Estas son las ideas de negocio con las que te queremos sorprender hoy

Las ideas de estos emprendedores te van a llamar la atención.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Monitorización de contracción por suscripción

https://bloomlife.com

No nos mires así. En cuanto te contemos el modelo de negocio te va a gustar. O por lo menos sorprender. O cuanto menos justificar que hayamos escrito sobre este negocio.

Bloomlife es una startup de San Francisco (Estados Unidos) que ha diseñado un dispositivo portátil para madres embarazadas con el objetivo de ayudarles a reconocer y contrarlar sus contracciones que, para variar, no se pone en la muñeca, sino en el vientre –que es, por si no lo sabías, donde se detectan las contracciones–. A través de estee sensor, conectado a una aplicación móvil, una embarazada puede saber cuándo tiene una contracción. ¿Cada cuánto tiempo se producen? ¿Cuánto duran? ¿Qué es lo habitual en ese momento concreto de la gestión en función del historial de la madre embarazada? ¿Qué significan estas contracciones? ¿Hay un patrón? ¿Ha cambiado algo? Los datos permiten comparar las contracciones a lo largo del tiempo.

La empresa recomienda empezar a utilizar el aparato en el tercer trimestre de embarazo (los maridos hiponcondríacos se lo pueden poner desde el segundo trimestre).

En realidad las contracciones se producen a lo largo de todo el embarazo, de forma imperceptible, y empiezan a hacerse notorias a mediados del último trimestre. Pero sólo a veces, porque hay madres que no las perciben. La empresa enfoca su producto, de momento, a las madres primerizas que quieren estar tranquilas

Como todo el mundo sabe, las primeras que sentirás son las de Braxton Hicks. Hacia el octavo mes de gestación disminuye la producción de progesterona (es la hormona que impide que el útero se contraiga para expulsar "ese cuerpo extraño" que alberga en su interior), al tiempo que se incrementa la secreción de oxitocina, que es la hormona que favorece las contracciones uterinas. A partir de ese momento puedes comenzar a sentir estas contracciones. (*)

Bloomlife no es un dispositivo médico y no está destinado a fines de diagnóstico. No está destinado a detectar partos prematuros ni a prevenir partos prematuros. Los dispositivos de monitoreo de la actividad uterina –similares a los aparatos que se utilizan en los hospitales– son dispositivos médicos y brindan información independiente de los productos de Bloomlife.

Hecha la aclaración, ahora viene lo bueno: el modelo de negocio. Es un modelo de alquiler/suscripción que tiene una cuota única de uso del servicio (56,99 dólares) y luego una cuota semanal de alquiler del dispositivo (24 dólares). Cuando se acaba el embarazo, se devuelve el aparato –la recogida es gratuita–.

Eso sí, si un sensor se pierde o se daña, Bloomlife se reserva el derecho de cargar una parte del coste total del sensor al usuario (500 dólares). En caso de que se detecte un sensor perdido y se devuelva intacto, se reembolsará la 'multa'.

(*) ¡Gracias, compañeras de Crecer Feliz por ilustrarme!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Conoces el WSaaS? (Wine Science as a Service)

https://www.winesona.com

¿Qué que pasa cuando pones a científicos de datos a hincarle el diente al mercado del vino? Pues pasa Winesona.

Supón que lees que, por ejemplo, el rosadito Marqués de Escudero 2015 es un vinazo. Vas, lo compras, te gastas 15 eurazos en una botella y resulta que no te gusta. Resulta que es un vino muy ácido y resulta –tú no lo sabías hasta ahora– que no te gustan los vinos ácidos. Que no te guste no quiere decir que no sea un buen vino, pero está claro que no lo vas a comprar más. Y está claro que a la bodega le interesa vender mucho, pero a la gente que le gusta su vino, porque la idea es seguir fabricando ese tipo de caldos para que los sigan consumiendo en el futuro. Así que tiene sentido tratar de acertar a la hora de poner en común gustos y oferta. Bueno, que nos liamos...

Y ahí es donde entra en juego la huella vinícola y la inteligencia artificial.

Winesona analiza las preferencias gustativas de los bebedores de vino aplicando técnicas de análisis de datos y construye sus "huellas gustativas", algo así como una huella dactilar para el gusto por el vino. 

¿Cómo consiguen los datos? Diseñan catas a ciegas con marca blanca para que las ofrezcan las bodegas y extraen los datos de los eventos. A partir de ahi elaboran los perfiles de sabor de los consumidores para que la bodega sepa si deben perseguirles para que se conviertan en sus clientes o dejarles tranquilos porque su vino nunca les va a gustar por mucho que se esfuercen (los bodegueros, queremos decir).

Inicialmente, Winesona se estableció para ser una plataforma de comercio electrónico B2C, pero afortunadamente viró hacia un modelo B2B SaaS. “Proporcionamos nuestro motor de inteligencia a nuestros socios minoristas y los ayudamos a vender más vino y hacer que sus clientes sean más felices”, explicaba recientemente su fundadora Tiffany Wang.

“La parte interesante es que cuando comencé, usaba degustaciones solo para conocer a los consumidores. Nunca pensé que Winesona tomaría una ruta B2B. Sin embargo, me resultó obvio que el modelo SaaS y la ruta B2B pueden ser escalables y muy eficientes para la recopilación de datos”.

No es la primera empresa, como te podrás imaginar en abordar el análisis de datos en el sector vinícola. Hay varias empresas que han entrado ya en el campo del Big Data vinícola. ¿La diferencia con esta propuesta? El resto trabaja con los datos que ya poseen las empresas vinícolas (vamos, que no buscan datos nuevos, que es el hueco que ha encontrado este negocio). 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Adiós influencers, hola micro-influencers

http://zyper.co/

El problema de los influencers es que no son fans de las marcas. Así que no te diriges a fans de tu marca para venderles más sino que buscas a sus fans para venderles a ellos con calzador. Pero, ¿y si pudieras dirigirte a los fans?

Ese es el hueco que quiere cubrir la británica Zyper.

Se trata de una plataforma de software P2P que ayuda a las marcas a identificar, administrar y cuidar al 1% de sus fans. Por "1%" se refiere a los fans más apasionados por la marca, que las cosas como son, no superan más de 1%... en el mejor de los casos de tu base de clientes.

¿Cómo lo hace? Primero, localizándolos con algoritmos que analizan su actividad y sus comentarios en redes sociales, con independencia de su volumen de seguidores. Segundo, tratándoles como si fueran influencers de primera línea con millones de seguidores. Vamos, nada nuevo en el contenido, pero totalmente innovador en el continente.

Piensa en un híbrido entre Buzzsumo y Brandwatch, que encuentran a personajes influyentes clasificando su nivel de influencia en cualquier canal de comunicación desde el principio de los tiempos –entiéndase de Internet–, y Fheel, que detecta a los influencers que mejor ROI van a suponer para tus acciones de marketing.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo