Universo Melancolia: La nostalgia ahora es rentable

Lo retro está calando hondo en los gustos de los consumidores, bien por aquello de que cualquier tiempo pasado fue mejor, bien por su toque original y único. Desarrollamos aquí 5 ejemplos de empresas que han visto su oportunidad en el mercado vintage y cuya apuesta ha sido acertada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Biciclásica: bicicletas antiguas

El uso de productos vintage es también, a nuestro entender, una reivindicación de la vuelta a la calidad y a la producción local, donde se presta más atención a la durabilidad de los productos, el buen hacer y el respecto al entorno, como se hacían antes las cosas”, asegura Andrés Maldonado, cofundador de Biciclasica.com, que pone el eje de su negocio en los pequeños productores de todo el mundo, de los que obtiene los complementos y accesorios para restaurar las bicicletas y aportarle el toque retro distintivo de su enseña.

Un modelo de negocio que ha resultado de lo más rentable;aunque empezaron a vender sus productos vía online, en la actualidad también es posible encontrar sus bicicletas y accesorios en más de 60 tiendas en España y en algunos países europeos. Además de su web, cuentan con una específica B2B para tiendas y restauradores profesionales, una tienda global y otras específicas para países como Alemania. Todo ello, junto con la comunicación a través de medios sociales como Instagram y su canal de Youtube BiciclasicaTV, en el que dan consejos y tutoriales sobre el montaje de piezas y componentes de bicicletas retro, les ha permitido tener una acogida muy importante entre el público. Y, a pesar de que el crecimiento es continuo desde su nacimiento en 2011 (“quizás la crisis animase a más gente a aparcar el coche y coger la bicicleta”, reconoce Maldonado), tienen unas perspectivas de futuro realistas: “Somos una empresa pequeña y queremos seguir siéndolo; nuestro objetivo es mantener un tamaño adecuado, que nos permita mantener los costes ajustados, pero que no suponga una pérdida de independencia”.

Bichovintage: ropa con aires de otras épocas

Todo nace de la pasión que teníamos por la ropa vintage y el aborrecimiento que nos produce la mayoría de la ropa que se vende ahora, generalmente de baja calidad”. Así justifica la administradora de BichovintageMaría Cobas, el nacimiento de su negocio, que ha apostado por un estilo que “huye de modas pasajeras” y de “las tendencias marcadas” y en un proceso en el que la creatividad y la búsqueda de “prendas especiales” son esenciales. Y aunque todos sus productos están centrados en lo vintage, la diversidad de procedencias es un factor clave en la  comercialización. Así, apuestan por ropa que queda en stock de épocas antiguas y las complementan con artículos de marcas de fabricación actual, ropa reciclada a partir de telas antiguas y prendas artesanas. Todos los productos, eso sí, cuentan con un trabajo de comercialización exhaustivo, centrado en una página web en la que priman las fotos y las descripciones detalladas. De hecho, internet es su principal fuente de distribución; de ahí su esfuerzo promocional en las redes sociales y campañas online.

“Somos una empresa pequeña con muchas ideas por hacer y que esperamos, poco a poco, poderlas llevar a cabo”, destaca Cobas, sabedora de que, hasta el momento, la rentabilidad del negocio les permite ser optimistas: “Los números dan, pero sabemos que no podemos estancarnos”. De hecho, su apuesta digital, que es prioritaria en su negocio y con la que se pusieron en marcha en 2012, está teniendo tal acogida que el año pasado ya pudieron abrir una primera tienda física, ubicada en Santiago de Compostela.

Vintage Tours : vehículos de los 70

El de Vintage Tours/  es un negocio retro de lo más curioso: utilizan furgonetas Volkswagen de los años 70 para realizar todo tipo de eventos. Una empresa por la que apostó Raquel Bueno, su gerente, por varios motivos: “Nos pareció una idea original; vimos que existía un nicho de mercado y aprovechando que estos vehículos son un icono, apostamos por darles más utilidad y, con ello, más vida y visibilidad”. Y eso que es consciente de que se trata de una apuesta arriesgada, “porque no sabes cómo va a reaccionar el mercado”, al no haber otras empresas dedicadas a este segmento. Eso sí, es sabedora de que tienen su hueco, toda vez que hay clientes que no encajan con los estilos clásicos y prefieren enfoques más divertidos y originales, como alquilar un vehículo antiguo para su boda o su despedida de soltero.

