5 ideas con futuro para emprender sin ser digital

En un momento en el que parece que cualquier nueva idea de negocio que se acometa tiene que pasar por la digitalización, quedan todavía oportunidades para aquellos que huyen de la tecnología sin renunciar, por ello, a la innovación.

Ideas

Digital y sostenible son dos palabras que acompañan ahora a cualquier emprendimiento. El problema es que no todos los emprendedores se sienten capacitados para aventurarse en la digitalización ni todos disfrutan igual de la tecnología. Para aquellos emprendedores que se sienten más cómodos moviéndose en terrenos ya explorados, pero sin correr el riesgo de quedar fuera del mercado por el exceso de obsolescencia José David Fernández, experto en reinventar modelos de negocio tradicionales, ofrece estas 5 ideas de negocio tradicionales pero con mucho futuro en este momento atendiendo a su máxima de que “lo sencillo siempre triunfa”.

Mecánico de coches

Aunque al coche eléctrico le queda aún un largo recorrido para dar el salto al vehículo de masas, la tendencia es al alza. Así, al menos, lo ponen de manifiesto los datos relativos a las ventas. Según señala Fernández, durante el pasado mes de marzo las matriculaciones de vehículos eléctricos en España se situó en 2.271 unidades en España. En el caso de Europa, las matriculaciones de vehículos eléctricos, entre puros e híbridos, alcanzaron en total los 1,21 millones de unidades. Lo que representa el 10,6% del mercado total, conforme a los datos que barajan en Jato Dynamics

La previsión es que la tendencia se mantendrá al alza en ese intento de la industria automovilística de alinearse con las medidas europeas para combatir el cambio climático, donde se contempla el objetivo de 30 millones de vehículos de cero emisiones para el  año 2030, según las estimaciones de la UE. 

Junto a los coches eléctricos surge la necesidad de un mecánico especializado en esta área. “Estos profesionales se parecerán más a los que ahora arreglan lavadoras o televisores que a los tradicionales mecánicos con las manos manchadas de grasa”, sostiene José David Fernández, quien añade: “una nueva profesión en crecimiento provocará que los especialistas en este tipo de vehículos cada vez sean más demandados. Una profesión aún en pañales y que, bien gestionada y enfocada, puede tener mucho crecimiento”, concluye. 

Asesoría de reformas

Uno de los sectores que más crecimiento ha experimentado en tiempos de confinamiento y la pandemia corresponde al de las reformas del hogar. Mucha gente se ha visto impulsada a rediseñar su casa pensando en estancias más prolongadas de lo que eran habituales.

“Pero si hay algo estresante y que requiere tiempo, es elegir bien la empresa de reformas y todas las gestiones que hay que hacer antes de que empiecen los trabajos, durante e incluso después, cuando todo esté terminado.

Por eso la figura del asesor de reformas externo ahorra muchos de esos dolores de cabeza al propietario al encargarse de elegir empresa que va a ejecutar la obra cuando te encuentras con 5 presupuestos parecidos y no saben a quién elegir. Pero además, se ocupará del seguimiento y la supervisión de la reforma”,  recuerda el consultor de modelos de negocio. 

“Una reforma puede ser complicada de gestionar porque son varios los profesionales que tienen que intervenir (pintores, albañiles, fontaneros, electricistas, etc.) pero tener una persona que coordina y gestiona a todos puede ser de lo más útil y tranquilizador para el dueño de la casa”, concluye.

Asesoría para el bienestar mental en la empresa

Estrés, ansiedad o depresión figuran entre los principales motivos de baja laboral. En España, solo el estrés laboral provoca casi el 30 % de las bajas laborales, según el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS).

La pandemia ha acentuado la aparición de estos casos, en parte debido, según este experto, al distanciamiento social y al teletrabajo con un consecuente descenso en productividad. 

“Para prevenir e intervenir de forma precoz en la salud emocional de los trabajadores, la figura del asesor para el bienestar mental en la empresa ayudaría a mejorar la salud integral entre los trabajadores, lo que aumentaría la productividad y mejoraría el clima laboral”, sostiene.  

Se trataría de un psicólogo que prestara servicio dentro de la empresa encargado de “evaluar y hacer seguimiento constante de cómo se encuentra el trabajador. Consiste en ir más allá de los típicos cursos de prevención de riesgos laborales en los que te explican qué debes hacer y qué no, sino que este asesor interno hace un seguimiento real constante dentro de la empresa. 

Cuando las personas cuentan con un buen nivel de salud física y emocional, rinden más y mejor. Las organizaciones saludables son más eficientes y retienen el talento más”, recuerda Fernández.

Profesional para el acompañar a personas mayores en domicilios

La población cada vez está más envejecida y la previsión es que siga en aumento durante los próximos años. Recurre Fernández al último Informe de envejecimiento del CSIC, donde se advierte de que hacia 2050 la población mayor de 65 años duplicará la actual, los mayores serán el doble que la cifra de niños y la presión sobre los sistemas de protección social continuará aumentando.

Pero ni todos los mayores son personas dependientes ni todos necesitan cuidados especializados. A veces, les basta con recibir una pequeña ayuda en las tareas diarias y/o acompañamiento.

Pero hay muchos mayores que no son dependientes, ni necesitan cuidados importantes, sino simple ayuda en las tareas diarias o acompañamiento.  “Esto no está cubierto por la ley de dependencia y muchas de estas actividades, como sacar dinero del banco, cocinar, acompañamiento, o incluso enseñarles cómo usar un móvil u ordenador, hasta ahora las realizan voluntarios y llega el momento de profesionalizarlo”, explica el consultor de negocios, David Fernández. 

La idea es profesionalizar estos servicios y, al dejar de ser “voluntarios” poder exigir la calidad y responsabilidad propia de una profesión reconocida.

El profesional de acompañamiento de personas mayores podría cubrir todas las necesidades que pueda tener la persona dentro de una residencia pero con la comodidad y libertad de estar en su propia casa. 

En los oficios tradicionales

Los hábitos de consumo están cambiando. Ahora muchas personas se sienten más cómodas en espacios privados y prefieren organizar reuniones en su casa o en la de sus amigos. Con el foco en esta preferencia, surgen oportunidades de negocio como, por ejemplo, chefs o cocineros profesionales que se traslada a un domicilio particular para ofrecer su servicio. Es, además, una forma óptima de tener el control de todos los alimentos e ingredientes que vas a consumir. 

Por otro lado, “pero siguiendo la línea de consumo sostenible, cada vez somos más conscientes sobre tener un consumo más responsable y personalizado, que unido a querer ahorrar dinero y recursos están haciendo resurgir profesiones que parecían desaparecidas como el zapatero, la modista, arreglos de ropa o carpinteros”, señala Fernández.

Gestionar Cookies