Estos tres negocios no te van a dejar indiferente

La empresa que ha dado en la tecla correcta para vender a los universitarios, el club de productos de higiene saludables y el representante de personal de seguridad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Conectar a marcas y universitarios

https://www.myunidays.com/ES/es-ES?p=AQI

Fíjate bien en la imagen. Lo primero que has pensado es: Vaya, se han equivocado. Esa foto es de American Apparel, el gigante y polémico fabricante de básicos y lencería para jóvenes. Ahora fíjate mejor. ¿A que ya te has fijado mejor? ¿A que has visto que los estudiantes tienen un 15% de descuento si compran online? Espera, ¿los estudiantes? Fíjate en lo que hemos subrayado: “para acceder al descuento regístrate y verifica que eres un estudiante a través de UniDAYS”.

¿A cuento de qué viene todo esto? Si nos escribes a la redacción y nos cuentas que has creado un club para acceder a ofertas rápidas de marcas para la generación Z, lo más normal es que no te hagamos mucho caso: porque es un déjà vu como una casa, porque es un mercado complicado, porque tienes que llegar a acuerdos con las marcas y no todo el mundo tiene esa llegada –que se lo digan a cualquier emprendedor que ha intentado tratar con los grandes del retail–, porque no tiene sentido si no lo planteas como un negocio global... ¿Coges la idea, no?

Ahora bien, si una empresa como American Apparel te tiene en cuenta hasta el punto de que te incluye en su web y ofrece descuentos a través de tu plataforma. Si también resulta que nos encontramos exactamente con lo mismo en Asos, Asics, Quicksilver, Uber, RayBan, Hotels.com, Apple Music o Roxy, que no son precisamente marcas de medio pelo. Y si además nos cuentas que:

a. Te estás dirigiendo exclusivamente a los universitarios, una comunidad de 208 millones de estudiantes de todo el mundo.

b. Quieres que empiecen a comprar ahora online, pero que se conviertan en compradores de estas marcas durante toda su vida útil como clientes. (Se supone que es durante los años universitarios cuando los estudios establecen que se crean los vínculos con una marca. Este negocio quiere 'estirar' el Lifetime Value de estos consumidores.)

c. Tienes capacidad para verificar de forma instantánea que verdaderamente son universitarios nada menos que 142 millones de estudiantes de 32 países (nada menos que el 72% de la población universitaria mundial).

d. Reconoces que de momento los 142 millones no son usuarios, pero que 8,5 millones sí, y que 2 millones de estos se han descargado además tu app.

e. Y para terminar nos sueltas que en 2017 se facturaron 2.500 millones de euros (y no es una errata) a través de vuestro sistema...

Entonces, escribimos sobre vosotros. En este caso se trata de UniDAYS una plataforma de ofertas que utiliza el modelo de ventas flash combinada con una herramienta de verificación con la idea de conectar a grandes marcas con el público universitario online.

El club de productos habituales sin tóxicos que regaló suscripciones vitalicias

https://www.publicgoods.com/

Si no te llama la atención lo que te vamos a contar es que, sencillamente, no tienes sangre en las venas.

Empezamos. En el mundo hay tres tipos de personas:

-

Los que cogen el tubo de la pasta de dientes y se leen la composición sin entender nada de nada. “Si está en el mercado por algo será”, tienden a pensar.


-

Los que cogen el tubo de la pasta de dientes y se leen la composición y, además, entienden qué es lo que están leyendo y no les convence lo que están leyendo y desearían consumir productos que no tuvieran tantas sustancias químicas. Y quien dice pasta de dientes, dice cualquier producto que se utiliza en el cuarto de baño.


-

Los que se echan la pasta y se lavan los dientes, felices, soñando con un fin de semana romántico en la Roca Bishop, tumbados con su media chirimoya en una hamaca en un estrecho faro.


Public Goods, como te podrás imaginar, se dirige a los segundos –competir en el mercado de los primeros es un suicidio empresarial y a los terceros los vas a atender mejor con un negocio orientado a las ofertas turísticas poco habituales–. Y lo hace con un particular modelo de negocio, que es lo que verdaderamente nos ha llamado la atención: es un club de suscripción de productos de higiene personal naturales (veganos, sin sulfatos ni sulfitos, sin parabeno, sin gluten, cruelty-free) que, asegura, no gana dinero con los productos, que venden a precio de coste.

El modelo tradicional de suscripción cobra, como su nombre indica, una suscripción y luego el coste del producto. Productos naturales de higiene ya vende Amazon en su línea Amazon Prime Natural Products y otros grandes del retail como Walmart. La diferencia está en el margen que se aplica a cada producto. En su caso no hay margen. Viven de la suscripción (12 euros al mes o 96 euros al año)y con el resto del dinero garantizan los costes.

Para su lanzamiento Kickstarter regalaron suscripciones vitalicias por 59 euros. A ver cuántos se arriesgarían a hacer lo mismo. La campaña que hicieron, por cierto, no tiene desperdicio.

Seguratas exprés

Todavía no nos hemos recuperado de la agencia de gorrillas exprés Caarbon, sobre la que escribimos recientemente, cuando nos enteramos de que funciona en San Francisco Bannerman una agencia de gorilas exprés, con una erre y un ele menos. Ofrecen la posibilidad de contratar seguridad privada a través del móvil y conseguir profesionales en un plazo de 30 minutos, por si la cosa se ha puesto fea en un evento o si no sabes a quién contratar.

Cobran una tarifa fija por hora y por profesional y si no fuera porque acaba de entrar en vigor la nueva Ley de Seguridad Privada (con la consiguiente demanda de titulaciones, ahora que los requisitos se han rebajado) no le habríamos hecho mucho caso.

Al ser estadounidense, garantiza que todos los profesionales cuentan con el visto bueno del FBI y que la mayoría son exmilitares. Vamos, igualito que aquí. Lo que no sabemos es si este Uber de la seguridad privada provocaría el mismo revuelo si llegase a nuestro país.

Publicidad - Sigue leyendo debajo