Aunque la originalidad de su producto juega a su favor, dado el auge de la demanda de clientes deseosos de ideas novedosas, la rentabilidad del negocio requiere un tiempo de amortización de la inversión inicial prolongado. Un obstáculo al que se le une el del tiempo dedicado a la localización y restauración de unos vehículos tan cotizados y buscados como las Volkswagen T2, que además requieren de restauración y mantenimiento. A pesar de todas las dificultades, Vintage Tours resulta un negocio rentable, impulsado por su presencia en Internet, portales exclusivos para eventos, ferias especializadas y todo tipo de encuentros que tengan relación con el sector, que tiene en su originalidad su principal desafío: “Recomendaría a todo el que quiera emprender en este ramo que se atreva a ser diferente, que intente diferenciarse de su competencia innovando”, concluye Bueno.

Home Vintage: mobiliario de otros tiempos

Esta empresa nació de una necesidad. Esa de la que se percató Juan Antonio Fabre, su gerente, cuando trabajaba diseñando y montando negocios de hostelería y se dio cuenta de lo difícil que era encontrar mobiliario vintage para incorporarlo a algún proyecto. La versatilidad del estilo y su “gran capacidad de dar un toque especial, natural y acogedor” han permitido que el nuevo negocio tenga trayectoria. 

Aunque cuentan en su tienda online con una amplia gama de productos de importación,Fabre destaca los de fabricación propia como su “punto fuerte”, lo que les diferencia de la competencia y les permite incluir la personalización en su oferta: “Logramos adaptar nuestras piezas tanto a las medidas como a los acabados que necesite y desee el cliente”, asegura. A pesar de que los particulares cada vez son más asiduos a su tienda, Home Vintage ha sabido ganarse un hueco fundamental entre arquitectos e interioristas que incorporan sus muebles a sus proyectos, además de empresarios de hostelería “que buscan ideas innovadoras para actualizar sus negocios o para nuevas aperturas”. Para todos ellos ha creado un showroom que permite visualizar cualquier artículo con el máximo nivel de detalles y que es “capital” para su negocio: “Hay que atenderlo diariamente, mimar y trabajar la web al máximo, a todas horas”, destaca. La elección de esa modalidad de venta (online) ha resultado para Fabre todo un acierto. Además de estar plenamente arraigado en España, les ha permitido vencer una de los grandes obstáculos de cualquier negocio nuevo: los impagos. “Vendemos productos que salen del almacén abonados en su totalidad, reduciendo así al mínimo los riesgos del negocio”, señala. Un aspecto que favorece la rentabilidad de este negocio, que aún se encuentra en fase de crecimiento. ¿Y cuáles son, en palabras de Antonio Fabre, los motivos que explican la introducción de los elementos vintage en el sector de la decoración e interiorismo: “En mi opinión se debe a su versatilidad y a la fácil combinación de este estilo con otros”.

Retrofootball: camisetas de fútbol retro

Jaime Reneses, inversor de i3 Iniciativas y Desarrollos SL, encargada de gestionar Retrofootball, considera que fue “poco académico” cuando puso en marcha este negocio: obvió las recomendaciones de los libros sobre emprendimiento que aconsejan abrir una empresa para resolver un problema o una necesidad no cubierta. “En nuestro caso, decidimos apostar por un producto que nos molaba y centrado totalmente en algo emocional”, explica.

El diseño y la comercialización de productos vintage de alta calidad ligados al fútbol, que este emprendedor vio en los mercados de Londres durante el tiempo que vivió allí, han sido la inspiración de un negocio que tiene en la nostalgia su principal arma. “Los artículos vintage tienen un diseño y un nivel de evocación y recuerdo que conecta con las emociones del cliente y funciona”, señala Reneses. Para conectar con el cliente, Retrofootball se centra en la comunicación y promoción en medios digitales. “Empresarialmente, ya no hace falta focalizar los esfuerzos en muy pocos productos expuestos en una tienda con espacio reducido; surge la posibilidad de comercializar artículos de nicho que encontrarán su mercado de seguidores en Internet”, destaca Reneses. 

Aunque el período entre 2009 y 2012 fue complicado, con la crisis afectando fuertemente a su principal mercado (en España entonces facturaban el 90%), supieron ver la oportunidad de salir al exterior lanzando nuevos websites en ocho países europeos, lo que les ha permitido desarrollarse de manera sostenible y consolidar su negocio. En 2016 ya están creciendo a un ritmo de más del 100% sobre la base de un volumen de pedidos en 2015 “razonable” y con unos retos claros: intensificar la internacionalización, hacer alguna prueba en puntos de venta físicos y ampliar la gama de productos.

Otras tendencias que te pueden inspirar

El vintage es una de las tendencias que pueden darte pie a una buena idea de negocio. Pero si te interesa analizar otras posibilidades, aquí tienes este otro artículo: 24 tendencias sobre las que montar tu negocio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo