3 ideas geniales de negocios extranjeros para importar

Una aceleradora de profesionales de moda, un marketplace de directores funerarios y software para hacer compliance en restaurantes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Compliance y ahorro de costes para restaurantes

https://kafoodle.com/

Cuando piensas en la NASA, piensas en:

a) “Houston, tenemos un problema”.

b) Cualquier película de tragedias en el espacio, con o sin Matthew McConaughey; con o sin Tony Leblanc.

c) Que fue Juan Ponce de León el descubridor de Cabo Cañaveral (aunque no había cohetes por aquel entonces).

c) Cómo te sentaría a ti un traje de astronauta.

En lo que no piensas nunca es en que fue la NASA la que inventó en 1959 el método que asegura que no estires la pata cada vez que comes fuera de casa en un restaurante de medio pelo o en una cocina de vanguardia. Es el denominado Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control (HACCP, por sus siglas en inglés), un método preventivo para garantizar la inocuidad alimentaria. Se aplica en cualquier industria que en algún momento esté en contacto con alimentos. Básicamente es un sistema que identifica, evalúa y previene riesgos de contaminación de los productos a nivel físico, químico y biológico en la cadena de suministro, y fija medidas preventivas. Y eso incluye no sólo sustancias tóxicas, sino también alérgenos.

Piensa en todas las alergias alimentarias y en los problemas a la hora de salir a comer fuera... ¿Sabe exactamente todo el equipo de cocina y el personal de sala de todos los restaurantes qué alérgenos contiene cada plato y qué productos han podido estar en contacto con otros en el almacén o durante su elaboración? ¿Todos los restaurantes tienen realmente una tabla de alérgenos a disposición de sus comensales actualizada cada vez que se introduce un cambio en el menú o un proveedor realiza cualquier cambio de última hora? Si no padeces ni tú ni nadie de tu familia una alergia alimentaria esto te puede resultar baladí. Si no, ya sabrás de lo que estamos hablando.

Controlar en todos los procesos de un restaurante los alérgenos no resulta una tarea fácil, así que tiene todo el sentido diseñar un software que permita adaptar fácilmente la metodología HACCP a cualquier restaurante, permitiendo la trazabilidad de los productos no sólo desde origen, sino en su manipulación hasta que llega a la mesa.

Otra cosa es que sea negocio.

El problema es que esto, por si sólo –ayudar a los restaurantes en la trazabilidad y en la información sobre alérgenos y poder hacer una especie de compliance alérgica– no es negocio. Necesita algo más (los que lo han intentado se han quedado por el camino).

Y ese algo más es vincularlo al punto débil de los restaurantes: el escandallo de los platos hasta el más mínimo detalle y el control de costes. Combinar información avanzada sobre alérgenos y escandallar platos; controlar el stock y el coste de materia prima respecto al tique que se cobra, y facilitar toda esa información a todo el personal del restaurante ya es otra cosa. Vamos, que ya es negocio.

Y eso es precisamente lo que hace Kafoodle, un software en la nube con modelo SaaS para la gestión de menús, ingredientes y almacenes de restaurantes, dando peso a los alérgenos en tiempo real y al escandallo de los platos.

Los restaurantes están comenzando a recurrir cada vez más a las compañías de tecnología para ayudarlas a simplificar las operaciones y promover una mejor comunicación entre sus equipos, dentro y fuera de las cocinas.

Hemos visto recientemente software que ayuda a los chefs a priorizar los platos y gestionar los tiempos en cocina, así como plataformas en la nube para gestionar al personal y automatizar la mayoría de las tareas administrativas relacionadas con las personas, incluidas las nóminas y las hojas de turnos (y eso que lo habitual es ver al jefe de cocina fumando fuera del restaurante al lado de la puerta de personal con una planilla de papel, un boli y varios empleados, tratando de cuadrar las libranzas).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Marketplace de planificadores de funerales

https://www.deadright.com

Tú no lo sabes, pero hay una larga lista de cosas que pueden salir mal en tu funeral. A saber:

-

Una errata en tu epitafio.


-

Que asista ese compañero de trabajo que desearías que te hubiera precedido en esto tan funesto de la muerte.


-

Que a la hora poner la música, no esté la versión original del tema que tú querías y te pongan la versión del disco del programa de Bertín Osborne.


-

O, peor aún, que un familiar se dedique a interpretarla.


-

Que el acolchado del ataud sea gris marengo en lugar de gris lenguado, que era exactamente lo que habías pedido.


-

Que el hilo musical de tu ataúd no funcione.


-

Que nadie esté dispuesto a organizar la carrera de ataudes –algo así como una carrera de autos locos póstuma– que tú habías dispuesto.


Para garantizar que no va a pasar todo lo anterior necesitas confiar en alguien.

Igual que hay gente que contrata a una persona para que organice su boda –un wedding planner–, hay gente, ahora, resulta que también quiere contratar a una persona para que organice su funeral –un director de funeral, que a todo hay que ponerle etiqueta en esta viña empresarial–. Y, lo que más te interesa, hay gente que cobra por ponerte en contacto con estos planificadores. La idea es de la británica DeadRight, que tiene un catálogo online de 2.000 planificadores independientes, que no pertenecen a cadenas de funerarias –que, coincidirás con nosotros, ya son bastantes planificadores para el mercado británico–.

El problema, otra vez, es que eso, por sí sólo, no es negocio. Hace falta algo más. Y ese algo más es la comercialización de planes funerarios. ¿Que qué es un plan funerario? Es un producto financiero (ahora ponemos voz engolada) que te permite pagar ahora por su funeral para protegerte a usted y a su familia contra aumentos de precios futuros. Se trata de paquetes con las necesidades esenciales: ataúd, coche fúnebre, cuidado del cuerpo, honorarios del director de funeraria... Los planes funerarios se pueden pagar en cuotas mensuales o todo de una vez, y se pueden adaptar a sus necesidades. Esto tiene menos glamour que funeral planner, pero es negocio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Aceleradora de profesionales de moda

https://join.mastered.com/

A lo mejor, dentro de 30 años te gustaría que te entrevistaran para una gran revista de moda y que tú pudieras decir, como Zoolander:

- ¿Cuándo supiste que querías ser modelo?

- Yo diría que fue antes de repetir el segundo curso de primaria. Vi mi cara reflejada en una cuchara mientras comía mis cereales. Recuerdo que pensé: guau, eres tope guapo. A lo mejor puedes ganarte la vida con eso.

- ¿Con qué?

- Con ser profesionalmente tope guapo.

Bueno, a lo mejor no quieres ser tope guapo/a, pero sí vestir, peinar o maquillar a los topes guapos/as.

En ocasiones la novedad no está en lo que vendes, sino en cómo lo vendes. Cursos para entrar en el esquivo y exigente mundo de la moda hay a patadas. Ahora, cursos que empleen learning by doing y orientación a competencias, ya no hay tantos. De hecho, sólo hay uno, el británico Mastered, un programa de 10 meses para meter la cabeza en el mercado de la moda en varias categorías (maquillaje, peluquería, estilismo, dirección de arte, fotografía, accesorios, ropa masculina, femenina, infantil, y joyería) que aplica un método de formación que consiste básicamente en aprender haciendo (learning by doing).

La metodología es original de la Team Academy, escuela de emprendimiento finlandesa. El método implica cometer errores sobre el terreno y buscar fórmulas creativas para sacar adelante proyectos, reales o experimentales, en equipo. Los participantes trabajan como si fueran sus propias empresas.

Además del cómo, importa el quien: echa un vistazo a los expertos que participan.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo