en el tamaño y la región...

Una red social para pescadores... que es rentable

http://www.fishbrain.com

Northzone, el principal inversor en una ‘empresita’ que se llama Spotify, que a lo mejor conoces, ha invertido en los dos últimos años nada menos que 10,5 millones de dólares en una red social sueca para aficionados a la pesca deportiva de todo el mundo.

A Northzone le llama la atención, por ejemplo, que se trate de un mercado que mueve directamente 115.000 millones de dólares al año (en viajes, licencias y material deportivo). Sí, al año. También le llama la atención que sólo la pesca con caña (el segmento más popular) mueva 48.000 millones de dólares. Si a eso se suma que sólo en Estados Unidos hay 60 millones de aficionados o que en el Reino Unido hay 4 millones de aficionados a la pesca deportiva y en Japón, 9,5 millones (es, no teníamos ni idea, uno de los deportes nacionales), ya se va entiendo un poco más la inversión. La red social, además, quiere entrar directamente en el comercio electrónico. Por cierto, tienen ya un millón de usuarios en todo el mundo.

Ahora mismo la aplicación sólo permite presumir (sin tener que competir con fotos familiares de los primeros pasitos del bebé o memes desternillantes que te dejan tocado para todo el día), compartir información práctica (sobre condiciones atmosféricas, sobre mejores zonas de pesca, sobre aspectos técnicos...) y tiene un blog que es una revista de pesca en toda regla. Todo ello con una conciencia medioambiental.

Pues no, Fishbrain no es una red social al uso.

¿Se pueden gestionar mejor los productos invendidos?

http://inturn.co/

Seguro que no tienes ni idea de qué demonios es TJX. O Ross Stores. La primera suena a sistema de alta-definición. La segunda al negocio que se montaría el simpático paleontólogo Ross Geller. Se trata de dos cadenas de moda que facturan más que Macy’s, que seguro que te suena más. Están especializadas exclusivamente en la venta de grandes marcas con descuento. En 2015 abrieron 230 tiendas en Estados Unidos. 

La salida de los productos invendidos a través de descuentos no es nada nuevo. Lo que es nuevo es el volumen que ha adquirido el mercado. Inturn.co es el típico negocio que si hubiera nacido hace diez años no habría tenido sentido. Se trata de una plataforma online de gestión de inventarios en la que las marcas exponen su catálogo y sus precios para vender off price y negocian directamente con cualquier interesado en adquirir su stock, con sus condiciones (para no competir con sus propios productos).  

Publicidad - Sigue leyendo debajo