Las mejores ideas de negocio de la semana (27-3 noviembre)

Reunimos los conceptos de negocio más sorprendentes sobre los que hemos escrito en los últimos siete días en la web.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

https://gametime.co/

Después de estar a punto de perderse un partido de baseball de los San Francisco Giants porque no conseguía encontrar ningún sitio donde imprimir unas entradas que había comprado en el último minuto antes del encuentro, Brad Griffith comenzó a darle vueltas a cómo podía hacer todo el proceso de compra más sencillo. Y así nació Gametime.

Lo primero que pensó fue en que resultaba fundamental eliminar el papel: sólo entradas electrónicas a través de una app. En segundo lugar, bajar el precio de los tíquets de última hora: aquí entra en juego un algoritmo que analiza los asientos vacíos invendidos antes de un encuentro. En tercer lugar que fuera rápido: por un lado, en lugar de ofrecer una larga lista de resultados que lleva tiempo repasar y más aún seleccionar, poner pocos, pero que se adaptaran a los intereses del aficionado (aquí entran también en juego los algoritmos); por otro lado, con el pago cifrado y el acceso desde el teléfono, el proceso de pago tarda 9 segundos en lugar de los 5 minutos que hasta entonces un aficionado podía dedicar a rellenar un formulario web.

Existen ya negocios que cubren el mercado secundario de entradas, como StubHub o SeatGeek (en ambos casos, con precios elevados), pero no se había desarrollado un mercado centrado en las ofertas de última hora, como ocurre, por ejemplo, en el turismo. Algo conocen el mercado. El socio de Griffith es Colin Evans, cofundador precisamente de StubHub (una empresa adquirida por eBay que el año pasado compró la española Ticketbis).

El año pasado facturaron 50 millones de dólares. ¿Sabes, por cierto, quién fue uno de sus primeros inversores? Jeff Mallett, antiguo COO de Yahoo e, ironías de la vida, co-propietario de los San Francisco Giants que le dieron la idea a Griffith.

Twine Labs: Predecir la salida de empleados para atajarla

https://www.twinelabs.com/

Está claro que a ninguna empresa le gusta tener que decir adiós a sus mejores empleados.

Twine Labs ha diseñado un software que permite a los empleadores predecir cuándo se irá un empleado e identificar otros roles dentro de la compañía que el empleado pueda desear. El software de Twine Labs agrega datos sobre el empleador y los empleados, incluidos los historiales salariales y laborales, títulos, habilidades y certificaciones, para crear perfiles personales que forman la base de sus recomendaciones.

Los empleados también pueden usar el sistema para buscar posibles roles y trayectorias profesionales dentro de una empresa.

¿Te dedicarías exclusivamente a la compra-venta de equipos musicales de segunda mano?

https://reverb.com

David Kalt, un multiemprendedor fuera de lo común (primero montó una agencia de valores online para negociar opciones y luego una plataforma también online de coaching para empresas), tiene muy claro que es rentable. 

Supongamos que estás interesado en adquirir una Gibson Les Paul Custom 1997 Natural, una joya musical de los años cincuenta que dejó de fabricarse en 1968 pero que volvó a cobrar vida durante un breve período de tiempo a finales de los setenta. ¿Cuánto estarías dispuesto a pagar por ella? 

O, desde otro punto de vista: Supongamos que eres el flamante propietario de esa Gibson, pero tienes que deshacerte de ella y no sabes por cuánto dinero venderla (porque te puede pasar como a un compañero de trabajo que lleva intentando vender una batería en sitios de Segunda Mano desde hace seis años).

¿Ves tú ahora lo que vio Kalt a finales de 2013?

El sector de la música de segunda mano le llamó la atención porque, asegura, no era especialmente transparente. Busco material vintage en plataformas tradicionales de segunda mano como eBay y se encontró con tal disparidad de precios y con una fragmentación tal de la oferta que decidió lanzarse en este mercado. 

Reverb es un marketplace online para comprar y vender equipos musicales de segunda mano que reúne mensualmente a cientos de miles de compradores y vendedores, desde músicos principiantes y tiendas familiares hasta coleccionistas, grandes minoristas, marcas populares y estrellas del rock. Reverb tiene medio millón de referencias que van desde guitarras eléctricas, acústicas y bajos hasta equipos de estudio, sintetizadores, batería, equipos de DJ, instrumentos de orquesta, y software.

Está claro que es un nicho que crece dentro de la segunda mano, pero lo que verdaderamente supone una revolución para su sector, para la segunda mano, es lo que te contábamos de la orientación sobre precios. Este negocio se han inventado una Guía de Precios, en la que se agregan datos de las transacciones en tiempo real para ayudarte a comprender el valor de los equipos e instrumentos musicales que compras y vendes. (Una idea, ejem, extrapolable a muchos otros sectores y nichos de mercado.)

La taza que nunca (en serio) se enfría

https://ember.com/

En su lecho de muerte, cuenta la leyenda, la familia de Marco Polo le dio la oportunidad de retractarse antes de pasar al otro mundo de aquellas mentiras que pudieran contener sus relatos. En el que sería su último enfado en vida, Polo se negó y espetó las que serían sus últimas palabras: “Sólo he contado la mitad de lo que verdaderamente vi”.

¿Sabes una de las cosas que más le llamaron la atención? Los artefactos para beber construidos con un extraño material cerámico producido de forma artesanal o industrial y tradicionalmente blanco, compacto, frágil, duro, translúcido, impermeable, resonante, de baja elasticidad y altamente resistente al ataque químico y al choque térmico. En su libro le puso nombre: porcellana. Y el artefacto era una taza.

¿Qué pensaría ahora Polo si esa misma taza que era capaz de mantener caliente un líquido durante más tiempo que el barro pudiera mantener durante horas la misma temperatura? Nos referimos a la exacta temperatura durante un largo período de tiempo (durante dos horas seguidas). La idea es de una startup de Los Ángeles (Estados Unidos) que se llama Ember, que diseñó primero un termo que mantenía a la misma temperatura un líquido que se podía controlar desde el móvil.

Después del éxito del termo ha lanzado ahora una taza de porcelana que hace exactamente lo mismo. Y se ha puesto a venderla online y a través de la cadena de locales de Starbucks. (Porque la taza, como te imaginarás, no es precisamente barata: 79,99 dólares, así que tiene que ir dirigida al público adecuado –aficionado al café y menos sensible al precio– en el momento adecuado; además de tener un canal de ventas que actúe, además, como prescriptor).

La tecnología patentada de control de temperatura de Ember combina un sistema de enfriamiento por cambio de fase con un sistema de calefacción activo, creando la taza de temperatura controlada más precisa del mundo. Ember se asoció con Ammunition, con sede en San Francisco, expertos en el diseño de productos de consumo. El diseño simple y elegante de Ember no tiene botones o instrucciones complejas. Simplemente se gira el dial en la base de la taza para ajustar fácilmente la temperatura y ya está. La taza puede ser controlada directamente en su base o a través de la aplicación móvil Ember. La aplicación te permite crear preajustes de temperatura para todas sus bebidas favoritas e incluso ajustar la temperatura de su café o té a distancia.

A Marco Polo le habría encantado conocer a Clayton Alexander.

Alexander es un inventor estadounidense y emprendedor en serie que posee más de 70 patentes en todo el mundo y es el inventor de la bombilla futurista de General Electric, la GE Infusion™. Antes de lanzar Ember, Alexander comenzó Radiance Lightworks en 1999 a la edad de 23 años, y Journée Lighting sólo siete años después. Radiance es una firma internacional de diseño de iluminación con clientes que van desde 20th Century Fox hasta Universal Studios y Mattel. Journée Lighting, ahora con más de 10 años, ha crecido hasta convertirse en una de las principales marcas de iluminación de iluminación LED del mundo.

Tras el éxito de sus dos primeras compañías, Alexander lanzó Ember Technologies en 2012. Con grandes planes para revolucionar la industria de vajilla y vasos, Alexander reunió a un increíble equipo de diseñadores e ingenieros de productos de clase mundial anteriormente con Nokia, Microsoft y Amazon Labs, para asumir esta monumental tarea.

Ember, por cierto, se define como una empresa que se dedica a garantizar que la vajilla mantiene caliente el contenido. Han empezado sólo por termos y tazas y líquidos...

Una empresa suiza quiere popularizar 'la cerveza sin alcohol' del cannabis

https://cbd420.ch/fr/

Dices tú de cruzadas empresariales. Para cruzada la de esta empresa suiza. Quieren llevar el concepto de la cerveza sin alcohol al controvertido mercado del cannabis: marihuana sin el narcótico (por encima del 1%) THC y sin propiedades psicoactivas. Vamos que olvídate de llevar una vida como la de Jeff 'el Notas' Lebowski.

CBD420 es una marca creada, distribuida y operada por JKB Cannabis Research SA. CBD420 se dedica al cultivo y distribución de flores de cannabis secas (al por menor o en grandes cantidades) y productos de cannabis como bálsamos de CBD, soluciones de CBD bilingües, mantequillas enriquecidas en CBD, CBD, aceites de cannabis, crumble, cera, polvo aislado (99.9% de CBD), etc.

Venden online y tienen una agresiva estrategia comercial para encontrar distribuidores físicos de sus productos (de momento y por restricciones legales, sólo dentro de Suiza).

Y ahora es cuando dices tú: ¿Pero este negocio es legal? El cannabis CBD es 100% legal gracias a su contenido de THC de menos del 1% de la masa seca total. De hecho, en Suiza, el cáñamo se considera narcótico solo cuando su nivel de THC es superior al 1%. Aunque las variedades distribuidas por CBD420 no contienen (o muy poco) THC, son extremadamente ricas en CBD y CBDa. Como estos no son psicotrópicos, no están sujetos a ningún estándar legal. “La legalización del cannabis en Suiza es una bendición para las personas que creen en sus virtudes. De hecho, se ha demostrado que los cannabinoides son mucho más efectivos si se combinan entre sí. Por lo tanto, una flor de cannabis consumida (humo, ingerido, etc.) sería mucho más beneficiosa que la administración de un concentrado”, explican los fundadores de este negocio.

CBD (o cannabidiol) y CBDa son cannabinoides presentes de forma natural en el cannabis, legal o ilegal. Además, es el cannabinoide más estudiado en los sectores médico y farmacéutico. El cannabidiol no es una droga psicoactiva, por lo que no causa ningún efecto psicoactivo y no afecta el comportamiento. En general, el cannabidiol está presente en una cantidad muy limitada en el cáñamo (entre 0% y 3%).

“Por ejemplo, el "Fedora", ampliamente distribuido por nuestros competidores, ofrece una tasa de CDB de alrededor del 1%. Sin embargo, las variedades que ofrecemos son extremadamente ricas en CBD (20% a 30%). Por lo tanto, son muy interesantes para las personas que creen en sus efectos terapéuticos. Hasta hace poco cultivamos cannabis con el objetivo de aumentar su nivel de THC, causando efectos de deslizamiento. En los últimos años, se han realizado una gran cantidad de estudios sobre el cáñamo, estos últimos han enriquecido significativamente nuestro conocimiento sobre esta planta. Se ha demostrado que la marihuana contiene más de 85 cannabinoides diferentes. Con las tecnologías actuales y la creciente popularidad de la planta de cannabis, se realizan innumerables pruebas científicas cada año. Por lo tanto, uno de los descubrimientos más grandes e importantes de estos estudios se refiere a CBD. El cannabidiol es el cannabinoide más común en el cannabis después del THC”, explican.

“Los estudios científicos han demostrado el inmenso potencial del cannabidiol en la comunidad médica. Trataría el dolor y la inflamación, la ansiedad y la depresión, la epilepsia, las náuseas y los vómitos”, concluyen.

Un club de coworking sólo para mujeres

https://www.the-wing.com/

Si en 1868 a la popular columnista neoyorquina Fanny Fern no le hubieran prohibido acceder a una cena en honor de Charles Dickens de paso por la ciudad en el Club de la Prensa de Nueva York y no le hubieran 'invitado' (toma eufemismo) a escuchar la charla por una rendija de la puerta de entrada, hoy no estaríamos hablando de The Wing, un exclusivo club de coworking en el que la red internacional de espacios de trabajo WeWork acaba de invertir 32 millones de dólares. 

Fern, por cierto, puso en marcha un año después, en 1869, el primer club profesional sólo para mujeres de Estados Unidos.

Montar una red de networking femenino no es nuevo. Hacerlo en forma de club, tampoco. Plantearlo en forma de club mira-qué-exclusivo, tampoco. Hacerlo en forma de una red internacional de espacios de trabajo compartidos exclusivos para mujeres sí es diferente.

Y aunque es competencia directa de su inversor WeWork, el modelo de negocio es el mismo (aunque la propuesta de valor sea luego diferente). El modelo de negocio de consiste en alquilar oficinas a bajo coste través de contratos de arrendamiento a largo plazo y luego re-alquilar ese espacio a precios más altos para las pequeñas empresas que necesitan poco espacio. En el caso de WeWork se paga por el realquiler. En el caso de The Wing se basa en el pago de una suscripción anual de 2.700 dólares que da acceso a todos los espacios de la marca cobrando por encima de 250 dólares al mes, dejando a 8.000 personas en lista de espera, pero se basa en el mismo concepto de negocio. Eso sí, es el tipo de club al que se apuntaría Lena Dunham, que de hecho es socia.  

Se dirigen no sólo a startups tecnológicas (que tienen mucha rotación y, la verdad, necesitan el espacio durante cortos periodos de tiempo, tú ya me entiendes: o necesitan crecer o cierran), sino a profesionales de distintos sectores, a pequeñas delegaciones de empresas...

Lo que Audrey Gelman y Lauren Kassan, dos emprendedoras de 29 años han querido hacer con este negocio, es precisamente recuperar el espíritu de Fern y actualizar el movimiento de clubes femeninos profesionales de finales del siglo XIX con el reclamo de . Sus primeras inversoras fueron las fundadoras de SoulCycle, Julie Rice y Elizabeth Cutler, y una de las cofundadoras de Birchbox.

El modelo Ikea para alta gama

Campaign

Muebles que se pueden montar en minutos sin necesidad de herramientas. Diseño sobrio, sencillo, a un precio asequible. ¿Te suena, verdad? ¿Y esto otro? Envío gratuito y entrega en 3-5 días en tu casa. Acero reciclado de California, maderas y tejidos sostenibles. Se monta en tres minutos con las manos (nada de jeroglíficos para ejecutar con un proyecto de llave inglesa diminuta). ¿A que esto ya no te es tan familiar? Campaign Living es una nueva empresa estadounidense de muebles de diseño -arranca con dos modelos de sofás, pero habrá más piezas en su colección–, pero con el toque móntatelo tú mismo que recuerda a Ikea, pero se dirige a un público de poder adquisitivo más alto, sin llegar a entrar en el modelo del lujo. Eso sí: han copiado el mantra de Ikea de ganar dinero antes de gastarlo. Los muebles se reservan primero y se paga una fianza.

La idea es de Brad Sewell, un ex-ingeniero de Apple que se ha planteado una nueva forma de entender el mercado del mueble.

¿No te gustaría saber si el casero del piso que quieres alquilar no es de fiar?

https://rentlogic.com/

En Nueva York cada semana, los inquilinos de apartamentos alquilados realizan aproximadamente 4.000 quejas sobre sus propietarios a través de llamadas a través de un número público del Ayuntamiento de la ciudad para canalizarlas. Estas quejas van dede problemas de moho, excesivo calor y problemas con el agua caliente, hasta problemillas con cucarachas, problemas estructurales que se dejan ver en forma de grietas en las paredes... A la semana siguiente de realizar una queja, un inspector de edificios de una agencia de la ciudad visita el edificio para determinar la legitimidad de la queja y emitirá una infracción si se considera válida. Da para una serie de TV, ¿verdad? Law & Order Apartments Edition.

Estos datos hasta ahora estaban muertos de risa. 

Rentlogic aprovecha todos estos datos públicos para poner la lupa sobre los caseros más chungos y califica la calidad de una propiedad de cara a su alquiler. Para el usuario particular que busca un piso este servicio se traduce en una extensión para navegadores que informa sobre el estado de un edificio mientras buscas piso en cualquier plataforma online

Las clasificaciones se generan a partir de conjuntos de datos objetivos provenientes de agencias gubernamentales de la ciudad de Nueva York y de violaciones verificadas emitidas por la ciudad contra edificios. 

"Nuestras calificaciones son similares a la calificación crediticia: los eventos y patrones desfavorables bajan la calificación de un edificio, que se recupera a una tasa que depende de la gravedad del problema. Cada tipo de infracción tiene un impacto diferente en la calificación de la carta de construcción y se clasifica según la gravedad, la proximidad y la persistencia. Por ejemplo, el moho tóxico tiene un efecto mayor que un pomo roto. Las cucarachas en una unidad no son tan severas como una infestación en todo el edificio. Una tubería rota que nunca se arregla caerá continuamente en la calificación", explica Yale Fox, el emprendedor detrás de este proyecto.

"También tenemos en cuenta que cada edificio experimenta un desgaste en el tiempo. Contabilizamos la cantidad normal de problemas esperados en nuestros algoritmos. Además, nos ajustamos al tamaño de un edificio. Un edificio de 10 unidades con 5 violaciones se consideraría mucho peor que un edificio de 500 unidades con 8 infracciones, suponiendo que las violaciones fueran de una edad y gravedad similares", añade.

Bueno, creemos que ya has cogido la idea.

Y ahora, como siempre, la pregunta del millón: ¿Cómo ganan dinero? Certificando y asesorando a los propietarios de los edificios o de las viviendas. Les ofrecen la posibilidad de acceder a un sello de calidad que se va renovando cada año. 

Hims: Una marca millennial de productos para prevenir la caída del pelo y la impotencia

https://www.forhims.com/

Andrew Dudum está convencido de que hay mercado para una marca que venda online productos genéricos para combatir la caída del pelo (minoxidil), la impotencia (sildenafil) y el inexorable paso del tiempo en la piel enfocada al público masculino y millennial. Y hacerlo a un precio asequible para todos los bolsillos: todos sus productos oscilan entre los 10 y los 30 dólares (para aumentar el ticket medio, tienen paquetes de productos que sí superan los 30 dólares). Y, en el caso del genérico para la impotencia, con prescripción médica por delante (cuentan con médicos que pueden recetar a distancia dentro de Estados Unidos en todos aquellos estados donde es legal la telemedicina).

Dudum es el director general y cofundador de Atómico, el venture builder de un tal Peter Thiel y un tal Marc Andreeseen, que algo saben de startups y de negocios viables.

¿Qué es, entonces, lo que ha visto Dudum?

Si (NSFW) tecleas "comprar viagra" o "comprar genérico viagra" en Google y comparas los resultados con la tienda online de Hims vas a entender mejor la propuesta de valor que si le dedicamos varios párrafos a explicártelo: tiene que ver con los principios más básicos de branding. Un bote de 10 pastillas de 20 mg de Sildenafil, el genérico de Viagra, cuesta 20 dólares más 5 dólares de gastos de envío (dentro de Estados Unidos, que la legislación a la hora de vender este tipo de productos en cada país es otra historia). 30 pastillas de 25 mg de Sildenafil en otros, ejem, puntos online cuesta en torno a 45-50 dólares más gastos de envío.

Cumplen, es cierto, con la promesa de asequibles, pero sobre todo cumplen con la promesa del branding: más atractivo, más barato.

Además no es tanto lo que venden, sino como lo venden: Puedes vender el genérico de Viagra o puedes vender Sildenafil con un packaging que sigue las actuales pautas de diseño. De hecho, si te fijas la imagen gráfica de esta empresa es muy parecida a la de la marca de cosmética online Aesop, una reciente historia de éxito en el mercado estadounidense.

Con los productos para el pelo pasa tres cuartos de lo mismo. Los principios activos de todos sus productos son viejos conocidos del mercado (minoxidil y vitamina B7), con un nuevo packaging y con otra dosificación para cumplir con la promesa de asequible.

La mascarilla de diseño que está agotada

http://02today.com/

Marcel Wanders es una institución dentro del diseño de muebles y el interiorismo. Para que te hagas una idea, en el museo Stedelijk de Ámsterdam hay una sección dedicada a su trabajo y a su celebérrima silla Knotted (de la que sólo se fabricaron, por cierto, 1.000 piezas durante una década) y forma parte también de las colecciones permanentes de museos como el MoMA de Nueva York.

¿Te lo imaginas diseñando una máscara anti-polución que se ha agotado en cuestión de semanas? Una larga lista de empresas está entrando ahora en el mercado de la fabricación de este producto. Pero sólo la neozelandera O2Today tiene un producto que está agotado. Y eso que es de las más caras (sí, no podíamos evitar la broma) del mercado: 30 euros al cambio.

El producto está hecho especialmente para filtrar partículas PM 2.5, consideradas peligrosas para la salud, mediante el uso de un sistema especial de filtración (Helix) capaz de retener el 95% de las partículas. El recubrimiento externo está compuesto por fibras de lana de oveja merina 100% neozelandesa. La superficie en contacto con la piel es hipoalergénica y adaptable a todo el mundo. Sus propiedades antimicrobianas garantizan la hidratación, la temperatura y el control del olor.

Los productos de O2TODAY y Wanders se comenzaron a distribuir en seis modelos y dos tamaños a 30 euros en Australia, Nueva Zelanda y Corea, y llegarán a China y al sur de Asia en 2018.

Wanders, además de realizar proyectos de interiorismo y de editar sus propios libros de diseño, desde su estudio produce mobiliario, luminarias, juguetes o cerámicas e incluso hasta una colección de maquillaje. ¿Habría tenido el mismo éxito esta startup neozelandesa de no haber contado con un diseñador de renombre? ¿A ese precio...?

La toalla de estilo japonés que habría diseñado Steve Jobs

https://onsentowel.com/

Si nos preguntas cuál es la mejor película para emprendedores, nosotros tenemos una respuesta poco popular y poco glamourosa, pero, voto a bríos, que le ahorraría más de un dolor de cabeza a mucho inventor que aspira a convertirse en empresario: Made in China. Es un filme independiente (con, lo reconocemos, muy malas críticas) que cuenta las desventuras de un emprendedor que viaja a China en búsqueda de un fabricante para un producto que va a revolucionar el mercado: una toalla revolucionaria en la que indica que parte es para la cara y cual para nuestras reales posaderas.

Antes de seguir, tenemos que hacerte una pregunta: ¿Qué es lo que más valoras en una toalla?

A. Que me seque y se seque rápido (y a ser posible que no se quede empapada).

B. Que abulte poco. Básicamente que quepa dentro de un puño y la pueda llevar en el bolsillo del pantalón.

Si has respondido A sigue leyendo. Si has respondido B, deja de leer inmediatamente, que lo tuyo es Decathlon. Ah, y que sepas que Coco Chanel se revuelve en su tumba.

Lectores que habéis respondido A, continuamos. Una toalla es más que una toalla, ¿verdad? Sabes que cuánto más tiempo está húmeda una toalla, peor huele (por esa cosa de las bacterias). Sabes también que la calidad del algodón influye en la suavidad de la toalla, no sólo a corto plazo, sino a largo plazo (porque hay tipos de algodón que se vuelven más suaves con el tiempo). Sabes también que el diseño de la toalla tiene que ser funcional: cuando una toalla se parece a un waffle no es algo baladí (es un diseño funcional). Y sabes también que una toalla tiene que respirar: los gramos por metro cuadrado te quitan el sueño cuando hablamos de toallas. 

Comprar una toalla no debería hacerse a tontas y a locas. Pero, bueno, eso ya lo sabes. Los maestros toalleros sugieren catas a ciegas de toallas –no, esto no es negocio, así que guarda el bolígrafo o cierra tu Evernote–. Más concretamente coger una toalla de mano (las pequeñitas) y ver qué impresión da al tacto. Deben ser pesadas y densas. A continuación deben ser capaces de secarse rápido porque ya sabes que la ventilación del baño de tu casa y de la mía dejan bastante que desear.

Dicho todo lo cual, ya tienes que estar seguro de tu producto (una toalla que hace todo lo anterior) para que si no le gusta a tu consumidor te lo pueda devolver sin cargo alguno en un plazo de sesenta días –sin cobrarte los gastos de envío, que ya van ellos a por ella–.

Nada menos que 1.052.447 dólares consiguió Shane Monson a través de sus campañas de crowdfunding en Kickstarter e Indiegogo (con 8.423 backers), y no es una errata, para su nueva marca de toallas de estilo japonés Onsen, fabricadas en Estados Unidos con algodón Supima estadounidense y con certificación Oeko-Tex.

Este negocio juega la baza de la ventaja relativa. A la hora de introducir un nuevo producto en un mercado saturado, tiene que existir una ventaja con respecto a los productos o servicios que ya existen. Al menos una de las características del nuevo producto ha de ser mucho mejor que la del ya existente. “De hecho, se suele decir que ha de existir una mejora de un orden de magnitud”, como nos comentaba recientemente en la revista el experto en marketing Justo Hidalgo.

Desde el momento en que la oferta supera en mucho a la demanda, "es casi imposible pretender que un consumidor potencial adquiera nuestro producto sin probarlo". Afirma Hidalgo que esta posibilidad está tan imbuida en las operaciones de marketing y venta actuales que muchos modelos de negocio se han construido a partir de ella.

A nosotros nos ha recordado mucho a Faction Skis. ¿Ponerse a fabricar esquíes? ¿Para el freeskiing, cuando ya están los grandes fabricantes del mercado –Atomic, Salomon, Rossignol, Vökl, Fischer o Head– sacando productos para ese nicho? Que sí, que es un mercado de 7.000 millones de euros,. Unos estadounidenses montaron en Suiza Faction Skis, que fabrica lo que predica el nombre. Ni más ni menos. ¿Dónde está su oportunidad? Según su CEO, Alex Hoye, “nos centramos en un desarrollo rápido de producto, en buscar nuevas fórmulas de conectar digitalmente con los consumidores [la marca aloja un blog alimentado por sus clientes] y el canal de ventas, y en probar nuevos materiales”. Exactamente lo que hace Onsen.

También nos ha recordado a GoPro. ¿Quién en su sano juicio se iba a poner a fabricar cámaras de fotos digitales? A Nicholas Woodman, hoy billonario de pro, de GoPro, queremos decir. La historia de esta empresa que fabrica cámaras digitales en HD para actividades al aire libre no es nueva, pero la echamos de menos cuando se habla tanto de que si Jobs esto, que si Jobs aquello. La historia de Woodman, la verdad, tiene poco de sexy, como dicen ahora, pero tiene gracia el éxito que ha tenido con tan pocas referencias de producto (sobre todo, si piensas que Apple comenzó a despegar de verdad cuando redujo su número de referencias). Arrancó en 2004 y ahora venden más de 2,5 millones de cámaras en 50 países y facturan 500 millones de euros.

