¿Te imaginas que Jorge Mendes o Mino Raiola representaran a tu hijo para encontrar trabajo?

Un representante de estudiantes recién salidos de la universidad y otras ideas geniales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Asesores de carreras profesionales

https://www.paragonone.com/

¿Por qué sólo los deportistas y los artistas tienen derecho a contar con un representante que les busque empleos cada vez mejores, negocie sus honorarios y vele por el correcto desarrollo de sus carreras profesionales llamando a la puerta de cuantos empleos te puedan resultar interesantes? Contar con un representante experto en encauzar nuestra carrera profesional antes de entrar en el mercado, vendernos a otras empresas, negociar nuestro salario y ayudarnos a cambiar de aires cuando más lo necesitamos abre oportunidades de negocio.

Es lo que propone la startup Paragon One Career Coaching: un manager de estudiantes recién licenciados recicla la figura del headhunter. Si se hubieran quedado sólo en el coaching no nos hubiera llamado tanto la atención. El encontrar prácticas y trabajo a sus clientes recién salidos del cascarón es lo que convierte a este negocio en algo sorprendente.

¿Te imaginas que alguien defendiera las capacidades y aspiraciones económicas de un profesional como lo hacen los representantes deportivos? Todos nosotros queremos desarrollar la mejor carrera profesional, pero ésta está condicionada no sólo por las capacidades personales, sino también por los contactos y por algo tan indeterminado como estar en el momento adecuado en el sitio adecuado. Los dos últimos factores se solucionarían con un representante. Con un cambio de mentalidad a la hora de salir al mercado laboral: vendernos en lugar de convertirnos en profesionales susceptibles de compra.

Si hacemos caso a las cifras oficiales, ahora mismo en España, el 90% de los trabajadores está contento con su empleo. O, lo que es lo mismo, uno de cada diez españoles que trabajan está descontento con su vida laboral. Lo dice la última Encuesta de Calidad de Vida en el Trabajo elaborada por el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. Los factores que se evalúan a la hora de medir el nivel de satisfacción con la situación laboral son el ‘gusto por la realización de su trabajo’ –con el que está contento casi el 23%–, el ‘compañerismo’ –que le parece más que suficiente a un 12,4%–, el ‘sueldo’ –satisfactorio sólo para un 9,4%– y un ‘buen horario’ –para un 7,8%–.

Lo mejor sería atajar esto desde el principio, ¿no crees?

Si prestamos atención a otros estudios, como un trabajo elaborado recientemente por Accenture, los datos son menos halagüeños todavía: un tercio de los ejecutivos españoles no está satisfecho con su trabajo. De hecho, es una de las cifras más altas de Europa, donde la media se sitúa en el 28%, según revela este estudio. Las razones más señaladas son una mejora de las condiciones que les ofrecen otras compañías, un 54%, mientras que un 40% de los españoles cambiaría de empresa por razones que tienen que ver con su actual compañía y el 39% justificaría su marcha por la escasez de oportunidades que se le ofrecen hoy en día en su empresa.

Los head-hunters no venden. Salen de compras, pero no venden. Y la venta es lo más importante. Hay hueco para profesionales capaces de vender a una persona y encajarla. También resulta interesante esta representación en función del ciclo vital de la empresa: por ejemplo, para arranques o para salir de una crisis o para momentos de estabilidad.

A nosotros se nos ocurren dos ideas de negocio vinculadas a esta:

1. Agencia de representantes. Para la mitad de los profesionales que buscan trabajo, según un estudio de Accenture, para el ejecutivo español, la razón mayoritaria para buscar trabajo, un 54%, es una mejora de las condiciones que les ofrecen otras compañías, sobre todo mejores condiciones o perspectivas de trabajo. Una agencia que se ponga a disposición de los empleados para salir a buscarles trabajo es una oportunidad de negocio. ¿Cómo cobrar? Está claro que no se puede tomar como referencia la fórmula que utilizan los headhunters –en torno a un 20% del salario del candidato en el primer año–, sobre todo si se quiere ‘universalizar’ este servicio.

2. Formación para representantes. Como ocurre cada vez que se genera una nueva profesión –o, por lo menos, cuando se reformula– se genera la necesidad de formar a los nuevos profesionales. Para esta profesión se necesitan desarrollar las capacidades de un representante deportivo o un agente literario, pero también el olfato de un headhunter –las empresas que se dediquen a representar podrán hacer una selección de su cartera de representados–. Se trata de que sea un servicio exclusivo. Cuánto mejor sea su cartera, más fácil le resultará llamar a la puerta de los departamentos de Recursos Humanos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Aventura garantizada una vez al mes

Surprise Ride

¿Sabías que que para poder editar los dominicales de los diarios hace falta talar cada año 500.000 árboles? ¿O que los primeros diarios datan de tiempos de Julio César? ¿O que, a pesar de la tremenda crisis del sector, en el mundo se editan al año 24.000 millones de periódicos?

¿Te interesaría leer cómo inventó Ben Franklin los cuadrados mágicos, el precursor del Sudoku? ¿Y jugar a ser Guttenberg con un rodillo y pintura mientras te comes unas galletas eco de pasas? ¿Y si al mes siguiente aprendieras a dibujar al carboncillo los principales monumentos de Italia?

Rosy y Donna Khalife, co-fundadoras de Surprise Ride, unas cajas sorpresas por suscripción para niños de entre 6 y 11 años, les parecen propuestas interesantes por sólo 22 euros al mes. A nosotros también, sobre todo porque hemos dejado este negocio en barbecho (nos hemos esperado un tiempo prudencial antes de escribir sobre él): hasta que hemos visto que tenía respuesta en el mercado, que creaba una comunidad de consumidores fieles y no bajaba la calidad de las cajas.

Las cajas sorpresa para niños han vivido una burbuja y la mayoría de los negocios que han surgido al calor de este delicado mercado engrosan las filas de los walking dead. Menos este.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Condones y tampones con conciencia social

https://thisisl.com

A Talia Frenkel, fotógrafa de campo de Naciones Unidas, se le ocurrió durante su trabajo que el sexo seguro debería ser también un derecho fundamental. Así que decidió montar una fábrica de preservativos. Frenkel le dio muchas vueltas a cómo podía reinventar el sector del profiláctico, empezando por cómo se fabrica, cómo se distribuye y qué valores lleva asociados. Y se le ocurrió trabajar con látex biodegradable con garantías de fabricación sostenible. Y se le ocurrió enviar a domicilio en menos de una hora (vía mensajero hipster montado en una bicicleta)... las 24 horas del día. Y se le ocurrió que por cada condón que se vendiera, se donaría uno al Tercer Mundo.

Y luego pensó: ¿Qué más productos 'delicados' se pueden enviar las 24 horas del día, sumando conveniencia y valores sociales? Una pequeña gama de productos de higiene femenina. Y así lanzó después tampones y compresas orgánicas, aplicando los mismos valores que a los preservativos. Y resulta que esta linea de producto comenzó a funcionar mejor que los preservativos y la empresa decidió darle más peso. La marca se llama L. Y punto (period, en inglés).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo