Ideas de baja inversión para ganarte muy bien la vida

Montar un negocio con una baja inversión inicial es una opción muy válida para muchos emprendedores. Sobre todo, en aquellos sectores que tienen grandes posibilidades de crecimiento.

baja inversión

Marketplace C2C

Un modelo de baja inversión y aprovechando que está de moda la sostenibilidad y el impulso de la economía circular, puede ser la creación de plataformas para la venta de artículos de segunda mano, las cuales cobran más valor que nunca. Se basa en la creación de plataformas que ponen en contacto a usuarios interesados en deshacerse de algún bien que ya no utilizan con otros que los necesitan. De aquí el nombre costumer to costumer (C2C)

Wallapop o Vibbo (ahora propiedad de Milanuncios) son algunas de las soluciones que ejemplifican el modelo y que demuestran que funciona.

Servicio de Outplacement

Se basa en ofrecer un servicio a empresas con problemas o amenazas de cierre ayudándoles a recolocar a los empleados que se ven obligados a despedir. Sería una especia de agencia de recolocación de empleados para cuyo desempeño hace falta disponer de muchos contactos en el mundo corporativo y experiencia en áreas como la de recursos humanos. Existen empresas que realizan labores de asesoramiento de Outplacement tanto a nivel corporativo como individual y, aunque la barrera de entrada es alta en cuanto a experiencia y relaciones, la inversión para moverte por tu cuenta en este mercado es prácticamente nula y suele ser un servicio muy bien pagado. 

Gestión hotelera

Desde un punto de vista de la tecnología, herramientas que ayuden a optimizar la gestión de precios, la ocupación y la reputación en todos sus canales: decidir qué ofrecer, a quién y cómo, según el momento y lugar donde esté. También necesitan innovar en procesos de check-in automáticos. Y la introducción de la realidad virtual, la realidad aumentada y las imágenes 3D para combinar el mundo virtual con el real.

La ‘pet economy’

En España ya hay más hogares con mascotas que con niños. Fruto de este fenómeno y de los cuidados que se les prodigan, surge toda una industria centrada en la economía de las mascotas, la pet economy, un boom que se extiende en todo el mundo y mueve miles de millones cada año.

Algunos algunos de los negocios que giran en torno a este mercado no son sencillos porque, en muchos casos, son réplicas de otros dirigidos a los humanos, como pueden ser las clínicas o las peluquerías. Sin embargo, abre también la puerta a otras opciones al alcance de cualquier amante de los animales.  Surgen así ofertas con servicios de paseo y alojamiento temporal de mascotas a los que algunos, con más experiencia, añaden entrenamientos particulares.  También puedes ofrecerte como fotógrafo profesional especializado en mascotas, retratista o dedicarte a buscar mascotas perdidas por cuyo hallazgo suelen ofrecerse recompensas económicas.

En cualquier caso, deberás tener en consideración todas las limitaciones de este mercado en España el nuevo Código de Protección y Bienestar Animal que reconoce a los perros y gatos como “seres vivos dotados de sensibilidad” que considera seres sintientes y con sus propios derechos.

Venta de sellos 

Aunque menos, la filatelia y la numismática conserva la simpatía de miles de aficionados al coleccionismo. La prueba es que numerosas localidades españolas mantienen la costumbre de reservar un espacio público y un día determinado a la semana para que estos aficionados puedan hacer sus transacciones e informarse de las últimas novedades.

Algunas de estas piezas están muy bien valoradas, como los que muestran la imagen de Isabel II impreso, por error, en color azul en lugar del naranja. Son muy escasos y uno de ellos fue vendido en 1974 por 450.000 dólares. Si dispones de alguna colección, lo primero que tienes que hacer es tasarla y documentarla, luego ya puedes ponerlos a la venta en portales especializados, como ‘todo coleccción’ aunque también se puede tokenizar convirtiéndoles en un NFT, claro que parte de la gracia del coleccionismo radica en la conservación 

Marketing de experiencias

Se trataría de desarrollar ideas para restaurantes, comercios, hoteles… orientadas a generar engagement con sus clientes a través de experiencias. Por ejemplo, organizar charlas sobre arte con profesionales del sector.