Plataforma de alquiler de habitaciones por horas entre particulares

http://space.popnrest.com/

Si Calvin Clifford 'Bud' Baxter, el atribulado oficinista que interpreta Jack Lemmon en El Apartamento, en lugar de prestar sin ánimo de lucro –bueno, vale, para conseguir un ascenso– su coqueto apartamento en el Upper West Side, lo hubiera incluido en la plataforma Popnrest se habría sacado un sobresueldo más que interesante. En 1960 el consumo colaborativo era algo de ciencia ficción, pero en 2017 adopta los modelos de negocio más variopintos. Si coges Airbnb y lo mezclas con ByHours tienes Popnrest, un neonato híbrido británico que facilita alquilar habitaciones y viviendas entre particulares por horas.

Pero no –hemos querido entender– para lo que estás pensando, sino para echarte una siesta, darte una ducha o meditar. Los fundadores de esta plataforma se adelantan a tu suspicacia en sus materiales de marketing: “Un estudio realizado en 2002 por la Universidad de Harvard ha demostrado que dormir una siesta de 30 minutos puede mejorar el rendimiento y la productividad de los trabajadores. Las siestas reducen el riesgo de enfermedades del corazón y aumentan la capacidad de atención. Una siesta te ayudará a recargar pilas y a sentirte más relajado antes de tu próxima reunión. Duerme 30 minutos o más en tu habitación privada”.

A ver, que razón tienen. A estas alturas, los psicólogos –y la mayoría de los seres humanos que somos padres de niños que duermen mal hasta que cumplen el año y medio– han descubierto que las personas que duermen poco no sólo son consideradas menos atractivas, sino que están en peores condiciones de salud que cuando descansan; que una grave falta de sueño puede hacer que la gente sea menos optimista y menos sociable; que hace mella en su empatía hacia los demás; y también se ha demostrado que incrementa la irritabilidad

Pero, ¿tienen razón hasta el punto de que sea negocio?

Seguro que conoces aplicaciones como As You Stay o ByHours o Hotels by Day o Day Use, que permiten a cualquier persona (desde asesinos en serie hasta funcionarios de Aduanas, pasando por periodistas y mentalistas) reservar una habitación de hotel por unas horas a una fracción de la tarifa que pagaría por un día completo. Ahora mismo se libra una sorprendente batalla en marketing de buscadores para hacerse con este mercado. Decimos que sorprende porque todavía hay muchos hoteles que tienen estructuras operacionales que dificultan la flexibilidad por hora, desde la gestión de la mano de obra hasta la contabilización de los ingresos en sus sistemas. 

Volviendo a Airbnb. Nathan Blecharczyk, Brian Chesky y Joe Gebbia tuvieron que salvar algunas barreras en los primeros años de actividad, que pusieron en peligro la continuidad de su modelo de negocio. Su negocio se basa, evidentemente, además de en una potente herramienta tecnológica que les permite gestionar información ingente de diferentes partes del mundo, en la confianza de los usuarios. Porque ¿quién va a dejar su casa a extraños? ¿Por horas? Ellos lo solucionarion mediante un eficaz sistema de identificación tanto para los huéspedes como para los propietarios de los alojamientos que les permite a ambos verificar sus identidades conectándose a las redes sociales y escaneando su carné de identidad y confirmando sus datos personales. 

El problema que le vemos nosotros es: ¿Qué le cuesta ofrecer –si resulta que los consumidores responden– a Airbnb y a todos sus clones, que ya están en el mercado y que, por la experiencia y trayectoria van a ofrecer más garantías que una empresa parte de cero? Pues eso.

Momemtum Machines: No más pelos en tus hamburguesas

http://momentummachines.com/ 

¿Un local de hamburguesas que toma tu pedido vía app, coge la carne, la pone en la plancha, luego le echa los condimentos y la embute en panecillos sin que intervenga un sólo ser humano en el proceso? Eso hace esta empresa de hardware para el canal Horeca, que ha sido capaz de seducir a ingenieros formados en Berkeley, Stanford, UCSB y USC con experiencia en Tesla y la NASA y a un equipo de expertos en innovación en restaurantes (como, por ejemplo, el jefe de I+D del tres estrellas Michelín Fat Duck).

Su primer dispositivo cocina hamburguesas gourmet desde cero sin ningún tipo de interacción humana: es capaz de poner en la mesa 400 hamburguesas en una hora. ¿Cuál es su propuesta de valor? Ofrecer comida gourmet a precios de fast food sin los inconvenientes del fast food, algo que ya se había intentado antes en gastronomía, pero sin éxito.

Momentum Machines asegura que un local de comida rápida promedio gasta de media 135.000 dólares al año en cocineros de hamburguesas. Los empleados trabajan en un ambiente caótico de cocina en la que necesitan zapatos antideslizantes además de las redecillas (de ahí lo de los pelos del titular) y delantales para garantizar unas medidas mínimas de seguridad alimentaria. Esta máquina propone hacer lo mismo en 2,2 metros cuadrados.

Al reemplazar a los cocineros humanos, aseguran, además de garantizar las condiciones sanitarias básicas de forma más fácil, los recursos que antes estaban dedicados a la preparación pueden, en cambio, dedicarse a financiar un mejor servicio.

Google Ventures y otros cuatro inversores le inyectaron 18 millones de dólares en junio de este año... ¿Para qué tanto dinero? Quieren demostrar su capacidad abriendo un local propio para el que todavía no se conoce la ubicación, ni tampoco la fecha en la que abrirá sus puertas.

El grifo de ducha en el que han metido pasta los CEOs de Apple y Google

https://nebia.com

Probablemente no sepas quién es Bernard Herrmann. Normal. Es el compositor de bandas sonoras como Ciudadano Kane, Psicosis, Vértigo, Taxi Driver, Con la muerte en los talones, El cabo del miedo o Farenhait 451, entre otras. ¿Recuerdas el chillido del violín de la escena de la ducha de Psicosis, ese que tantas veces has representado en tu cuarto de baño? Sí, has acertado, una composición de Herrmann.

Alfred Hitchcock quiso en un principio que la secuencia de la ducha fuese completamente silenciosa, pero Herrmann le hizo cambiar de opinión cuando al ver el metraje el grito espeluznaba hasta al más pintado. Si la película se había rodado en blanco y negro para que resultara menos sangrienta, argumentó Herrmann, ¿no habría también que rebajar el grito? 

Al final, Hitchock y él tuvieron una relación fructífera, pero tortuosa cuando Hitchcock, preocupado porque le tacharan de clásico le pidió a Herrmann que metiera más jazz en la banda sonora de Cortina Rasgada y Herrmann se negara.

En lo que no opinaron ni Hitchcock y Herrmann fue en el cabezal de ducha. Más concretamente en el gasto de agua. Pero claro, ellos tenían visión cinematográfica y no visión empresarial.

¿Sabes qué le habría suavizado también la escena?

Visión que sí tienen los emprendedores que están detrás de Nebia, que es un cabezal de ducha de altura regulable y una varilla que puede acoplarse en la pared de la ducha o sostenerse en la mano que asegura que utiliza un 70% menos de agua. El producto, por si estás poniendo caras raras, se ha desarrollado con el mismo software que se usa para estudiar los motores a reacción. El cabezal de ducha, según sus diseñadores, “atomiza el agua en millones de gotas, cada una con más área de superficie que una gota regular de agua de ducha”.

De acuerdo con los fabricantes, ese aumento en el área de la superficie significa que más agua entra en contacto con su cuerpo, por lo que se limpia mientras usa un 70 por ciento menos de agua. Una ducha promedio usa 75 litros de agua, pero Nebia solo necesita 22. Nebia promete, además, pagarse en un hogar típico en solo dos años (cuesta, al cambio, 340 euros aproximadamente), porque reduce el consumo de agua y también requiere menos energía para calentar el agua. Están tan seguros de su argumento de ventas que ofrecen una calculadora en su sitio web para ver exactamente cuánto ahorrarías por año.

El proyecto se lanzó en la plataforma de crowdfunding Kickstarter un lunes por la noche, con un objetivo de 100.000 euros y en menos de un día recaudó más de 301.000 euros. Desde entonces ha conseguido una inversión de 3 millones de euros de inversores privados, entre ellos del CEO de Apple, Tim Cook, y del CEO de Google Eric Smichdt.

Estuvieron 5 años desarrollando el producto, haciendo pruebas –toma visión comercial– en los gimnasios de Apple, Google y la Universidad de Stanford.

Lo que más llama la atención (hay muchos emprendedores intentando lo mismo que esta startup) es su canal de distribución: además de la venta online (obvia, pero residual de momento), se distribuye a través de una red física de retail especializada únicamente en nuevos productos tech (https://b8ta.com/), que tiene un público muy muy concreto (y repetir lo de muy no es baladí), y cuenta con un show(er) room propio.

La lección No vale sólo con tener un buen producto, además hay que saber cuál es el canal donde mejor encaja y saber con quién vas a competir. Si vas a alta gama no te puedes meter, al menos al principio, en el gran retail y mucho menos en el canal do it yourself. ¿No crees? Más adelante, quizá, pero sacando gama de producto más bajita.

Publicidad - Sigue leyendo debajo